MONT-REBEI: CRESTA URQUIZA – OLMO.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banner-blog-pakocrestas-1.jpg
SOMOS ESPECIALISTAS EN ORGANIZAR VIAJES DE TREKKING Y MONTAÑA PARA GRUPOS POR TODO EL MUNDO: https://www.catalonia-trekking.com/vist-trek-planeta-tierra/
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banner-blog-pakocrestas-2.jpg
SOMOS ESPECIALISTAS EN ORGANIZAR VIAJES DE TREKKING Y MONTAÑA PARA GRUPOS POR TODO EL MUNDO: https://www.catalonia-trekking.com/vist-trek-planeta-tierra/
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banner-blog-pakocrestas-3.jpg
¿QUIERES VIAJAR CON PAKO CRESTAS, EL AUTOR DEL BLOG? VISITA NUESTROS PRÓXIMOS DESTINOS EN: https://www.catalonia-trekking.com/viajes-mon-petit/

SIGUENOS EN INSTAGRAM: https://www.instagram.com/pakocrestas/

SIGUENOS EN FACEBOOK: https://www.facebook.com/pakocrestascom/

FOTO PAKO CRESTAS

Introducción: Cuando escalé la cresta Urquiza – Olmo, quedé tan gratamente sorprendido, que me prometí hacer una visita al Joaquim Olmo a su tienda de material de montaña, que tiene en Barcelona, y regalarle una botella de buen vino, en muestra de agradecimiento. Como tantas otras promesas propias, quedó en un segundo plano y aún no he tenido tiempo de cumplirla. Que quede constancia de que no ha sido por falta de voluntad, sino que el día a día me han llevado por otros derroteros. Quede aquí, como fedatario público, el compromiso escrito en este libro, y si algún día el beneficiario de la promesa exige lo que por derecho le pertenece, será justamente retribuido.

Y es que la cresta, y todo lo que la rodea, no tienen comparación posible. Sin duda estamos ante la mejor cresta del Pre pirineo. Única en por sus cualidades y ambiente. Todos los ingredientes complementarios ayudan a exaltar estas gratas características: Las impresionantes paredes del Congosto de Mont-rebei como telón de fondo, la visita previa a los despoblados del valle d’Estall, el camino de aproximación (llamado camino de “les Cireres d’Arboç”), la soledad impuesta de la ermita de Santa Quiteria, etc… Y el propio recorrido no tiene desperdicio posible: la roca es buena, a tramos excelente. El equipamiento generoso (más tratándose de una cresta, cuando la mayoría de ellas no tienen ni equipamiento testimonial), abundan los filos aéreos, el patio, los pasos sobre el vacio. Los rápeles también son variados, alguno casi cómico, otros espectaculares. La medida de la cresta también es completamente apropiada a las pretensiones para un buen día: ni demasiado larga, ni demasiado corta.

FOTO PAKO CRESTAS

La cresta de Mont-rebei es una llamada a lo que ya empieza a ser una nueva modalidad de actividades en la montaña: la escalada de crestas de media y baja montaña. Todo un mundo que, de bien seguro, dará más que hablar en los próximos años. Los cresteristas ya no tendremos que esperarnos a que se retire la nieve de las altas cumbres, ni deberemos ir corriendo contra reloj contra las nubes de evolución diurna. ¡Bienvenidos al cresterismo deportivo! Creo que, cuando vea a Joaquín, llevaré dos botellas, en vez de una. Por si la quiere compartir y para no quedarnos cortos.

Cumbre principal: La cresta en si muere en una zona de bosque, se debe considerar que la parte culminante es la ERMITA DE SANTA QUITÈRIA, si bien, también es cierto de que no se trata de ninguna cumbre.

Dificultad: Difícil. Tramos de quinto grado. No obstante, a pesar de que técnicamente hablando sea más difícil que muchas de las crestas del Alto Pirineo, la escalada de esta cresta resulta más gratificante y de menor envergadura y compromiso que la mayoría.  Roca excelente y buen equipamiento.

FOTO PAKO CRESTAS

Horario: 4 horas y 30 minutos.

Primera ascensión: Año 2003, Juan Urquiza y Joaquim Olmo.

Material útil: Cintas exprés. Friends variados y cintas para sabinas.

Cartografía útil:  Mapa comarcal de Catalunya, editado por el I.C.C, escala 1:50.000. Hoja 23 LA NOGUERA.

Punto de partida: Despoblado de MONTFALCÓ. En la actualidad se ha rehabilitado el enorme caserón situado en el lugar en el que dejamos el vehículo.

Acceso: Por pistas forestales desde PUENTE DE MONTAÑANA, pasando por el despoblado de ESTALL.

Aproximación a la cresta: Muy atractiva y cómoda, puesto que es de bajada. A los primeros ascensionistas de la cresta, no solo debemos agradecerles el descubrimiento, la divulgación y el equipamiento  de esta excelente cresta de baja montaña, sino que también debe tenerse en consideración el trabajo previo de señalización y limpieza del camino, el cual le dieron el nombre de “camí de les Cireres d’Arboç”. Debemos seguir el camino, en dirección este, que nos lleva a la ERMITA DE SANTA QUITÈRIA (señalizado), a partir de aquí seguir el cordal fácil, con mucho arbusto, hasta un lugar donde abandonamos el cordal y, con la ayuda de cadenas y pasamanos, empezamos el descenso del “camí de les Cireres d’Arboç”, siempre por la vertiente norte del cresterio. En un lugar determinado pasamos entre la cresta y una gran aguja que recibe el nombre de AGULLA MONTSERRAT CLOTET.

FOTO PAKO CRESTAS

El camino, lleno de sorpresas, pasa por el frente de l’AVENC DE LA CARMELA, un descubrimiento más de los propulsores de la cresta. Poco después, ya cercanos a la cresta y antes de llegar a la parte más baja, divisamos una especie de brecha (el camino pasa muy cerca), donde empezaremos el recorrido. La verdad la entrada original está al otro lado de la pared, y discurre por una fisura vertical y peleona de 6ª. No obstante, las dificultades de este tramo inicial y completamente opcional, rompen con las características del resto de la cresta, motivo por el cual son pocas las cordadas que escalan este primer tramo difícil. Contar 1 hora de aproximación, sin prisas.

Recorrido: Ya desde buen principio el cordal nos depara lo que será la tónica de la cresta: roca buena, pasos divertidos, calcáreo excelente, pasos breves y continuos y equipamiento de parabolts en los lugares más apropiados. Hay que seguir el cordal ascendiente (dirección oeste), sin pérdida alguna. Tramo aéreo, de cordal, con pequeñas secciones o muretes de IIº y un primer tramo de IVº en arista, luego IIIº / III+ abundante. La cresta puede realizarse mediante largos de cuerda, si bien en este primer tramo resulta más aconsejable ir en ensamble, para ganar tiempo y evitar el fatigoso roce de las cuerdas. No obstante, si deseamos montar relevos, los mismos están instalados a distancia de 35, 60 y 40 metros respectivamente, hasta situarnos en una brecha con un rellano. Antes de llegar a este cómodo lugar habremos destrepado un paso más curioso que difícil, breve bloque con ligero desplome de IVº / IV+.

FOTO PAKO CRESTAS

Desde la brecha vemos cerca el camino por el cual habremos realizado la marcha de aproximación. Seguir recto por una especie de bloques fisurados verticales con roca excelente (IVº), que nos llevan a la vertiente sud de la siguiente aguja, la cual no llegamos a escalar, sino que le damos al espalda, ya que al volver al cresterio lo haremos por la brecha situada más al oeste de la citada aguja, que fue bautizada como AGULLA TERESA. No obstante sí que seguiremos el filo de la cresta (bloque en forma de dado), conjunto de IVº – IV+, hasta ascender la siguiente aguja, que recibe el nombre de AGULLA ISABELA. Descendemos a una angosta brecha mediante un espectacular pero breve rápel de 6 metros. Escalamos un breve muro, compacto, con una sección ligeramente desplomada, pero con presa buena y roca excelente (Vº), hasta situarnos, tras 15 metros de grata escalada, en la cumbre de la tercera aguja, que recibe el nombre de AGULLA MARIA.

Nuevo rápel de 10 metros vertical y ante nosotros el tramo más bonito y espectacular del periplo y, a la sazón, uno de los mejores tramos de escalada en cresta que ha recorrido el autor de estas líneas. Se trata de una arista afilada, en forma de arista de cuchillo cortante, bastante vertical, a la que accedemos por una breve fisura para continuar después agarrándonos al labio del espolón con los pies en el margen izquierdo. Escalada mantenida, conjunto de IVº y luego Vº en la parte alta, donde la arista más bien ya es un frontón. La escalada de esta aguja con filo recortado obliga a un largo de 55 metros hasta una nueva brecha, largo “cinco estrellas”. Parabolts. El siguiente tramo también es una sección de espolón – arista, ya no tan vertical ni espectacular, con pasos de bloques y conjunto de IVº, que nos sitúa en la cumbre de un nuevo gendarme donde encontramos otra instalación de rápel. El rápel en si es espectacular y largo, en realidad son dos de 35 metros cada uno con una repisa intermedia, y que nos deposita en una angosta y sombra chimenea interior. Escalamos la corta pared que da acceso a la arista de la aguja situada al otro lado de la chimenea (IVº) y tan pronto salimos de la oscura chimenea, volvemos a deleitarnos con la escalada de un espolón arista bastante vertical y aéreo, sobre roca buena, que hará las delicias del cresterista (conjunto de IVº mantenido, con una tramos de IV+ en la parte alta). Seguros fijos, parabolts, en los tramos claves. Si no tenemos suficiente con un largo de espolón, a continuación tenemos otro de similar, 45 metros más de escalada por el filo aéreo, sobre un espolón rocoso, que nos lleva a la cumbre de la siguiente aguja, que recibe el nombre de AGULLA MADONA.

FOTO PAKO CRESTAS

Nuevo rápel de 15 metros para bajar de la misma. Viene ahora el tramo que, quizás, resulte más enojoso de la cresta, puesto que la roca ya no es de tan buena calidad. Seguimos por la arista hasta que un espolón monolítico nos barra el paso. Será el momento de buscar una repisas oblicuas que ascienden en diagonal hacia la derecha (IVº – III+), hasta un rellano donde montaremos reunión. Superar unos bloques verticales y fisurados, de roca muy buena, mediante unos pasos atléticos y agradables, que nos depositan de nuevo en el cordal. Breve rápel de 6 metros seguido de otro de 15 metros con una diminuta punta intermedia. Tras este último rápel escalamos una vertiente bastante arbustiva, con gradas y pequeños muretes (IIIº – IVº Aislado y IIº), que nos deposita al final de las dificultades. Seguimos el cordal, ya fácil y sin complicaciones, hasta la ERMITA DE SANTA QUITÈRIA, coincidiendo, por tanto, con el trazado de la marcha de aproximación.

Descenso: Como ya hemos descrito previamente, el descenso forma parte de la ascensión de la última sección de la cadena, por la cual habremos realizado la propia marcha de aproximación. Es este sentido, tanto aproximación como descenso son bien atípicos, ya que el primero se realiza en sentido descendiente y el segundo en sentido ascendiente. Del final de las dificultades hasta el coche, pasando por la ermita, debemos contar poco menos de 30 minutos.

FOTO PAKO CRESTAS
  1. bloques fisurados de roca excelente IVº
  2. AGULLA MARIA – Vº
  3. Arista afilada – IVº – Vº
  4. Dos rappeles de 35 metros – angosta chimenea interior
  5. AGULLA MADONA
  6. Vertiente arbustiva, gradas y pequeños muretes (IIIº – IVº)
  7. Arista de la ERMITA DE SANTA QUITERIA

======

Autor PAKO CRESTAS. No se permite la reproducción total o parcial del presente reportaje sin el consentimiento expreso y escrito del autor.

Deja un comentario

Archivado bajo CRESTAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s