Archivo de la categoría: PRIMERAS ASCENSIONES

AGUJA DE PINARRA – MIXTO DE DENOMINACIÓN DE ORIGEN.

banner blog pakocrestas

¿QUIERES VIAJAR CON PAKO CRESTAS? – CLICKA FRASE – VISITA www.catalonia-trekking.com ó envia mail a pakocrestas@gmail.com ó whatssap al 0034 615626813

Pinarra (1)

Amo

nuestros rincones

cuando la niebla

me los esconde;

cuando no me deja ver

qué es lo que oculta.

Pues entonces empieza a desvelar

lo guardado …

Aquellos rincones

que comienzan

a surgir dentro de mí.

(Poema titulado “Guer bazterrak” de Joseba Sarrionandia)

Pinarra (2)

La escalada mixta es, en mi modesta opinión, la escalada por excelencia. Es el marco en el que todo se mezcla, nieve, hielo, roca, verticalidad; y donde nada prevalece sobre lo otro. Es exigente, expuesta, extraña, con frecuencia incalificable y de difícil graduación. Depende en exceso de las condiciones del terreno, y en gran medida, de nuestras propias condiciones psíquicas. De aquel desconocido que la sociedad nos enseña a esconder y que se llama miedo. Mixto, la escalada de las escaladas. Desde que cayó en  mis manos el libro de “Técnica de hielo” del inigualable Yvon Choinard, –sin dada el mejor manual de escalada glaciar que nunca podrá existir –, leí la que pasó a ser mi definición favorita sobre este tipo de escalada: “Moderamos nuestra velocidad en cuanto empezamos a luchar con una mezcla de empinadas rocas, hielo y bloques descompuestos cubiertos de protuberancias de nieve. Dificultad general y escasos medios de aseguramiento. Creo que esto es lo que llaman escalada mixta” Son palabras de Chris Jones, otro gran maestro del alpinismo.

Pinarra (15)

Otra gran definición, extraída de otro personaje irrepetible, llamado Walter Bonatti, y que también encontramos en el recogida en el libro de Chouinard,  nos dice lo siguiente: “¿qué es la escalada mixta? Es el terreno típico de las pendientes norteñas. No es todo roca ni es todo hielo. No hay pasajes de sexto grado; pero a cada paso a uno le gustaría tener una clavija sobre la que asegurarse, porque pocos son los buenos agarres y las presas de pies no son de fiar, y así no es posible asegurar al compañero. El hielo hace brillar el granito, nivela las asperezas, las pule, y dondequiera que no haya tenido éxito en concluir su obra deja una película casi invisible sobre la roca. Rellena cada delgada ranura, cada pliegue y cada grieta con translúcido hielo verde. Uno se encuentra pegado a una superficie uniforme resbaladiza, que le cubre la cabeza y se extiende debajo de los pies, sin vida, hostil y repelente, con frías sombras y luz filtrada. Uno necesita escalar rápidamente para apartarse de esa trampa que le rodea y, sin embargo, deberá medir agonizantemente cada paso.

Pinarra (3)

Una vez más recorremos kilómetros y más kilómetros en busca de la cascada perdida. El invierno del 2.001 ha sido una temporada catastrófica para los pirineistas amantes de la escalada en hielo. Quizás porque llevábamos dos inviernos excepcionalmente fríos, y nos habíamos comenzado a mal acostumbrar. Ahora volvemos a la historia de antaño: … “me han dicho que en tal sitio,” … “es posible” … “La meteo pronostica una nueva subida de temperaturas” … “hizo frío, pero tan solo dos días” …

Hace un día de aquellos que todos calificarían como magnífico; la montaña está preciosa: Nieve abundante, colores brillantes, temperatura agradable, un cielo azul intenso …

Pinarra (4)

En realidad los alpinistas somos unos amargados, cualquier esquiador, excursionista o escalador de roca consideraría la jornada de hoy como la más ideal de las jornadas posibles. Y nosotros agobiados por el exceso de calor, por el exceso de nieve, por el exceso de buen tiempo … – Lluís habla distante. Sabe que tendríamos que haber ido a escalar una pared de roca en el pre-pirineo, y evitar la desagradable sensación de perder el tiempo, el dinero y las ganas de escalar.

Mi compañero tiene razón, somos unos descontentos, caminamos al revés de todo el mundo y encima no aceptamos equivocarnos.

Pinarra (5)

Entramos al albergue regentado por Carlos, en Candanchú. Desde las anchas vitrinas del comedor se deberían divisar las cascadas de Izas. Pero hoy no se ven, tan solo se insinúan, este invierno no se han llegado a formar. Fuera las calles están llenas de nieve pastosa, que se funde bajo un sol abrasador. Hace tanto calor que parece que toda la nieve tuviese que desvanecerse en cuestión de horas. En cambio las montañas están saturadas, y el elemento blanco se ha enganchado en las paredes nortes, tapizando por completo todos los relieves, hasta los más verticales.

Carlos nos muestra orgulloso su colección de pitones, nos habla de la historia que cada uno de ellos, y nos anima a realizar una ascensión a algún corredor.

Pinarra (6)

– La nieve está aposentada. Ha nevado, ha llovido, ha hecho calor y luego frío. Ha sufrido cambios radicales y constantes, y el manto ya era consistente en noviembre …

Al final, después de dar vueltas y más vueltas a las posibles alternativas, se me aparece en la mente una ascensión que hace tiempo que pretendo realizar, pero que nunca la he visto en las condiciones que consideraba idóneas. No obstante tengo la certeza que ahora debe estar formada. “Si no lo está ahora, no lo estará nunca”. Pienso en mi interior.

Lluís acepta la propuesta sin demasiado entusiasmo. Está hastiado de tanto cambio de plan, de tanta búsqueda, de tantos kilómetros y de tantas deliberaciones delante de incontables cervezas.

Pinarra (7)

El estado de animo nos cambia radicalmente cuando divisamos la Aguja de Pinarra. Esbelta, no exenta de coquetería, semeja ser el guardián de la boca sur del túnel de Bielsa. En su margen derecho se precipita en ruidoso chorro de Pinarra. (!Hay, si aquí helase un poquitín más¡). Por el centro de la Aguja, tal como había imaginado, se dibuja una canal ancha y entrecortada por muros rocosos. Ya podemos ir a cenar tranquilos. Aveces me sorprende lo ridículo que resulta el alpinismo; como nuestro estado de ánimo depende tanto de las escaladas que deseamos realizar. Con frecuencia he oído hablar del alpinismo como el elíxir de la juventud eterna, pero yo más bien diría que la ilusión, la pasión y los estados anímicos que genera son más propios de lo que podríamos llamar una “infancia eterna“.

Eres como un niño – me han recriminado

La montaña me ha hecho heredero de Peter Pan – he respondido.

Al día siguiente, como siempre, salimos tarde. La aproximación es corta y según Lluís en tres horas liquidamos la ascensión. El sabe, tan bien como yo, que serán más horas de escalada, pero en ningún momento mostramos excesivas prisas para emprenderla. “Será que los años de escalada nos otorgan una mayor serenidad, o quizás se trate de un incremento de nuestra holgazanería”. Son las diez pasadas cuando empezamos a caminar. La aproximación, no obstante, es casi nula. Poco menos de treinta minutos de marcha nos separan del inicio de la escalada. La nieve está dura, a pesar de que el cielo esté nublado y la temperatura se mantenga un poco por encima de los cero grados.

Pinarra (8)

Ya el primer largo nos augura las características de la ascensión: tramos de nieve dura y otros de nieve granulada, combinada con resaltes de hielo y tramos mixtos, algunos visibles y los otros ocultos que requieren ser limpiados.

Ha excepción de un tramo central, todos los otros largos de cuerda presentan secciones complicadas que hacen de la ascensión un bonito ejercicio que nos exige concentración y calma. No llevamos ningún spit, por aquello que consideramos que, en este tipo de ascensiones, cuando te acostumbras, no los hechas a faltar. Alguna que otra reunión, como siempre, se resiste al montaje fácil, pero con cierta perseverancia e ingenio, todas ellas resultan completamente seguras.

Pinarra (9)

En los últimos largos nos sorprende un cambio de tiempo, pero en esta ocasión la tormenta resulta ser apacible. Tan solo niebla y la caída constante de copos de nieve. No hace viento, no hace frío. Por tanto la nevada es bienvenida, amplia la rigurosidad de la alta montaña, sin hacerla desapacible.

Pinarra (14)

La vía concluye en la misma cumbre. En si, la aguja de Pinarra no es más que el extremo de la cresta que, en dirección al N.E., se desprende de la cadena montañosa del Sierra Pelada. Es muy posible que sea la nuestra la primera ascensión a la misma. El descenso lo realizamos mediante ráppeles. Es de noche y la nevada insistente nos hacen temer por la posibilidad de alud. Una de las cuerdas se nos ha roto al recuperarla, justo en el primer descenso. Rozaba con un saliente rocoso y, al estirar, hemos arrancado más de diez metros de la camiseta. No obstante rappelamos con ella. El primero que realiza la operación tiene las cuerdas atadas en la instalación de ráppel, con lo que se elimina el peligro que supone la posible ruptura de la cuerda dañada. El segundo en bajar no tiene más remedio que fiarse de la cuerda estropeada. Por suerte los ráppeles no son excesivamente verticales, y no se fragmenta ninguna de las diminutas trenzas del alma de la cuerda. El problema principal es que los hilos interiores, sin la protección de la camisa, van creando nudos que no logramos desenredar, y el resultado final es que, en el último de los ráppeles, se ha formado una pelota que no pasa por el descendedor. “Realmente, si hubiésemos tenido que rappelar dos o tres veces más nos habríamos visto en un apuro“, le comento a Lluís mientras recogemos el material, ya a pie de pared. No responde, la cuerda rota es la suya; es la primera y la única escalada que realizará con ella. Apenas hace un mes le robaron dos cuerdas más, también nuevas, cuando nos abrieron el coche en el sur de Francia, de viaje hacia los Dolomitas.

Pinarra (10)

Que caro es el alpinismo!!!. Inviertes tiempo, dinero, ilusiones, y encima destrozas el material. Los piolets también se han visto severamente castigados. Las hojas eran nuevas, y ahora parece que hallan sido utilizadas durante todo un invierno.

No importa. La recompensa está aquí, en esta escalada que ya es pasado, en tantas otras que serán futuro, y en el rico y valioso presente en que se traducen los mágicos instantes de las ascensiones.

Pinarra (11)

Clava el piolet derecho en busca de la hierba bajo la nieve congelada. Con la hoja del piolet izquierdo has conseguido encontrar un saliente de roca donde los dientes de aguantan, … un anclaje precario, pero suficiente para mantener el equilibrio. Una vez ancladas las herramientas sube suavemente, traccionando de ellas lo imprescindible. A medida que has estirado el cuerpo has perdido el pie izquierdo del campo de visión. Un ligero ruido a metal te recuerda que el grampón tan solo está arañando la piedra. Sube el pie derecho superando la altura de la rodillo. Las puntas penetran fácilmente en la fina capa de hielo que acaba de crujir para luego fragmentarse. La posición está tomada. Vuelve a observar los piolets. No se han movido. Aguantaran. Un rápido movimiento y respiras hondo. Descargas la presión. Dejaste atrás uno de los pasos. Observas el siguiente … 

Pinarra (12)

FICHA TÉCNICA

AGUJA DE PÌNARRA – PARED N.E. – VIA DELS ELFICS

1a ascensión: Lluis Subirana y Pako Crestas en enero del 2001

Dificultad: 375 metros de recorrido + 150 metros de la canal de acceso

V+ mixto y 85º (resalte). Dificilmente en condiciones. Mixto Pirenaico de D.O. Tramos expuestos.

Material: Completamente desequipada. Llevar pitones variados (sobretodo universales). Friends, tascones y 2 tornillos de hielo. Atención, ciertas reuniones cuestan de montar.

Aproximación: Desde la boca sur del túnel de Bielsa, evidente. 30 minutos

Descenso: Por la cara norte. Rápeles equipados. Peligro de alud.

Pinarra (13)

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo PIRINEISMO, PRIMERAS ASCENSIONES

NUEVAS GOULOTTES DE HIELO EN LA CARA SUR DEL ANETO (MAYO 2011)

banner blog pakocrestas

¿QUIERES VIAJAR CON PAKO CRESTAS? – CLICKA FRASE – VISITA www.catalonia-trekking.com ó envia mail a pakocrestas@gmail.com ó whatssap al 0034 615626813

Sur Aneto (14)

Ya hacía años que tenía en mente la posibilidad de escalar nuevos itinerarios glaciares en la cara sur del Aneto. Se trata de una vertiente solitaria, la más “desconocida” y menos visitada del gigante de la región.

P1040074

 La escalada de esta vertiente planteaba cierta problemática. Una de ellas era ¿en qué época del año ir? En pleno invierno las distancias se alargan se manera significativa, puesto que la marcha a pie empieza en Senarta; al inicio de la larga pista forestal de acceso al valle de Vallhibierna, la cual acostumbra a estar nevada o helada. Las condiciones de la pared tampoco han de ser buenas en esta época del año, el exceso de nieve en la altura impiden una buena transformación de la misma, a pesar de su orientación sur. Principio de primavera es peligroso por los aludes y el quizás aún mayor exceso de nieve; y tampoco se puede tener garantías de que el hielo de la cascada esté formado. Finales de otoño puede ser buena época … aún no han caído grandes nevadas y las primerizas acostumbran a transformarse bien en altura y quedar la nieve endurecida y enganchada a la pared … pero hay un gran diferencia entre nieve dura endurecida y hielo de fusión, y lo que interesaba para la escalada era el segundo.

Sur Aneto (3) 

La mejor opción, sin duda, es el final de la primavera, el mes de mayo. Entonces la larga pista de Vallhibierna ya es practicable para subir en 4 * 4, las pendientes de aproximación se suben rápidamente a punta de crampón y hay posibilidades de encontrar hielo de fusión en la altura. El problema entonces es encontrar compañero de cordada que se deje “enredar”. El escalador invernal relaciona el hielo a la corta temporada de cascadas de hielo en los valles pirenaicos y la mayoría muestran un total escepticismo ante la posibilidad de escalar en hielo en mayo, cuando en las zonas bajas  y en la mayoría de paredes rocosas uno ya va en manga corta y sudando la gota gorda. No se tenían referencias de líneas finas de hielo en la sur del Aneto. Casi todo el mundo piensa lo mismo: “… si hubiesen líneas de hielo en la sur del Aneto, ya estarían divulgadas y se conocerían”, y para más inri la vertiente está muy lejos, comporta una larguísima marcha de aproximación, y hasta que uno no se encuentra a pie de pared no puede responder a la gran incógnita: ¿estarán o no estarán las líneas heladas?

Sur Aneto (9)

Por suerte este invierno puede coincidir en varias escaladas mixtas con una alpinista excepcional que comparte cien por cien esta curiosidad que yo siento por los lugares lejanos y faltos de divulgación, el Eloi Callado. Poco antes escalamos de manera rápida una bonita línea a la pared N.E. del Vallhibierna, otra obertura de una linia directa y helada de una inusual elegancia. Desde la panorámica cumbre del Pico Culebras disfrutamos de una visión frontal de la vertiente sur del Aneto y no tardamos mucho en acordar donde íbamos a hacer la siguiente incursión. La exploración de la vertiente sur del Aneto que tanto anhelaba realizar estos últimos años, sería una realidad una semana más tarde.

Sur Aneto (2) Mayo tiene sus grandes ventajas: días largos, agradables tardes que invitan a cenar fuera de la tienda, sobre los verdes y florecidos prados de hierba… pero también tiene un gran inconveniente: si deseamos escalar de hielo y nieve tendremos que madrugar de manera excesiva, algo a lo que las personas de sangre mediterránea no nos podremos acostumbrar en varias vidas. A las 2 el maldito despertador nos requiere para iniciar la larga jornada “laboral”. Como dos autómatas, con los biorritmos entumecidos, subimos en silencio las largas pendientes situadas sobre el ibón de Llosars, observando cómo, poco a poco, los recortados y aún oscuros cordales, aumentan de dimensión a medida que nos aproximamos a ellos. Por suerte, la recompensa se muestra ante nuestros ojos a la vez que rompe el alba. Estamos bajo la vertiente sur del Aneto y ante nosotros dos finísimas líneas de hielo que rayan esta vertiente vertical, rota y llena de grandes bloques en equilibrio.

Sur Aneto (10)

De hecho la vertiente sur del Aneto ya tiene otras vías algunas de ellas históricas, como la Lariño, abierta a principios del siglo pasado y que discurre por viras repletas de bloques en dudoso equilibrio; y las fáciles canales de Llosars o del Sita, raramente recorridas. La verdad es que fuera de las canales de nieve fáciles situadas en el margen izquierdo, la pared no invita a la escalada en roca. Su aspecto es bastante calamitoso. A pesar de ello hace relativamente poco se abrió una linia de roca directa al Aneto por esta vertiente, y sorprendentemente la cualidad de la roca en las zonas verticales resultó ser bastante buena, se trata de la vía “Sur Directa” abierta en agosto del 2006. Las dos líneas de hielo de las goulottes “petit Crestas” y “Pirena” discurren, respectivamente, a la derecha e izquierda del frontón rocoso de la susodicha directa estival.

 Sur Aneto (1)

Eloi y yo estábamos ahora ante un verdadera regalo a la perseverancia. Dos líneas de hielo de fusión, rectas, efímeras y verticales, que nos debían llevar de manera directa al a cumbre más alta de la cordillera pirenaica. 

Sur Aneto (11)

La primera de las goulottes, la que más tarde bautizamos como “petit Crestas”, fue de ejecución rápida por varios motivos: solo las primeras horas del día son aptos para escalar en hielo cuando la temporada está tan avanzada (estamos en el mes de mayo), Eloi es un escalador excepcional, que se mueve con una soltura y velocidad envidiable y solo escalando de manera presta podríamos encadenar las dos canales antes de que las temperaturas aumentasen en exceso.

Sur Aneto (4) 

Y así fue, poco más tarde destrepamos la canal Sita que nos situamos a pie de la segunda goulotte, que resulta ser más vertical y difícil que la anterior. A pesar de que aún es pronto, la parábola del Sol en el mes de mayo hace que el mismo enseguida gane altura e ilumine con cálidos rayos la totalidad de las vertientes de las montañas, inclusive las orientadas al norte. Por “suerte” unas brumas matinales, preludio de la más que previsible tormenta eléctrica, empiezan a cubrir paredes y cordales, lo que evita que el sol directamente a las frágiles cascadas por las que debemos escalar. No obstante la escalada se muestra muy delicada. Hace calor, la cascada gotea por doquier y parte de ella no deja de ser una fina lastra adosada sobre el granito. Para más tensión a mitad del segundo largo encontramos una columna colgante que no queremos ni mirar. Prohibido tocarla. Eloi escala con extremado cuidado y con una soltura que solo tienen aquellos tocados por el don del buen arte del alpinismo y los largos años de experiencia. Yo me encuentro en una reunión un tanto desprotegida (no habían opciones que montarla en un lugar más seguro) y la tensión va creciendo en mi interior, ante la posibilidad de que se desprenda parte de la cascada. Por supuesto no le comento nada a Eloi, el sabe mejor que yo a que estamos jugando y cualquier comentario por mi parte tan solo contribuiria a aumentar su tensión, que también es elevada dada la precariedad, dificultad y exposición de la escalada. Por suerte tomo la previsión de dejarme colgando la mochila de una sola nansa, por si la misma me debe servir como escudo improvisado (consejo que no enseña ningún manual de alpinismo). Y como si fuese un oscuro preludio de los acontecimientos,  una bloque relativamente grande se le desprendió a mi compañero cuando ya estaba a punto de concluir el largo. Piedra que se dirigió directamente al emplazamiento de la reunión, ante los gritos de advertencia y la mirada atónita de Eloi. Por suerte me pudo medio esconder bajo la mochila lo que me ayudó a absorber la fuerza principal del impacto. Un buen susto, la mochila rota, la cantimplora abollada y un buen impacto en el pie y en la pierna sin fractura final, fueron las única consecuencias de este desagradable incidente. A pesar del mareo inicial y de tener el cuerpo bastante adolorido, Eloi pudo finalizar el largo, montar una sólida reunión y yo pude reunirme con él poco más tarde, después de escalar el difícil largo. 

Sur Aneto (5)

Descenso largo, silencioso, contentos por las vía, pero dispersos, pensativos y dubitativos por lo que hubiese podido ser un grave accidente. Yo voy cojeando, Eloi cargado como un mula, lleva el todo el material y las cuerdas. Yo se lo agradezco enormemente, puesto que ya bastante tengo con ir bajando poco a poco con este dolorido cuerpo que me ha quedado. Las nubes ya se han cerrado por completo, caen las primera gotas y la tormenta ruge cercana, por la zona de los picos de Vallhibierna. El Aneto queda a nuestra espalda, invisible, impasible, ajeno a nuestros pequeños “triunfos humanos”. Concluimos aquí breve episodio personal de la ya larga lista de aceres pirenaicos. Estas dos líneas tienen un significado especial para dos enamorados del Pirineo como somos Eloi y yo. Independientemente de la dificultad y la relativamente corta longitud, se tratan de las líneas de hielo más altas de la cordillera y que concluyen en el punto más alto. Un bonito, breve y humilde episodio más en la enciclopédica historia del pirineismo. Movidos por cierto romanticismo dedicamos estas fugaces y bonitas líneas a aquello que más queremos, por eso llevan los nombres de “Petit Crestas” y “Pirena”, cuyas respectivas sonrisas de 6 y 5 años nos esperan al volver al hogar, ajenos a los extraños entretenimientos de sus padres.  

Sur Aneto (6)

FICHA TÉCNICA 

CARA SUR DEL PICO ANETO, 3.404 m.

Punto de partida:      Refugio de Coronas (conocido como la cabaña de pescadores), 1.950 metros.     

Aproximación: Subimos hacia el este remontando el valle de Vallibierna siguiendo el G.R. hasta los planos de la Pleta de Llosars. En este punto abandonamos el G.R. y subimos por el camino con hitos que nos lleva, en dirección N.E. hasta el Ibón de Llosars (2.580 m). Seguimos remontando chancales y neveros (dependiendo de la época del año) ganando altura de manera directa y evidente hasta el pie de pared, ya bien visible durante la última fase de la marcha de aproximación. Calcular de 4,30 h a 5 h.

Descenso: El descenso más cómodo es por el Collado y el Valle de Coronas hasta la cabaña de Vallibierna o Refugio de Coronas. Si hemos acampado en el valle de Llosars, tanto en la zona de la Pleta como en la zona del Ibón, lo más cómodo para el descenso será bajar por la propia canal Sita, que tiene instalado dos rápeles de 30 metros. Calcular 3,30 h para el descenso. 

Sur Aneto (13)

Época aconsejable: normalmente las canales pueden ser practicables de noviembre a finales de mayo, principios de junio. No obstante las dos goulottes directas de hielo de fusión tan solo acostumbran a formarse en primavera.

Observaciones: De todas las vertientes escalables que llevan al rey pirenaico, ésta es la más atractiva, si bien no deja de ser relativamente corta, las escaladas tienen un gran ambiente.

Sur Aneto (12)

Directa Petit Crestas 

Recorrido/dificultad: 250 metros. El primer largo y medio presenta tramos de 70º – 75º y M4. Zona intermedia de 55º – 50º y salida final y directa a la cumbre de 60º – M3.

1a ascensión: Eloi Callado y Pako Crestas en mayo del 2011.

Características y condiciones: Directa y atractiva linia que presenta resaltes continuos sobre hielo de fusión y un tramo final mixto fácil con la inigualable elegancia de desembocar directamente a la cumbre del Aneto. 

Material útil: Friends variados, tascones, algún pitón corto.

Sur Aneto (7)

Goulotte Pirena 

Recorrido/dificultad: 250 metros, los dos primeros largos mantenidos, media de 70º – 75º, máxima de 85º y M5, luego ya 55º – 50º. 

1a ascensión: Eloi Callado y Pako Crestas en mayo del 2011.

Características y condiciones: Extraordinaria y excepcional goulotte que presenta la linia de hielo más alta de la cordillera. Toda ella acostumbra a ser una estructura frágil. Atención a la columna en equilibrio del segundo largo y a la calamitosa calidad de la roca en el penúltimo resalte de salida de la goulotte.

Material útil: Pitones variados, friends medianos y pequeños y tres tornillos de hielo cortos.

Sur Aneto (8)

Deja un comentario

Archivado bajo PIRINEISMO, PRIMERAS ASCENSIONES, TRESMILES

TOUBKAL – CORREDORES DEL CIRCO DE IKHIBI SUR

banner blog pakocrestas

¿QUIERES VIAJAR CON PAKO CRESTAS? – CLICKA FRASE – VISITA www.catalonia-trekking.com ó envia mail a pakocrestas@gmail.com ó whatssap al 0034 615626813

Toubkal cara O - (5)

La cabecera del recurridísimo valle de Ikhibi Sur, por donde discurre la via normal del Toubkal, presenta un pequeño circo que en invierno presenta diferentes alternativas para la escalada en nieve y mixto

Toubkal cara O - (2)

FICHA TÉCNICA

Aproximación: Por el valle de Ikhibi Sur, antes de llegar al collado vemos de manera evidente el acceso al circo que queda a nuestra izquierda. Calcular 1 h 40 min.

Descenso: Por la via normal del Toubkal hasta el refugio. 1,15 h a 1,30 de descenso. Casi siempre bien marcado y super evidente.

  1. CHIMENEA CENTRAL

1ª ascensión: Sin datos

Dificultad: Media de 50º. Máxima de 60º Y M4.

Desnivel: 250 m de corredor

Material: 6 friends variados, tascones. 4 pitones

Itinerario: Evidente chimenea que surca la parte central de la pared. A media altura presenta una variante, una salida en mixto de M3 que da acceso a las campas laterales. Variante realizada por Andrés Escribano y Monia Deville durante el 2º Stage Pyrene Ice en febrero del 2018.

Toubkal cara O - (4)

  1. GOULOTTE PETITA ASHA

1ª ascensión: Ismael Antequera, Carlos Enrique López  y Pako Crestas en febrero del 2018

Dificultad: Media de 45º-50º. Máxima de 65º y M4.

Desnivel: 150 m de corredor, 300 m la vertiente contando las rampas de entrada y salida

Material: 5 friends variados, tascones. 1 universal

Itinerario: Estrecha goulotte situada justo al margen izquierdo de la barrera rocosa principal, a tocar de las canales fáciles del margen de la pared. Primer largo de goulotte y el segundo mixto de M3 corto y fácil de proteger. Salida por campas.

  1. GOULOTTE DE LA IZQUIERDA

1ª ascensión: Sin datos

Dificultad: Media de 50º. Máxima de 60º 

Desnivel: 200 m de corredor

Material: personal básico

Itinerario: Canal encajada y mantenida en nieve situada al margen izquierdo de la pared, pocos metros al lado de la Petita Asha.

Toubkal cara O - (6)

  1. CANAL DE LA IZQUIERDA

1ª ascensión: Sin datos

Dificultad: Media de 45º – 50º. Máxima de 55º 

Desnivel: 180 m de corredor

Material: personal básico

Itinerario: La canal situada más a la izquierda. Ancha y evidente. Una manera directa de subir a la cumbre y sin excesivas complicaciones.

Toubkal cara O (3)

Deja un comentario

Archivado bajo CUATRO MILES, MONTAÑAS DEL MUNDO, PRIMERAS ASCENSIONES

GRA DE FAJOL PETIT – ESCUELA DE ALPINISMO INVERNAL DEL PIRINEO ORIENTAL

banner blog pakocrestas

¿QUIERES VIAJAR CON PAKO CRESTAS? – CLICKA FRASE – VISITA www.catalonia-trekking.com ó envia mail a pakocrestas@gmail.com ó whatssap al 0034 615626813

fAJOL (10)

El Gra de Fajol es un conjunto de dos montañas situadas en la cabecera del valle del rio Ter, muy cercanas a las pista de esquí de Vallter 2000.

Por si cercanía, variedad y fácil acceso, se han convertido en una de las zonas más concurridas del Pirineo para los amantes de la escalada en nieve y mixto, hasta el punto que durante los fines de semana se crean verdaderas romerías en los corredores más clásicos, hecho que no pasa si optamos por líneas un poco más difíciles y laboriosas.

fAJOL (11)

Hoy en día la vertiente norte de Gra de Fajol Petit está del todo saturada de líneas, hasta el punto que resultaría difícil inventarse alguna más o colocarla con calzador. El limón está bien exprimido.

Durante años fui uno de los protagonistas buscadores de nuevas líneas y divulgador de la zona, incluyendo la pared en dos de mis guías de escalada en hielo, nieve y mixto del Pirineo. Tras la segunda guía aún tuve tiempo, ganas y sobretodo “espacio” para sacarle un poco más de jugo al tema, hasta llegar a la no nada despreciable cantidad de casi 30 vías y variantes diferentes.

fAJOL (2)

Ya desde tiempos memorables ha sido muy visitado el alto valle que alberga la vertiente norte del Gra de Fajol. Se trata del Circ d’Ulldeter, donde nace el rio Ter y en el que se localizó en primer refugio guardado del Pirineo español. Se trata del refugio homónimo al circo, cuyo primer emplazamiento estaba a un centenar de metros de desnivel por encima del actual refugio. Tanto el antiguo como el nuevo eran y son propiedad de CEC. Del antiguo tan solo queda un trozo de pared con una placa conmemorativa y los restos de lo que fueron las anteriores paredes, ahora reducidas a escombros. Defectos de construcción, las propias inclemencias del tiempo y el abandono durante la guerra civil española, fueron los ingredientes básicos para que el refugio se degradase hasta hacerse inhabitable. En la actualidad el nuevo refugio, mejor situado, tiene todas las comodidades típicas de los refugios de alta montaña y se sitúa justo delante de la pared norte del Gra de Fajol. Desde el mismo la aproximación es más que evidente.

Pako3185

A pesar de la consabida popularidad de la pared norte del Gra de Fajol, no todos los itinerarios reciben múltiples visitas. Como siempre los corredores más fáciles y evidentes son los más clásicos. La canal “estreta” es la estrella. En la misma es habitual ver verdaderos “tapones” de escaladores embotellados en el paso del bloque en el que empiezan y se concentran las dificultades. No obstante, y a pesar de no llega a hacerle la competencia en lo que se refiere a popularidad, quizás la canal clásica más elegante sería la discurre por el diedro del margen derecho del rombo característico situado en el corazón de la pared, canal que es conocida como directa.

fAJOL (3)

A parte de las canales evidentes y clásicas, existe todo un surtido de vías de mixto, algunas verdaderamente atractivas y algunas otras difíciles y expuestas. La roca, delicada en su mayoría, forma unos estratos inclinados y suele ser complicada de pitonar. Si la nieve es abundante y está transformada, vías como la Elfics o el Maestro Cabecicubo están consideradas las verdaderas “must” de la zona. Ambas están situadas en el cuadrante inferior derecho de la pared, y a su lado se han concentrado gran cantidad de líneas, explotando la zona mixta más atractiva de la pared. Otras vías a resaltar en este cuadrante sería el “boig de la ciutat”, con una corta pero sugerente cascada al principio, y el espolón de la Montse: un itinerario caído en el olvido, obra de una gran maestro de las grandes ascensiones: Jordi Tosas.

fAJOL (4)

En el margen izquierdo de la pared también encontramos dos itinerarios clásicos: la canal de l’aresta N.E. i la canal oriental. La primera de ellas, muy cortita ella, tiene un bloque empotrado muy peleón, en ligero desplome y donde la salida acostumbra a ser un mixto con nieve inconsistente. Un rabioso paso de VIº que a veces se oculta casi por completo o llega quedar sepultado por la nieve. La segunda de las clásicas del sector izquierdo, la canal oriental, tiene un largo mantenido y magnífico, que sin ser difícil, sí que resulta agradable a todo aquel que entiende la escalada como divertimento. Más a la izquierda de las canales y paño de pared donde encontramos dos vías mixtas y tanto rebuscadas, pero no por ello carentes de atractivo. Al contrario, la diversidad de pasos bien justifica una visita a estos itinerarios, el segundo de los cuales se ve dulcemente bañado por los rayos de sol de la tarde. Se trata de Profes Mixtics i O Sole Mio. Más a la izquierda del tramo rocoso, una última canal, situada ya casi al margen de la propia pared, que recibe el nombre de Papako, dedicada por unos buenos amigos al que suscribe estas líneas, cuando estaba esperando la increíble experiencia de ser padre por primera vez.

fAJOL (7)

Con el transcurso del tiempo se ha aprovechado la pared hasta agotar sus últimas posibilidades, si bien, como acostumbra a pasar, seguro que aún habrá espacio para nuevas divulgaciones. La última de ellas se trata de una vía con carácter total de escuela de dry tooling, se trata de la vía “La reina de Jade”, bien nutrida de parabolts, que nos permitirá disfrutar de un escalada segura y atractiva sobre terreno mixto, escalando con el auxilio de los piolets y los crampones y asegurándonos con cintas exprés al más puro estilo deportivo. Esperemos que ningún iluminado se ponga el antifaz de “purista” y decida “limpiar” el terreno. Para quien quiera soledad y aventura, que camine y deje en paz a esta escuela, en la lejanía tendrá otras alternativas más aventureras: el Pic de l’Infern y la pared norte del Pic de Prats de Bacivers. Al Gra de Fajol se va a aprender, disfrutar y a mejorar técnicas.

fAJOL (13)

Las última líneas divulgadas se han dado cita entre el espolón Occidental y la canal occidental, se trata de líneas como la canal Occidental Directa, la via Ben Nevis, el micro-diedre o la  vía Haizea. Justo donde la pared norte deja finaliza pero aún queda una especie de zócalo oculto que delimita la facilísima canal occidental por su margen izquierdo. Allá quedaba el último espacio libre que ya hace años fue presa de los depredadores de nuevas divulgaciones, entre los cuales, me incluyo con voraz orgullo.

fAJOL (20)

FICHA TÈCNICA – GRA DE FAJOL PETIT – PARET NORD

Altura de la cumbre: 2.563 metros.

Punto de partida:  Refugio De Ulldeter.

fAJOL (5)

Cómo llegar: El acceso al alto valle del Ter se efectúa por la carretera que nace en el pueblo de Camprodon (accesible des de Ripoll por la carretera C-151 y desde Olot por los túneles de Santigosa).

Una vez en Camprodon ascendemos por el valle del Ter, pasando por los pueblos de Llanars, Vilallonga De Ter y Setcases. Pasado el último puedo la carretera continua asfaltada y casi siempre bien limpia de nieve, al ser el acceso a las pistas de esquí. Siguiendo las curvas ascendemos hasta las pistas de esquí, pasando al lado del Hostal Pastuira, unos trescientos metros pasado el hostal encontramos el aparcamiento Inferior De Las Pistas De Esquí De Vallter 2000. Seguimos la carretera ascendiente que describe unas cuantas curvas y en una de ellas localizamos lugar de partida al refugio de Ulldeter, (aparcamiento y camino indicado) al que accederemos mediante una cómoda marcha de 20 minutos de duración.

fAJOL (14)

Aproximación:     Muy evidente. La pared queda justo delante del refugio y centraliza todas las miradas. Tomamos dirección sur hasta el plateau situado bajo la pared. De 10 a 15 minutos de marcha.

Descenso:   Por la arista oeste hasta el Coll dels Fajols y desde aquí por las vertientes inclinadas (40* – 35*), orientadas al norte y que nos llevan de nuevo al refugio. (30 a 40 minutos para el descenso)

fAJOL (6)

Época aconsejable: De finales de diciembre a principios de abril.

Donde dormir

  • REFUGI DE ULLDETER. Propiedad de CEC, guardado en invierno. Suele estar lleno, por lo que si deseamos pernoctar en él, es más que aconsejable hacer la reserva con tiempo. ulldeter.net 
  • HOSTAL PASTUIRA. Situado a pie de la carretera, justo al llegar a las mismas pistas de esquí. También suele estar lleno todos los fines de semana de invierno. www.pastuira.com 
  • SETCASES / CAMPRODON: Diferentes opciones entre hostales, hoteles y apartamentos. Para más información a la oficina de turismo de Camprodon – http://www.valldecamprodon.org

Gra Fajol croquis (1) con lineas

LAS VIAS DE ESCALADA

  1. Canal Papa Pako

Recorrido/dificultad: 160 m de recorrido + 140 m fáciles hasta la cumbre. Dificultad media de 40º a 50º, máxima de IV+ y 70º.

Primera ascensión: Josep Mula y Laura Piferrer, en diciembre de 2003.

Características y condiciones: vía sinuosa situada en el extremo izquierdo de la pared. Busca los tramos mixtos entre campas de nieve, el tramo más elegante es la salida a la propia arista. Buena alternativa para iniciarse en mixto. Es el corredor con menos aproximación de la pared.

Material útil: alguna cinta larga, 3/4 pitones planos y universales, y friends medianos y pequeños.

Gra Fajol croquis (2) con lineas

  1. Canal del Llom

Recorrido/dificultad: 160 m de recorrido + 140 m fáciles hasta la cumbre. Dificultad media de 40º a 45º, máxima de 55M y IIIº.

Primera ascensión: sin datos.

Características y condiciones: Ascensión fácil y evidente situada ya fuera de la cara norte, más allá de la arista N.E.

Material útil: personal básico. Opcionalmente algo para asegurar si vamos con gente inexperta. 

fAJOL (15)

  1. Vía Profes Mixtics

Recorrido/dificultad: la parte inicial donde se concentran las dificultades consta de 155 m de recorrido, con dificultades medias de IV+ y máxima de Vº/A1. Tras los tres largos mixtos viene un tramo intermedio fácil de nieve, máximo 45º, que poco a poco pierde inclinación hasta desembocar en los lomos de la arista NO.

Primera ascensión: Salvador Pola y Óscar Cortés en febrero de 1998.

Características y condiciones: el nombre de la vía proviene de sus primeros ascensionistas, que se dedicaban a la enseñanza. Vía recomendable para una matinal o previa para prepararse y emprender itinerarios mixtos más exigentes en la misma pared. El ataque discurre por un evidente diedro, único punto flaco de la parte inicial del bastión que sustenta la arista NO del Gra de Fajol Petit.

Material útil: 2/3 pitones (V y plano), empotradores y juego de friends. En la vía sólo hay un cordino en un puente de roca del primer largo. La R1 y R3 se hacen en árboles, y la R2, con la ayuda de un merlet (codo de roca natural).

fAJOL (21)

  1. Vía O Sole Mio

Recorrido/dificultad: 250 m. 50º y IIIº/IVº de media, máximo Vº a 65º en mixto.

Primera ascensión: David Hidalgo y Pako Crestas, invierno de 1997.

Características y condiciones: trazado sinuoso que transcurre por la pared situada a la izquierda de la canal de la arista Nordeste. Vía muy variada: canal, flanqueo, repisa oblicua, diedro… Cuesta encontrar los tramos glaciares con buen hielo, debemos contar con que será escaso y se podrá presentar como verglás. Tramos de roca mala.

Material útil: juego de friends, 4 o 5 pitones variados y 2 cintas para árboles. La vía cuenta con algún espit.

fAJOL (8)

  1. Canal de la Arista Nordeste

Recorrido/dificultad: 160 m. 45º a 50º de media, máximo V+/VIº en mixto, con la posibilidad de encontrar el muro tapado de hielo, entonces se trasforma en una corta cascada de 70º a 75º.

Primera ascensión: sin datos.

Características y condiciones: se trata de la canal situada más a la izquierda de la pared. Presenta un bloque empotrado que, en caso de no estar cubierto de nieve y hielo, puede ser muy problemático de superar.

Material útil: algún pitón extraplano o universal. En caso de encontrar hielo, será conveniente contar con 1 o 2 tornillos de hielo.

fAJOL (9)

  1. Vía Divertimento

Recorrido/dificultad: 200 m. 50º a 60º de media, máximo de 80º. En realidad se trata de una variante de dos largos de cuerda de 60 m+60 m. El resto, hasta llegar a los 200 m, es terreno más fácil.

Primera ascensión: Jordi Costa y Josep Mula en noviembre de 2008.

Características y condiciones: excelente variante difícilmente en condiciones que nos permite una corta pero bonita vía a base de piolet-tracción.

Material útil: 4 tornillos de hielo, pitones variados y juego de friends.

 Gra Fajol croquis (3) con lineas

  1. Canal Oriental

Recorrido/dificultad: 240 m. 50º de media en la parte inferior y 35º de media en la parte superior. Máximo 60º.

Primera ascensión: sin datos.

Características y condiciones: itinerario de concepción clásica, no tan repetido como la canal Estreta. Buena alternativa cuando esta última está saturada de cordadas. Si la nieve está en condiciones, encontramos un largo de escalada muy interesante, poco difícil pero de gran elegancia.

Material útil: opcionalmente, llevar algún pitón y 2/3 friends.

fAJOL (12)

  1. Esperó dels Gradefajolistes

Recorrido/dificultad: 240 m contando las rampas finales que son comunes con la canal Amagada. Media de 45º a 50º, máxima de IVº y 60º a 65º. Esta última inclinación en nieve la encontramos en la variante de entrada.

Primera ascensión divulgada: Neus Domènech y Pako Crestas en marzo de 1996.   

Características y condiciones: bonito espolón de escalada exterior con pequeños muros rocosos de escalada mixta, agradables gracias a la facilidad de emplazar seguros. Se recomienda acceder al espolón por la visible canal situada al pie, con forma de reloj de arena. No siempre está en condiciones y se aconseja esperar a que la nieve sea abundante y consistente para disfrutar de la escalada.

Material útil: empotradores y friends pequeños.

fAJOL (16)

  1. Canal Amagada

Recorrido/dificultad: 240 m. 45º/50º de media en la parte inferior y 35º en la parte superior. Máximo 60º y III+.

Primera ascensión: sin datos.

Características y condiciones: canal situada a la derecha del espolón dels Gradefajolistes. El inicio no se ve desde las rampas iniciales porque la canal queda escondida por el citado espolón, de ahí su nombre (amagada significa «escondida» en castellano). Fácil de formarse. Los resaltes rocosos presentan tramos de roca frágil.

Material útil: 4 pitones y algún friend complementario.

fAJOL (17)

  1. Variant Perduda

Recorrido/dificultad: 240 m, contando la parte común con la vía Amagada. Media de 45º/50º, máxima de 60º.

Primera ascensión divulgada: Joan J. Martínez en abril de 2007.

Características y condiciones: se trata de una variante de salida de la vía Amagada de reciente divulgación que le otorga más elegancia al itinerario.

Material útil: 4 pitones. Algún friend complementario.

fAJOL (18)

  1. Canal Ice Wall Dama

Recorrido/dificultad: 240 m (120 m de canal). 55º de media en la parte inferior. Máximo 60º y Vº en mixto.

Primera ascensión: Xavi Metal y compañeros a finales de la década de 1980.

Características y condiciones: canal que discurre en diagonal por el margen izquierdo de las rampas de acceso a la canal Directa. Mixto sobre roca precaria. 10 años después de su apertura se ha intentado rebautizar, sin éxito, con el seudónimo El Martell de Lucifer. La nieve no acostumbra a ser consistente; no obstante, las dificultades vienen dadas, principalmente, por los tramos mixtos.

Material útil: empotradores y friends. Pitones diversos, sobre todo extraplanos y universales.

fAJOL (22)

  1. Variante TCM a la canal Ice Wall Dama.

Recorrido/dificultad: El total del recorrido con el trayecto común de la ruta original, suma unos 240 metros (120 m de canal). 55º de media en la parte inferior. Máximo 75º y M5 en la variante de salida que son dos largos de escalada.

Primera ascensión divulgada: Julio Masip, Pau Centellas y Lluís Trabalon, en febrero del 2006.

Características y condiciones: Variante de salida que tan solo presenta buenas condiciones en periodos de buena innivación.

Material útil: juego de friends, pequeños y medianos, 2 extraplanos, 2 universales y una V, material de reunión, algunas cintas

Gra Fajol croquis (4) con lineas

  1. Canal Central o Directa

Recorrido/dificultad: 240 m. 45º/50º de media en el tramo inferior, 35º de media en el tramo superior. Máximo de 55º y Vº. Excepcionalmente 75º.

Primera ascensión: sin datos.

Características y condiciones: después de la canal Estreta es el recorrido más emprendido de la pared Norte del Gra de Fajol Petit. Gran clásica. En el diedro central, situado a la derecha del rombo característico del centro de la pared, se concentran las dificultades, que suelen ser rocosas. Espits. En caso de nevadas excepcionales podemos encontrar el diedro tapizado de nieve y hielo, convirtiéndose en uno de los largos más bonitos en piolet-tracción de la montaña.

Material útil: friends variados y opcionalmente pitones. Si el diedro está helado, llevaremos 2 o 3 tornillos de hielo.

fAJOL (23)

  1. Canal de la Variant

Recorrido/dificultad: 240 m. 40º/50º de media en el tramo inferior. 35º de media en el tramo superior. Máximo 50º y IV+.

Primera ascensión: sin datos.

Características y condiciones: variante de la canal Directa que nace a la derecha de esta última, justo cuando ascendemos por las rampas iniciales. Presenta un curioso tapón de roca, lugar en el que se concentran las dificultades. Suele presentar buenas condiciones.

Material útil: algún friend o empotradores para el tramo de roca.

  1. Canal dels Avets

Recorrido/dificultad: 240 m. 45º de media en la mitad inferior y 35º de media en la mitad superior. Máximo 50º.

Primera ascensión: sin datos.

Características y condiciones: itinerario poco frecuentado porque su inicio es poco evidente y sigue una línea poco estética. La parte inicial es de escalada exterior, se trata de una vertiente abierta donde es posible encontrar hierba y grava en caso de que la nieve no sea abundante. La parte media sí es una canal propiamente dicha. La escalada resulta interesante sólo en el caso de que la nieve cubra las rampas que dan acceso a los abetos característicos que dan nombre a la canal (avets significa «abetos» en castellano).

fAJOL (26)

Material útil: cordinos para los abetos. Opcionalmente, algún friend y empotrador.

  1. Directa Karkyena

Recorrido/dificultad: 70 m. IVº/Vº mixto de dificultad media. Máximo 65º y V+.

Primera ascensión: Xavi Cullell y Pako Crestas, en invierno de 1996.

Características y condiciones: variante de entrada directa a la canal dels Avets. Mixto difícil de asegurar que se desarrolla sobre una roca con presas invertidas. Expuesto en general y no siempre sobre buena roca.

Material útil: de 4 a 5 pitones extraplanos y universales, 1 V mediana y friends variados, un par de ellos grandes para la parte superior del muro de roca.

fAJOL (27)

  1. Canal Estreta

Recorrido/dificultad: 220 m. 45º/50º de media en la mitad inferior. 35º de media en la mitad superior. Máximo 60º y posible mixto de IIIº-IVº.

Primera ascensión: sin datos.

Características y condiciones: gran clásica de la pared. Cada día festivo de invierno acostumbra a ser escalada por numerosas cordadas. El corredor, muy encajonado y estético, presenta varios muros de roca, siendo el principal el primero. Los restantes muretes de mixto pueden quedar completamente tapados por la nieve si ésta es abundante. Dependiendo de ello y del estado de la nieve, las dificultades pueden variar sustancialmente. Reuniones montadas.

Material útil: algún friend y empotradores opcionales.

  1. Esperó Nord o de la Montse

Recorrido/dificultad: 230 m. 50º/55º de dificultad media, máximo de 65º y V+.

Primera ascensión: Jordi Tosas en solitario, en invierno de 1992.

Características y condiciones: fue el primer itinerario de la pared que evitó las canales más clásicas para entrar en terreno mixto de dificultad. A pesar de ello, es un itinerario muy poco repetido.

Material útil: pitones variados, sobre todo extraplanos. Empotradores y juego de friends.

 Gra Fajol croquis (5) con lineas

  1. Vía dels Èlfics

Recorrido/dificultad: 210 m. 55º/60º de media en la parte inferior. 35º/40º de media en el tramo superior. Máximo 70º.

Primera ascensión: Lluís Subirana y Pako Crestas, en invierno de 1996.

Características y condiciones: vía de mixto muy bonita, considerada el must del Gra de Fajol Petit, pero no se ha convertido en una clásica porque cuesta formarse y por la mayor aceptación de la cercana El Maestro Cabecicubo. Transcurre a la derecha del espolón Norte y busca un sinuoso hilo de nieve helada. Sólo se recomienda emprender la escalada en épocas de nevadas abundantes. Con poca nieve, el recorrido transcurre por tramos rocosos poco interesantes y difíciles de proteger.

Material útil: de 6 a 8 pitones variados, sobre todo extraplanos y universales cortos. Friends pequeños, cintajos para árboles y opcionalmente algún tornillo de hielo. En la vía encontramos algún pitón ya emplazado.

fAJOL (28)

  1. Vía de Sant Jordi

Recorrido/dificultad: 200 m. 60º de media en la mitad inferior. Máximo 75º y IV+.

Primera ascensión: Toni Bosque y Xavier Laporta, en noviembre de 1999.

Características y condiciones: itinerario de tres largos que discurre en el trozo de pared mixta situada entre las vías dels Èlfics y El Maestro Cabecicubo, para enlazar, en la parte superior, con la primera de ellas. Sólo se forma en inviernos de nevadas excepcionales.

Material útil: en la vía encontramos algún pitón. Llevaremos 4 o 5 más para mejorar el aseguramiento, friends y, opcionalmente, 2 tornillos de hielo.

fAJOL (29)

  1. Vía del Maestro Cabecicubo

Recorrido/dificultad: 200 m. 60º de media en la parte inferior y 35º/40º de media en la parte superior. Máximo 70º y posible resalte opcional de 80º al inicio de la vía.

Primera ascensión: Lluís Subirana y Pako Crestas, en invierno de 1996.

Características y condiciones: vía que, en pocos años, se ha convertido en una gran clásica de escalada mixta en el Gra de Fajol Petit. Muy recomendable si está en condiciones (hace falta nieve y hielo abundantes). Si el hielo está bien consolidado, encontramos una bonita rampa-tobogán de 70º de inclinación, fácil de proteger con tornillos de hielo. Si la nieve no abunda o es inconsistente, deberemos superar un tramo mixto difícil, mantenido y expuesto.

Material útil: 4 tornillos de hielo, 3 pitones y un juego de friends. En la vía encontraremos espits y algún pitón.

  1. Vía El Clan dels Mc’fajol

Recorrido/dificultad: 190 m. 55º/60º y IVº de media en el tramo inferior y 35º/40º de media en el tramo superior. Máximo 65º, A1 y Vº.

Primera ascensión: Marc Alcaraz y Pako Crestas, en invierno de 1998.

Características y condiciones: itinerario mixto que busca los parajes más verticales del tramo de pared situado a la derecha de la vía del Maestro Cabecicubo. Mixto con tramos verticales, esencialmente rocosos. Buenas posibilidades para asegurarnos, lo que no impide que algún tramo concreto pueda resultar expuesto.

Material útil: pitones variados, friends pequeños y cintajos para puentes de roca. En los tramos más difíciles encontramos algún espit.

Pako7331

  1. Vía La Reina de Jade

Recorrido/dificultad: 180 m, de los cuales 90 son propiamente de escalada mixta de dificultad en dry-tooling. 3 largos de 30 m cada uno. 60º y M5 de máxima.

Primera ascensión: equipada por Albert Soler y Pako Crestas en noviembre de 2006, antes del periodo de nevadas. Escalada por primera vez utilizando la técnica del dry-tooling en diciembre de 2006 por Albert Soler y Kilo Campos.

Características y condiciones: vía completamente equipada con parabolts inoxidables de métrica 10 mm que rompe con los restantes itinerarios, consolidando la variedad y el carácter de escuela de la pared Norte del Gra de Petit. Vía muy bien asegurada que nos permite disfrutar del mixto sin exponerse a peligrosas caídas. La misma vía permite un descenso rápido, puesto que está preparada para rapelar con una única cuerda de 60 m.

Material útil: 8 cintas exprés más las cintas de reunión.

Pako7923

  1. Corredor El Boig de la Ciutat

Recorrido/dificultad: 170 m. 50º/55º de media en la parte inferior. 35º a 40º de media en la parte superior. Máximo 80º.

Primera ascensión: Xavier Laporta el último día de 1995.

Características y condiciones: canal situada a la derecha del trozo de pared mixta del Gra de Fajol Petit. Corredor evidente con un corto resalte vertical en su inicio que acostumbra a presentar hielo de fusión. Hace falta que se den periodos de nevadas generosas para que se forme la cascada inicial.

Material útil: 1 universal y 1 V, friends y, opcionalmente, algún tornillo de hielo.

  1. Esperó Occidental

Recorrido/dificultad: 170 m. 50º/55º de media en el tramo inferior. 40º de media en el tramo superior. Máximo IV- y 60º en mixto.

Primera ascensión: Albert Soler y Pako Crestas, en febrero de 2002.

Características y condiciones: recorrido situado en el margen derecho del tramo de escaladas mixtas del cuadrante occidental de la pared. El espolón delimita la citada sección de pared. Cuesta encontrarlo en buenas condiciones. Son necesarias fuertes nevadas.

Material útil: empotradores y friends.

Gra Fajol croquis (6) con lineas

  1. Variante Microdiedre al Esperó Occidental

Recorrido/dificultad: 170 metros teniendo en cuenta la unión al espolón NO. Máxima de 65º.luego 55º y posible IIIº.

Primera ascensión divulgada: Jordi Villamayor y Pako Crestas en marzo del 2013.

Características y condiciones: Corta pero divertida variante de entrada al espolón occidental. Solo en condiciones con mucha nieve. Estrechísimo diedro donde solo suele quedarse un hilo de nieve dura de dos palmos.

Material útil: Friends y aros para rocas.

File1983

  1. Via Ben Nevis

Recorrido/dificultad: 250 metros de recorrido, de los cuales tan solo los 90 primeros son de dificultad moderada, el resto se trata de una bonita arista fácil. Dificultades de 55º a 65º y M3.

1a ascensión divulgada: Jordi Villamayor y Pako Crestas en diciembre del 2011.

Características y condiciones:   Via difícilmente en condiciones. Hace falta nieve transformada y abundante. Caso de encontrarla bien formada presenta bonitos y cortos pasos mixtos. Muy buenas posibilidades para asegurar.

Material útil: 6 friends variados, algún tascón pequeño y cintas largas para bloques.

File2034.jpg

  1. Variante Canal Occidental Directa

Recorrido/dificultad: 250 metros de recorrido, de los cuales tan solo los 80 primeros son de dificultad moderada, el resto se trata de una bonita arista fácil. Dificultades de 55º a 65º y M3+.

1a ascensión divulgada:        Julio Masip – Eduard Vidal en diciembre del 2005.

Características y condiciones: Via difícilmente en condiciones. Hace falta nieve transformada y abundante. Caso de encontrarla bien formada presenta bonitos y cortos pasos mixtos.

Material útil: 6 friends variados, algún tascón pequeño y un pitón universal para la R1.

Pako1318

  1. Canal Occidental Directa

Recorrido/dificultad: 240 metros de recorrido, de los cuales tan solo los 80 primeros son de cierta dificultad, el resto se trata de una bonita arista fácil. Dificultades de 60M.

1a ascensión: Sin datos.

Características y condiciones: Via difícilmente en condiciones. Hace falta nieve transformada y abundante. Caso de encontrar la arista secundaria bien nevada (perteneciente al “Esperó Occidental”), la via dibuja un bonito recorrido bajo la misma.

Material útil: Algún anclaje para la roca, para proteger el paso clave y montar la posterior reunión.

  1. Vía Haiezea

Recorrido/dificultad: 200 m. Media de 45º a 60º. Máxima de 75º al principio y tramo de 65º al final.

Primera ascensión: Josep Mula y Laura Piferrer, en diciembre de 2009.

Características y condiciones: vía de excepcional formación que no ha pasado por alto a los ojos asiduos y conocedores de la zona. A pesar de que el recorrido es un tanto sinuoso, estamos ante una de las mejores vías de la vertiente, en especial el primer largo.

Material útil: 4 tornillos de hielo, pitones variados y juego de friends.

File2053

  1. Canal Occidental

Recorrido/dificultad: 160 m. 40º/45º de media. Máximo 50º en la salida.

Primera ascensión: sin datos. 

Características y condiciones: el más fácil de los itinerarios de la vertiente, situado entre la pared Norte y el collado intermedio de los Fajols. Muy apropiado para la iniciación. Practicable todo el invierno.

Material útil: material básico personal. Algo de seguro en caso de que algún miembro de la cordada sea neófito en la escalada.

Deja un comentario

Archivado bajo PIRINEISMO, PRIMERAS ASCENSIONES

PIC DE LA DONA – PIC DE PRATS DE BACIVERS – LAS ÚLTIMAS FRONTERAS DEL GRAN ESTE

banner blog pakocrestas

¿QUIERES VIAJAR CON PAKO CRESTAS? – CLICKA FRASE – VISITA www.catalonia-trekking.com ó envia mail a pakocrestas@gmail.com ó whatssap al 0034 615626813

Pic Prats bacivers (3)

Los Pirineos, las montañas eternas, nos sorprenden a menudo con ciertos rincones escondidos y poco explotados, en lugares donde la mayoría de los escaladores ya hace tiempo que piensan que todo está hecho y rehecho. Mentes pequeñas para perfectos estúpidos y enormes ignorantes.

No hace muchos años que las vertientes nortes del Pic de Dona y el Pic de Prats de Bacivers eran verdaderos escenarios desconocidos, a pesar de su relativa cercanía a vertientes ultra visitadas y excesivamente explotadas como serían los Gra de Fajol, en el circo de Ulldeter, en el Pirineo axial más oriental donde las cumbres aún sobrepasan los 2.500 metros de altura.

Pic Prats bacivers (23)

El hecho de que hoy en día sean conocidos se debe, en gran medida, a la publicación de la guía de corredores de nieve, hielo y mixto publicada por Desnivel (*1), mediante la cual se divulgó, por primera vez, información detallada de estas dos vertientes; dando a conocer sus muchas posibilidades.

Pic Prats Bacivers (58)

El Pic de la Dona recibió, a partir de entonces, la visita cada vez más frecuente de escaladores, quizás deseosos de conocer nuevos escenarios y a la vez interesados de huir de los atascos típicos que sufren cada fin de semana los corredores clásicos del Gra de Fajol. A partir de entonces empezaron a proliferar fotos por internet, nuevas reseñas y en poco tiempo se consolidó como un destino habitual de los escaladores que buscan corredores fáciles o de moderada dificultad, cortos y sin demasiado compromiso.

El Pic de Prats de Bacivers y su vertiente norte se han mantenido al margen de esta popularización. Seguramente el hecho de que la aproximación sea más larga y la vertiente es si más severa, contribuyen a este mayor hermetismo.

Pic Prats bacivers (30)

No obstante, poco a poco, más a cuentagotas, se han ido labrando diferentes líneas por esta bonita pared, consolidando el que quizás sea, junto con el Roc del Boc y el Pic Rodó, los mejores escenarios para practicar alpinismo de las montañas de Ulldeter – Núria y Carançà.

Os mostramos aquí el abanico de posibilidades actualizadas de estas dos vertientes que suman la nada desdeñable cantidad de 33 itinerarios.

Pic Prats Bacivers (46)

Temas a tener en cuenta de estas montañas: El riguroso invierno puede ser la mejor temporada para escalar estas vertientes, ya que la proximidad de mar Mediterráneo contribuye a suavizar las temperaturas y a que la nieve se transforme con más rapidez que en el Pirineo más central. Estas montañas tienen una climatología propia y bastante única en la cordillera y justo un factor característico es el fuerte viento, muy habitual en las alturas. No hay que menospreciar el temido “torb”, unión de viento fuerte y nubes que pueden convertir estas apacibles y onduladas cumbres en un verdadero infierno. Simplemente, los días de fuerte tramontana (viento del norte), lo más seguro es que no podamos transitar por los cordales. Lo mejor entonces es cambiar de planes sin pensárselo dos veces. Ya volveremos otra jornada de bonanza para disfrutar de una primavera avanzada y las mejores de las nieves prensada y transformada.

Pic Prats Bacivers (62)

Si tenemos la gran suerte que en noviembre cae una buena nevada de levante (que puede dejar precipitaciones de más de 2 metros en las cumbres) y luego se impone el anticiclón y viene un invierno relativamente seco y con contrastes térmicos, nos encontraremos las mejores de las nieves que existen en el Pirineo para la práctica de la escalada. Aquella que parece poliespan y que hasta las hojas de piolet hacen un “griiccc” característico cada vez que los arrancamos del elemento blanco…. Hay, ¡que ganas que vuelva a visitarnos en general invierno!!!

Pic Prats Bacivers (54)

FICHA TÉCNICA

Cómo llegar: el acceso al alto valle del Ter se efectúa por la carretera que nace en el pueblo de Camprodon (accesible desde Ripoll por la carretera C-151 y desde Olot por los túneles de Santigosa). Una vez en Camprodon, ascendemos por el valle del Ter, pasando por los pueblos de Llanars, Vilallonga de Ter y Setcases, hasta llegar al final de la carretera asfaltada donde encontramos las pista de esquí de Vallter 2000. Dejaremos el vehiculo en el aparcamiento superior.

Dónde dormir

  • Refugio de Ulldeter. Propiedad de CEC, guardado en invierno. Suele estar lleno, por lo que si deseamos pernoctar en él es más que aconsejable hacer la reserva con tiempo
  • Hostal Pastuira. Guardado. Situado a pie de la carretera, justo al llegar a las mismas pistas de esquí. También suele estar lleno todos los fines de semana de invierno
  • Setcases/Camprodon. Diferentes opciones entre hostales, hoteles y apartamentos. Más información en las webs

PIC DE LA DONA, 2.702 m – VERTIENTE NORTE

1 Pic de la Dona - panorámica 1 con linias

Punto de partida:     aparcamiento de la estación de esquí de Vallter 2000 (2.162 m).

Aproximación: subimos hacia el NE por la suave y corta coma que da acceso a la Portella de Mentet (30 min), subida evidente que acostumbra a estar trillada de huellas de excursionistas, raquetistas y esquiadores. Una vez en la Portella seguimos la arista hacia el N.N.O. y coronamos el Pic de la Dona, enseguida encontramos un collado al norte de la cumbre que da acceso a la coma donde hay las vías, descendemos hasya pie de pared y escogemos la ruta a seguir. Calcular 1 h 40 min o 2 h para el total de la marcha de aproximación.

Descenso: muy evidente y fácil. Descendemos por el mismo lugar por el cual hemos accedido a la cumbre, hasta la Portella de Mentet. El descenso lleva menos de 1 h.

Época aconsejable: de finales de diciembre a principios de abril.

2 Pic Dona - panorámica 2 con linias

  1. Vía Sensació Pingli

Recorrido/dificultad: 150 m. Media de 40º-45º, máxima de 50º/55º y posible mixto fácil (IIº-II+).

Primera ascensión: Pako Crestas en abril de 2007.

Características y condiciones: se trata de una línea directa a la primera cota escalable de la arista. Rodeada de palas de menor inclinación, son los últimos metros de la vía los únicos que presentan el aliciente de la escalada.

Material útil: opcionalmente, algún seguro para la roca.

Pic Prats Bacivers (67)

  1. Vía Jadecoral

Recorrido/dificultad: 150 m. Dificultad media de 45º, máximo de 50º mixto.

Primera ascensión: Pako Crestas en abril de 2007.

Características y condiciones: bonita y corta canal que se estrecha y se convierte en un verdadero hilillo blanco que da acceso a un trozo de arista mixta que nos lleva a la arista principal. A lado y lado del espolón que sustenta la canal hay fáciles descensos de pendientes nevadas.      

Material útil: opcionalmente, algún anclaje para la roca o cordino.

9 mapa aprox - vias Pic Dona

  1. Corredor Diagonal

Recorrido/dificultad: 180 m. Media de 40º-45º. Posible 50º en la salida a la arista, dependiendo del estado de la cornisa.

Primera ascensión: sin datos.

Características y condiciones: fácil y bonito corredor.

Material útil: personal básico.

  1. Vía Magna Solitudo

Recorrido/dificultad: 190 m, pero sólo los 100 primeros son difíciles. Dificultad media de 55º, máxima de 60º/65º y IIIº mixto.

Primera ascensión: Pako Crestas en abril de 2007

Características y condiciones: la opción más difícil de la pared. Bonito primer tramo, bastante aéreo y con la nieve justa (goulotte), que va a morir a una especie de arista. Asciende por el espolón que divide los corredores diagonal y central.

Material útil: algunos friends (3 o 4).

Pic Dona (1)

  1. Corredor de l’Aresta N.E.

Recorrido/dificultad: 200 m. Media de 40º, máximo de 45º.

Primera ascensión: sin datos.

Características y condiciones: ancha y evidente canal situada a la derecha de la vía Magna Solitudo.

Material útil: personal básico.

  1. Corredor Mano Cambiada o dels Guies

Recorrido/dificultad: 190 metros. Media de 45º, máximo de 55º.

Primera ascensión: Pako Lora, Jordi Rosado y Dani Vergara, en enero del 2012.

Características y condiciones: Evidente y bonita corredor con resaltes aislados.

Material útil: Opcionalmente algún anclaje para roca, (tascones y algún friend)

Pic Dona (5)

  1. Corredor 10 minuts exprés

Recorrido/dificultad: 180 m. Media de 45º-50º. Máximo de 60º en la salida.

Primera ascensión (divulgada): Jordi Villamayor y Pako Crestas en febrero del 2015.

Características y condiciones: fácil y bonito corredor.

Material útil: Opcionalmente algo de anclaje para la roca

  1. Corredor GMS

Recorrido/dificultad: 220 metros, dificultades máximas de 60º y III+/IVº en roca.

Primera ascensión: Xevi Gómez y José Pérez en diciembre del 2011

Características y condiciones: Dedicat al 35é aniversari del Centre Excursionista Sarrià (Girona). Estética via que discurre por un diedro helado y sale por terreno mixto. Como todas las vías del sector, la única lástima es que son demasiado cortas.

Material útil: 4/5 friends, tascones y aros de cuerda

Pic Prats Bacivers (73)

  1. Corredor Teletubies alpinistes

Recorrido/dificultad: 220 metros. Media de 50º-55º, máxima de 65º y posible mixto

Primera ascensión: Marta Junyent y amigas en diciembre del 2011.

Características y condiciones: Itinerario un tanto rebuscado que fue abierto en un año de nevadas excepcionales

Material útil: Tascones, 5-6 friends y un par de pitones

 Pic Dona (9)

  1. Corredor l’Avi esquiador

Recorrido/dificultad: 190 metros. Media de 50º-55º, máximo de 65º y IIIº.

Primera ascensión: Jordi Vilamayor y Pako Crestas en mayo del 2013

Características y condiciones: Discurre paralela a la Teletubies Alpinistes pàra seguir recto hasta la arista. Interesante tramo mixto en la goulotte del primer largo. Ojo, roca rota.

Material útil: Friends, tascones y aros de cuerda

  1. Canal Rostoll Màgic

Recorrido/dificultad: 125 metres. Media de 45º, máximo 55º

Primera ascensión: Alex Roselló, Xavier Òdena, Alfred Fuster, Miquel Viu i
Sergio Lavierre en invierno del 2012

Características y condiciones: Corredor evidente que solo queda bien formado en temporadas de fuertes nevadas.

Material útil: Friends, tascones y aros de cuerda

OLYMPUS DIGITAL CAMERA 

  1. Goulotte del Trist-Partit

Recorrido/dificultad: 200 metros. 150 de corredor y el resto rampas fáciles. Media de 45º-50º. Máxima de 60º y M3.

Primera ascensión: Joaquim Pastor y Pako Crestas, en febrero de 2009.

Características y condiciones: de las dos líneas más estrechas y estéticas de la pared, ésta es la de la izquierda. Acostumbra a presentar condiciones, si bien hace falta que sea un año de buenas nevadas para encontrarla debidamente formada.

Material útil: friends y algún empotrador auxiliar.           

  1. Molimolano Gully

Recorrido/dificultad: 200 metros. 150 de corredor y el resto rampas fáciles. Media de 45º-50º. Máxima de 65º.

Primera ascensión: Joaquim Pastor y Pako Crestas en febrero de 2009.

Características y condiciones: la más estética línea de la pared, que discurre por un gran diedro nevado. Acostumbra a estar en condiciones, siempre y cuando sea un año de nevadas importantes.     

Material útil: friends y algún empotrador auxiliar.     

Pic Prats Bacivers (80)    

  1. Corredor Pocoyo

Recorrido/dificultad: 200 metros. 40º, máximo 45º.

Primera ascensión: sin datos.

Características y condiciones: gran y evidente canal situada en el centro de la vertiente. Acostumbra a presentar buenas condiciones.  

Material útil: personal básico.

DCIM100GOPROGOPR5296. 

  1. Corredor Nobita

Recorrido/dificultad: 200 metros. 45º, máximo 60º.

Primera ascensión: sin datos.          

Características y condiciones: bonita canal situada a la derecha de la gran canal central. Corta pero con algún tramo con ambiente. Quizá sea la mejor alternativa para hacer una escalada rápida y agradable a la vertiente.

Material útil: Opcionalmente, algún anclaje para roca.

  1. Corredor Doraimon

Recorrido/dificultad: 200 metros. Media de 45º, máximo de 50º, más 100 metros adicionales para llegar a la cumbre, siendo estos últimos muy fáciles (35º-30º).

Primera ascensión: sin datos.

Características y condiciones: estético corredor que, desde el pie de la pared y si la nieve no es abundante, nos puede parecer más difícil, pero una vez nos situemos bajo la pared, veremos que la vertiente se inclina sustancialmente. Acostumbra a estar en condiciones.

Material útil: personal básico.

  1. Micro goulotte

Recorrido/dificultad: 120 metros. Media de 50º – 55º. Máxima de 65º mixto.

1a ascensión: Jordi Villamayor y Pako Crestas en enero del 2010

Características y condiciones:  La vía más cercana al collado de bajada. Estética y fina goulotte vertical. Lástima que sea tan corta

Material útil: Friends y 2 pitones    

Pic Prats bacivers (11)

  1. Via Heidi Lorien

Recorrido/dificultad: 120 metros. Media de 50º – 55º. Máxima de 60º y M3+.

1a ascensión: Angel Martínez, Laura Martín y Pako Crestas en marzo del 2014.

Características y condiciones:  Vía corta pero variada. Empieza al lado de la micro-goulotte y se dirige hacia la derecha. A partir de la R1 podria seguir por una canal fácil (escapatoria), en vez de ello la ruta vuelve por terreno mixto hacia el centro del bastión rocoso. Roca buena y buenas posibilidades de protección. Mixto agradable. Lástima que la via sea bastante corta

Material útil: Friends (2 de grandes) y 2 pitones    

PIC DE PRATS DE BACIVERS, 2.845 m. – VERTIENTE NORTE

9 mapa aprox - vias Pic Prats Bacivers           

Punto de partida: aparcamiento superior del complejo turístico de las pistas de esquí de Vallter 2000, situado a 2.162 m.

Aproximación: por el trazado de las pistas de esquí que ascienden hacia el denominado Circ de Morenç, situado al NO de las edificaciones de las pistas. Es una depresión muy evidente con una pequeña muela rocosa de color anaranjado en el margen izquierdo, un poco por debajo del collado. Deberemos subir por las pistas, con las precauciones correspondientes, hasta lo alto del trazado del telesquí del Clot de la Xemeneia. Desde aquí continuamos hasta coronar el evidente collado. Una vez en él, tenemos dos alternativas:

  • Si las palas de la vertiente Norte no están cargadas de nieve inestable o venteada, podremos bajar directamente hacia el NO por una pala mantenida de 35º hasta el fondo de la Coma de Bacivers.
  • En caso de peligro de alud, la mejor opción es continuar la cadena hacia el SO, pasando por el poco marcado Puig d’Ombriaga (634 m) para descender al collado situado al otro lado de la cumbre (Coll de la Geganta, 2.611 m). Una vez en el collado, descendemos hacia el N, y luego hacia el E-NE, siguiendo el curso natural del valle, para llegar a la Coma de Bacivers. Esta segunda opción es más segura, pero a la vez incrementa la marcha en 15 min.

3 Prats Bacivers panorámica 1 con linias

Una vez en el fondo de la coma, volvemos a ascender hacia la parte baja del contrafuerte de la arista E-NE de la cumbre, que esconde la vertiente que nos interesa. Después de flanquear la arista, entramos en la pequeña coma situada entre la cumbre del Pic de Bacivers y el Cap de Txautxes, la pared es bien visible en su integridad. Calcular de 2 h 30 min a 3 h de marcha.

Descenso: una vez en la cumbre (en realidad son dos cotas gemelas), descendemos por las suaves pendientes orientadas al sur para llegar al altiplano del Circ de Bacivers, donde encontramos el Estany de Bacivers o de Morenç (poco visible en caso de que el talud de nieve que cubre la zona sea considerable). Continuamos hacia el S, y luego con tendencia al SE, para traspasar el Coll de la Geganta (2.611 m). Una vez aquí, podemos seguir la cadena hacia el este, traspasando el Puig de l’Ombriaga y volviendo a la horcada por la que hemos realizado la aproximación, o descender hacia el sur por pendientes de moderada inclinación y bajar directamente a las pistas por el denominado Clot de la Regalíssima. Calcular 1 h 30 min a 2 h para el retorno.

Época aconsejable: de diciembre a abril. Excepcionalmente, la temporada puede iniciarse en noviembre.

4 Prats Bacivers panorámica 2 con linias

  1. Via Petita Asha

Recorrido / dificultad: 350 metros de recorrido. Mantenida en 55º – 60º, máximo 65º

1a ascensión: Isma Antequera y Pako Crestas en enero del 2015.

Características y condiciones: Excelente via toda ella sobre nieve de moderada fuerte inclinación. Durante la apertura se escaló en 100% del recorrido sobre nieve de excelente calidad.

Material útil: Friends variados, tascones pequeños y algún pitón. 

  1. Corredor Oriental

Recorrido/dificultad: 220 m. 40º a 45º de media y máxima de 50º en la salida. Posibilidad de mixto de IIIº.

Primera ascensión: Jordi Villamayor y Pako Crestas, en noviembre de 2005.

Características y condiciones: evidente corredor situado en el margen de la pared. Es la primera línea que se divisa cuando nos aproximamos a la base de la vertiente. En caso de que haya poca nieve, la parte final presenta un mixto fácil pero sobre roca descompuesta, por lo que es aconsejable extremar las precauciones.

Material útil: 2 o 3 friends pequeños para el tramo final más el material para montar reunión. Si la salida presenta nieve abundante, entonces sólo será necesario el material básico personal.

5 Prats Bacivers panorámica 3 con linias

  1. Via Crestas – Fanatik

Recorrido / dificultad: 280 metros de recorrido. Mantenida en 60º, máximo 75º

1a ascensión: Jordi Villamayor y Pako Crestas en febrero del 2015.

Características y condiciones: Excelente via casi toda ella sobre nieve de moderada a fuerte inclinación. Durante la apertura se escaló en 100% del recorrido sobre nieve de excelente calidad. Sensacional ambiente de goulotte en el primer largo

Material útil: Friends variados, tascones pequeños y cuatro pitones (2 V – 2 extraplanos / universales). 

  1. Via Germuter Germutanter

Recorrido / dificultad: 50 º / 55 º de media. Máximo de 60 º y M4. 250 metros de recorrido más un  tramo de arista hasta la cumbre.

1a ascensión: Joan Lluís Sànchez y Pako Crestas en enero del 2012.

Características y condiciones: Bonita ruta que transcurre por ventiente abierta, en la zona más oriental y baja de la pared. Acostumbra a presentar buenas condiciones on buenas posibilidades de asegurar.

Material útil: Friends variados, algún tascón pequeño / mediano y aros de cuerda para los bloques.

  1. Corredor de l’Agulla Negre

Recorrido / dificultad: 220 m. 40 º a 45 º de media y máxima de 50 º a la parte baja.

Primera ascensión: sin datos.

Características y condiciones: Evidente corredor situado a la derecha del últionmo bastión mixto de la pared.

Material útil: material básico personal.

6 Prats Bacivers panorámica 4 con linias

  1. Via Tarda de Solstici

Recorrido/dificultad: 40º / 45º de media. Máximo de 60º. 330 metros de recorrido y unos 250 de desnivel.

1a ascensión: Jordi Villamayor y Pako Crestas en enero del 2012.

Características y condiciones: Bonita y larga ruta que combina tramos de corredor con una arista intermedia y que va a parar a la izquierda de la característica aguja negra.

Material útil: opcionalmente algún anclaje para la roca 

  1. Via El Caloret Faller

Recorrido / dificultad: 330 metros de recorrido. Mantenida en 50 a 60º, máximo 65º y M4

1a ascensión: Dani Brugaroles y Pako Crestas en marzo del 2015.

Características y condiciones: La via empieza por una estrecha goulotte y cruza la Fanatik – Crestas en la parte superior para buscar una salida más directa a la cumbre rocosa característica que domina este tramo de pared. En la variante de salida encontramos huellas recientes de alguna cordada que había realizado previamente. No tengo referencias de la autoría de la salida directa superior.

Material útil: Friends variados, tascones pequeños y 2 / 3 pitones. 

  1. Via Fanàtic-Crestas

Recorrido/dificultad: 45º de media en la parte inferior y 50º de media en la parte superior. Máxima de 65º mixto y IIIº. 320 m de recorrido y unos 250 de desnivel.

Primera ascensión: Jordi Villamayor y Pako Crestas, en marzo de 2006.

Características y condiciones: por ahora, la vía más difícil de la pared. Bonita y con mucho ambiente. Acostumbra a presentar buenas condiciones, sobre todo cuando el invierno ya está avanzado o en primavera.

Material útil: friends variados y algún empotrador. Cintas largas.

 7 Prats Bacivers panorámica 5 con linias

  1. Corredor del Petit Didac

Recorrido/dificultad: 250 m. Media de 45º. Máximo de 50º y IV- mixto.

Primera ascensión: Ingrid Crossland y Pako Crestas, en diciembre de 2005.

Características y condiciones: bonito y evidente corredor, de corte clásico, situado en el centro de la pared. Si no fuese porque la pared no ha sido divulgada hasta la fecha y la aproximación siempre resulta larga y fatigosa, el corredor estaría destinado a ser un recorrido clásico. La parte mixta está rota, pero con nieve abundante el resalte rocoso queda oculto.

Material útil: 2 pitones y algún friend pequeño.

  1. Goulotte Kakosgully

Recorrido/dificultad: 250 m, 1er largo 60 mts max 70º , campa 90mts max 40º , 2n largo max 80º 50mts , 3er largo max 75º50mts , salida 40º 50mts.

Primera ascensión: Josep Grau y Lluc Gusart en diciembre del 2011.

Características y condiciones:Elegantísima goulotte no siempre en buenas condiciones.

Material útil: Algún tornillo de hielo, pitones variados y juego de friends.

  1. Directa Nord

Recorrido/dificultad: 300 m,media de 60º, màxima de 80º y A1.

Primera ascensión: Josep Grau y Joan Cardona en diciembre del 2011.

Características y condiciones: Vertical y execelente linia helada, difícilmente en óptimas condiciones. El recorrido más largo y exigente de la vertiente.

Material útil: Algún tornillo de hielo, pitones variados y juego de friends.

8 Prats Bacivers panorámica 6 con linias

  1. Canal Alpenski

Recorrido/dificultad: 250 m, dificultat de 45º con un crto resalte de 55º – IIº.

Primera ascensión divulgada: Koki Gassiot i Isaac Verntura en marzo del 2014.

Características y condiciones: fácil y evidente canal que llega directa a la cumbre

Material útil: Eventualmente, algún anclaje para roca

  1. Vía Magna Solitudo

Recorrido/dificultad: 280 m. 50º de media en la parte inferior y 40º de media en la parte superior. Máxima de 60º y posible mixto de IIIº.

Primera ascensión: Pako Crestas en solitario, en marzo de 1997.

Características y condiciones: esta vía, que no ha sido divulgada hasta el momento, es seguramente la primera que se ha trazado en esta vertiente tan peculiar e inhóspita. Discurre por una especie de espolón que enlaza canalizos de nieve, enmarcado entre dos canales de menor dificultad. Fue recorrida en sentido descendente y vuelta a escalar en sentido ascendente.

Material útil: puede ser útil algún empotrador y 2 o 3 friends.

Pic Prats bacivers (5)

  1. Corredor del Torb

Recorrido/dificultad: 50º / 55º de media. Máximo de 65º. 250 metros de recorrido más un tramo de arista fácil hasta la cumbre.

1a ascensión: Jordi Vilamajor y Pako Crestas en enero del 2012.

Características y condiciones: La ruta transcurre a poniente de la canal de bajada y es más inclinada de lo que aparenta desde el pie.

Material útil: Friends variados y aros de cuerda para bloques. Algún tascón pequeño. En la zona clave de flanqueo hay un pitón de vía.

PIC DE PRATS DE BACIVERS – CONTRAFUERTE ORIENTAL DE LA VERTIENTE SUR

Punto de partida: aparcamiento superior del complejo turístico de las pistas de esquí de Vallter 2000, situado a 2.162 m.

Aproximación: por el trazado de las pistas de esquí que ascienden hacia el denominado Circ de Morenç, situado al NO de las edificaciones de las pistas. Es una depresión muy evidente con una pequeña muela rocosa de color anaranjado en el margen izquierdo, un poco por debajo del collado. Deberemos subir por las pistas, con las precauciones correspondientes, hasta lo alto del trazado del telesquí del Clot de la Xemeneia. Desde aquí continuamos hasta coronar el evidente collado.

Seguimos por la suave arista hacia el este, pasando por encima de la propia cumbre del Puig de l’Ombriaga, y descendemos al collado situado a poniente, se trata del Coll de la Geganta. Tan pronto como empecemos a descender hacia el N.E. para encararnos por el valle en descenso y al poco divisaremos a nuestra izquierda el contrafuerte. Evidente. Contar 1 h 30 min de marcha.

Descenso: Flanquear hacia el sur hasta el Coll de la Geganta y desde aquí descender también hacia el sur en busca de las pistas de esquí de Vallter2000. Una hora para el retorno

Época aconsejable: Diciembre a abril.

Observaciones: Cinturón rocoso con corredores cortos y que no llegan a la cumbre. Lugar tranquilo para hacer prácticas y corredores de iniciación. La franja rocosa se sitúa entre los 2.500 y 2.600 metros de altura.

Seguimos por la suave arista hacia el este, pasando por encima de la propia cumbre del Puig de l’Ombriaga, y descendemos al collado situado a poniente, se trata del Coll de la Geganta. Tan pronto como empecemos a descender hacia el N.E., veremos de manera evidente la vertiente que nos interesa. Contar 1 h 30 min de marcha.

Pic Prats bacivers (12)

  1. Corredor Pako & Paco company

Recorrido/dificultad: 150 metros, media de 50º a 55º, máximo de 65 mixto.

Primera ascensión divulgada: Paco Prats y Pako Crestas en enero del 2015

Características y condiciones: Corta pero bonita canal con dos tramos mixtos.

Material útil: Aros de cinta palana para bloques, friends variados y algún tascón.

Deja un comentario

Archivado bajo PIRINEISMO, PRIMERAS ASCENSIONES

EL SILBIDO DE LA MARMOTA

banner blog pakocrestas

¿QUIERES VIAJAR CON PAKO CRESTAS? – CLICKA FRASE – VISITA www.catalonia-trekking.com ó envia mail a pakocrestas@gmail.com ó whatssap al 0034 615626813

File2083

No te quedes inmóvil

al borde del camino

no congeles el júbilo

no quieras con desgana

no te salves ahora

ni nunca

no te salves

no te llenes de calma

no reserves del mundo

sólo un rincón tranquilo

no dejes caer los párpados

pesados como juicios

no te quedes sin labios

no te duermas sin sueño

no te pienses sin sangre

no te juzgues sin tiempo

 

(Fragmento inicial de la poesía “No te salves” de Mario Benedetti)

                                      *        *        *        *

La niebla, la maldita niebla, nos oculta el esbelto espolón. Grises nubes que amenazan con la inminencia del llanto desconsolado.

No, … no lloverá. Las previsiones son buenas, demasiado buenas. La humedad cala los huesos. Todo está saturado de invisibles gotas de vapor; pero mañana … mañana hará bueno. Seguro.

File2087

Ayer bajé del refugio del Ventosa Calvell en medio de una fría lluvia. Despistados, intercalados entre las gélidas gotas, caían húmedos copos de nieve.

Estamos en julio, pero un claro en el cielo deja entrever que las cumbres se han empolvado a partir de los 2.700 metros. Un falso otoño … Demasiado breve para ser real.

El Ventosa estaba lleno, llenísimo. Mala noche entre ruidos, pisadas, olores y ronquidos. Quise dormir fuera, pero el haz de luz del frontal pronto me mostró que caía una fina lluvia de las fauces negras de una noche sin luna.

File2090

Descendimos sin haber visto la montaña que queríamos escalar. Mentira, si,… si que la vimos, durante la tarde anterior, cuando apretábamos la marcha para llegar al refugio, antes de que la oscuridad nos envolviese por completo. También llovía, y las pétreas agujas de Travessany desprendían un desaliento infinito. Por la mañana volvían a estar ocultas; con la nieve, siempre intrusa en verano, posándose sobre las repisas heladas.

La chica que me acompañaba aguantaba estoicamente el agua fría de la lluvia. La noche también resultó ser mala para ella, no pudo dormir. Pero en su caso resultó ser una más que se le acumulaba a un rosario de noches sin sueño. Bajaba cansada, desorientada, en silencio. Quizás luchando contra el mal humor. El mal estar y su cuello de porcelana le traicionaron, la cabeza le colgaba ligeramente hacia un lado. Resguardada bajo el anorak y bajo la constante lluvia resulta ser la viva imagen de una Madona, una de aquellas vírgenes italianas que antaño los pastores encontraron en las altas montañas del Piamonte.

Ahora estoy con unos compañeros que he encontrado en Benasque. Cita concertada. Nuevas caras, nuevos corazones. Objetivo: una de las pocas vertientes vírgenes que aún existen entre las cumbres más altas del Pirineo.

File2119

Ascendemos un valle escondido en pleno corazón de la Maladeta. A la sombra de los colosos, aquí no hay caminos, no hay hitos, no hay refugio. Tan solo verdes prados, marmotas y unas bellas montañas donde se dibuja un esbelto espolón, aquel que nos oculta la maldita niebla.

Si, … se esconde, pero nosotros ya lo observamos detenidamente hace dos semanas. De poco le servirá su falsa pantalla gris. Puede resultarnos invisible, pero sabemos notar su presencia más allá del húmedo abrigo de vapor. Está allí, a punto de romper los jirones de la niebla. Se niega a mostrarse, pero sabemos que pronto las nubes lo abandonarán y entonces recortará la capa gris como la proa de un navío naufragado. Mañana tiene que hacer buen tiempo, seguro …

El conjunto de las tucas de Paderna forman unos valles suspendidos, separados del valle principal por vertientes regulares pobladas de bosque. Ningún sendero, ningún torrente, tan solo hierba, árboles y matorrales.

img436

La subida se muestra pesada, antipática. Quizás porque ya la conocemos y sabemos que no habrá concesiones. Sin trazas que marquen lugares pisados, sin hitos, sin rellanos, sin referencias. Hierba húmeda bajo los pies que nos obliga a estar atentos. En cualquier momento puede sorprenderte un mal paso y encontrarte estirado en el suelo. La montaña te hace gato.

Y la mochila, como siempre, llena. Con lo imprescindible, si, pero llena. Pesada, pesadísima. Al menos hoy no llueve, aunque el cielo continua compacto, infinitamente triste. ¿Alguna gota despistada?, no … es una falsa impresión. Al fin y al cabo mañana hará un tiempo excelente. Esta noche ya tendría que despejar.

Finaliza el bosque y encontramos un lago seco. Un montón de piedras negras que aún parecen retener la humedad. Desde aquí ya tendría que verse el espolón, pero aún continúa resistiéndose a aparecer. La parte baja … si, la parte baja ya es visible. La capa de nubes es uniforme, pero poco a poco gana altura. Un indicio de luz solar parece querer herir de muerte la capa gris. ¿Este reflejo, son nuestras sombras?. Demasiado poco nítidas para asegurarlo. Pero el cielo desprende más luminosidad con el paso de las horas. El sol ya debe estar bajo, pero quizás aún consiga vernos antes de esconderse.

img437

Seguimos la marcha, cada vez estamos a más altura, al igual que las nubes. Ganan desnivel y pierden consistencia. El cielo azul clama su espacio. No tardará en resquebrajar el gris blanquecino. El reflejo … si, ahora si que no hay duda de que nos vuelven a acompañar nuestras fieles sombras.

Los glaciares ya son visibles. Están blancos por la reciente nevada. Una capa de pocos dedos de grueso, un sutil maquillaje que desaparecerá velózmente, tan rápido como el sol vuelva a llamar verano al día de mañana.

img440

Estamos próximos al espolón, Por hoy no caminaremos más. Los prados en los que estamos nos permitirán un buen emplazamiento para vivaquear, cerca de un exiguo torrencillo, último lugar para proveernos de agua antes de llegar al pie de la pared.

Ya está. No se esconde más. Aquí lo tenemos, frente a nosotros. Elegante. Semeja un gigante que ha alargado la siesta y ahora se estira para desalojar la apatía del sueño.

Continua mostrándose gris; pero es un gris mineral, esculpido, torturado. Se confunde en el color del cielo, pero no en la textura. Las nubes han ido subiendo como el telón del teatro. Aún continúan estando enganchadas en la cresta de la cumbre. Una lucha hierática, perdida, sublime … un espectáculo walkariano. Por levante el sol ha ganado la batalla, y en un cielo lejano carente de nubes se recortan las inconfundibles agujas de la Forcanada. La lejana montaña también retiene la nieve reciente. Lleva dos lazos blancos.

img441

El entorno desprende frescura, humedad, … la sutil tibieza de los últimos rayos de luz del día. Sobre nosotros la más alta, la Maladeta. Blanca, blanquísima … Estamos en julio.

 

La cúpula celeste llama a los millones de lucecillas que la decoran de noche. La luna es el heraldo. Un minúsculo satélite que juega a ser el más grande de los astros. ¡Que tonta que es la tierra! ¡Como se deja engañar!. Las estrellas surgen en la oscuridad. Nacen gradualmente y ocupan su lugar en el cielo. Pronto estarán las mismas de siempre, o … o, tal vez hoy aparezca alguna más.

Las nubes desaparecen prestamente. La derrota es incondicional. Ni tan solo llegarán a resguardarse en las tierras bajas. No habrá refugio para ellas en el fondo de los valles. No consiguieron pactar el plebiscito. Llevan días ocupando las altas montañas, con un frío inusual para la época. Hoy se han visto trituradas, desechas, humilladas.

File2118

Mañana hará un día excelente. Seguro. El vivac, no obstante, promete ser frío. El descenso de la temperatura aún no es pronunciado. Pero los sentidos lo prevén, de la misma manera que supimos adivinar que las depresivas nubes no desmantelarían su llanto sobre nosotros.

Y el espolón, hay está, bajo la oscuridad. Presente. Dispuesto a dejar transcurrir la última de las noches antes de ser recorrido por el hombre. Desde que lo expulsó la tierra hasta ahora solo ha oído hablar a los pájaros, al viento, a la nieve y a las tormentas. Mañana sentirá, por primera vez, el tacto de los escaladores, el cosquilleo de las cuerdas, la picadura de los pitones … y luego tendrá un nombre, un trazado imaginario, una catalogación por sectores. Se hablará de metros, de dificultades, de relevos. Se limpiaran fisuras y se harán caer lastras y piedras sueltas. Tendrá la magia de convertirse en un recorrido más de los incombustibles Pirineos.

Deja un comentario

Archivado bajo PIRINEISMO, PRIMERAS ASCENSIONES

LA SERRA DE LLOSERS, VESSANT-ESCOLA AL MASSIS DE CARLIT

¿QUIERES VIAJAR CON PAKO CRESTAS? – CLICKA FRASE – VISITA www.catalonia-trekking.com ó envia mail a pakocrestas@gmail.com ó whatssap al 0034 615626813

dsc04422La Serra de Llosers es un brancal que de deriva del Pic de Coma d’Or fins al Coll de Puimorens. Al nord de la serra hi localitzem la Coma d’en Garcia, una de les valls més freqüentades pels esquiadors del Pirineu Oriental, gràcies al seu còmoda accés, ja que comença just al propi Coll de Puimorens, on la carretera puja als 1.850 metres i on la neu està més que assegurada a l’estació freda.

p1090406

A la mateixa Serra, al seu vessant nord, hi ha tros del vessant que presenta un tram rocallós on es formen diverses petites goulotte, a recer d’una gran i evident canal ample. Es una zona sense masses pretensions, però amb punts al seu favor, com seria el fàcil accés, un també evident i còmode descens i la quasi absoluta manca de perill d’allaus.

p1090403

L’hivern passat vaig freqüentar la zona i en l’actualitat hi ha diverses línies divulgades. Va a dir que, curiosament, malgrat ser una zona de moltíssima neu, just la part n es fan els corredors acostuma a estar ventada, fet que fa que la neu i el glaç a la paret no estigui garantida malgrat l’abundància de neu a la vall i a la resta de les muntanyes.

Encara queda alguna alternativa per dibuixar noves línies al vessant, si be ja poca cosa més es poc fer, donades les limitades possibilitats de la zona.

p1010244

Us presentem dons un nou marc d’escola d’escalada hivernal al Pirineu Oriental, amb les modalitats típiques de la zona d’escola: Itineraris curts, poca aproximació, còmoda descens, mancança de perill potencials d’allaus, etc …. Una bona excusa per fer un “sube y baja” en el dia i treure-li la pols als piolets i al material. Les vistes, des de dalt del Serrat de Llosers, son superbes, amb el Carlit, gegantí i inconfusible, fent de rei del seu propi massís.

p1010280

Trobareu més informació de corredors de neu, gel i mixte al Pirineu, amb més de 600 ressenyes descarregables gratuïtes, al següent enllaç: http://www.pakocrestas.com/pyrene-ice/

dsc04434

FITXA TÈCNICA:

Hi trobem tres sectors, el dret, el central i l’esquerra, amb les següent vies ressenyades:

serra-lloseres-croquis-1-amb-linies 

SERRA DE LLOSERS – SECTOR DRET

  1. CANAL 14 ANYS
  2. VIA DELS LLOSERS

SERRA DE LLOSERS – SECTOR CENTRAL

  1. GOULOTTE DEL MONSIO
  2. GOULOTTE PULPITOS AMIGOS
  3. CANAL CENTRAL

SERRA DE LLOSERS – SECTOR ESQUERRA

  1. CANAL RETROBAMENT

Punt de partida: Coll de Puimorens (1.920 m).

Aproximació: Pujar per l’ample i evident vall situada a l’est del coll; es tracta de la Coma d’en Garcia, localitzada entre la cadena Querforc – Trespunts al nord i Serrat del Llosers al sud. A mitja pujada de la Coma, de manera natural i evident, veiem la vessant rocós a la dreta.

Descens: Fàcil, des del collet situat entre les dues cotes de la cadena baixem cap al nord per pendent fàcils.

Observacions: Sòcol rocós coronat per pendents molt suaus. Terreny interessant per la iniciació o per gaudir d’un dia tranquil d’escalada, sense compromís i de relativament còmoda accés.

1-canal-dels-14-anys

CANAL DEL RETROBAMENT

Recorregut / dificultat: 280 metres. Mitjana de 45º-40º, màxima de 60º i IIº

Primera ascensió (divulgada): Dani Brugaroles i Pako Crestas al març del 2014

Característiques i condicions: itinerari sinuós que transcorre pel marge dret de la paret. El primer llarg puja per la dreta del sòcol inferior on divisem uns evidents diedres. Pugem després per grades fàcils fins al peu del segon i últim cinturó rocós. Flanquegem en horitzontal per una fàcil i evident lleixa fins localitzar una canal que puja entre pendents i mixt fàcils pel centre d’unes torretes rocoses, just al marge oposat del vessant en referència al punt on hem iniciat l’ascensió.

Material útil: friends variats i cintes per blocs

2-via-dels-llosers

VIA DELS LLOSERS

Recorregut / dificultat: 220 metres. Màxima de 70º i M4

Primera ascensió: Ferran Rodríguez i Rut Capdevila al març del 2013

Característiques i condicions: Una de les primeres vies divulgades de la zona. Molt estètica i sens dubte la més interessant d’aquest sector dret. La fina línia de gel de sòcol inicial discorre per un estret diedre, la qual no es forma amb facilitat.

Material útil: semàfor d’aliens, camelots 0,5-2, 2 cargols de gel

3-pulpitos-amigos

GOULOTTE  PULPITOS AMIGOS

Recorregut / dificultat: 100 metres de goulotte més 250 metres de rampes fàcils fins al cim. Mitjana de 55º. Màxima 65º i mixt fàcil. Variant de 85º.

Primera ascensió (divulgada): Isma Antequera, Isaac Trullas i Pako Crestas l’abril del 2014

Característiques i condicions: És la goulotte situada més a la dreta de la paret central (la de la gran canal). Primer llarg de canal estreta de fins 65º. A partir de la R1 hi ha dues alternatives. Pujar en diagonal cap a l’esquerra (60º-65º i 55M) o sortir per la cascada difícilment en condicions que tanca la goulotte de manera directa (80º – 85º mantingut durant 10 m).

Material útil: friends variats i 4-5 pitons. Si hi ha sort i la cascada està formada cargols curts.

4-monsio

CANAL DEL MONSIO

Recorregut / dificultat: 150 metres. Mitjana de 50º. Màxim de M2 + i 65M

Primera ascensió (divulgada): Ramon Prades, Jordi Vilamayor i Pako Crestas al desembre del 2013.

Característiques i condicions: Les dificultats de la ressenya responen a condicions de poca neu i mal transformada. És molt possible que amb més innivació o amb millors condicions les dificultats minvin.

Material útil: 2 pitons, friends variats

5-canal-central

CANAL CENTRAL

Recorregut / dificultat: 280 metres. Màxima de 55º i possible mixt

Primera ascensió: sense dades

Característiques i condicions: Sens dubte la més evident i llarga de les canals del sector, fàcil i molt apropiada cara combinar amb una esquiada per la zona.

Material útil: Opcionalment material auxiliar d’ancoratge en roca

6-canal-retrobament

CANAL DEL RETROBAMENT

Recorregut / dificultat: 180 metres. Mitjana de 45º a 50º. Màxima 55º i IIº

Primera ascensió (divulgada): Dani Brugaroles i Pako Crestas al març del 2014

Característiques i condicions: Canal molt evident que transcorre per la paret de l’esquerra. El primer llarg puja en diagonal i el segon va recte cap a les zones tombades de la part superior del vessant. Durant la primera ascensió divulgada es va trobar bon gel de fusió. El vessant acostuma a acumular poca neu tot i que abundi en les proximitats, segurament a conseqüència del vent.

Material útil: friends variats i cintes per blocs

1 comentario

Archivado bajo ESCALADA HIELO, PIRINEISMO, PRIMERAS ASCENSIONES

SIERRA PELADA. UNA HISTORIA PIRENAICA

banner blog pakocrestas

¿QUIERES VIAJAR CON PAKO CRESTAS? – CLICKA FRASE – VISITA www.catalonia-trekking.com ó envia mail a pakocrestas@gmail.com ó whatssap al 0034 615626813

a1Como tú

guijarro humilde, como tú.

Como tú,

que en días de tormenta,

como tú,

te hundes en la tierra, como tú,

y luego centelleas, como tú,

bajo los cascos,

bajos las ruedas,

como tú.

(Fragmento de la poesía “Como tú”, de León Felipe)

Cuando escalé la cascada “Ponte el neopreno” en la vertiente sur del cordal Forqueta – l’Aguillette (Túnel de Bielsa), me sorprendió la aparentemente cercana pared norte del Sierra Pelada. Sin presentar unas lineas de ascensión claras y evidentes, ésta vasta vertiente se me antojo compleja y solitaria. La nieve reciente y abundante cubría varios islotes rocosos, y la parte baja de la pared parecía mostrar pequeñas cascadas de hielo. Por contra el plateau de la base, que se debe atravesar de punta a punta para acceder a la vertiente, presentaba un terreno harto propicio a los aludes; no en vano toda la nieve de este pequeño valle se desprende periódicamente cada invierno, lo que justifica la existencia de un para-avalanchas en la carretera. (el mas cercano a la boca del túnel).

img459

Un mes y medio más tarde, aprovechando un largo periodo de tiempo anticiclónico, rescatamos de nuestra memoria el reciente proyecto. Con las primeras luces del alba abandonamos los reconfortantes sacos de dormir y encaminamos las fuertes pendientes de acceso al plateau. El Sol nos sorprende a pocos metros del pie de la pared y pronto huimos de él para entrar en la gélida sombra de la vertiente norte del Sierra Pelada.

img537

La pared en si tiene un forma cóncava, tal como si de una enorme bola de helado, partida por la mitad mediante una cucharada, se tratase. Dos vagos espolones delimitan los márgenes de la pared, que en la parte inferior es tumbada y en la parte superior es vertical, con secciones desplomadas. El zócalo está protegido por una barrera rocosa, decorada, en su parte central, por una bonita cascada. Justamente es aquí donde nace la vía.

File6480

Los primeros metros fueron el buen agüero de una gran jornada, el hielo se presta a una escalada gratificante y segura gracias a la excelente calidad del mismo. Ay! el hielo pirenaico – pienso en mi interior – tan escaso y tan preciado. El manto de hielo, que parece haberse formado por la fusión de la nieve de los campos superiores, desaparece en la proximidad de los mismos; y en su lugar encontramos un tramo vertical de hierba helada y rocas sueltas. El compañero supera con lentitud la sección, verificando la resistencia de cada agarre y despuntando las herramientas en los islotes de hierba seca y congelada. No es una escalada difícil, pero si delicada. Al finalizar el largo y preparar la reunión una sincera advertencia:

Procura no tibar de la cuerda, y sobre todo, no te cuelgues.

– …

File6493

Al reunirme con el compañero, en lo que pretende ser la segunda reunión, constato el porque de los temores: una reunión montada con los piolets anclados en una nieve polvorienta y un tornillo de hielo que tan solo ha entrado dos dedos sobre una escama de hielo que recubre una pequeña roca.

Bien – comento ante la evidencia – por aquí ya no rapelamos.

File6487

La parte inferior de los campos intermedios muestran una nieve de mala calidad en la que nos hundíamos hasta las rodillas, a pesar de la moderada inclinación (50 *). No obstante, y a medida que nos acercamos a las secciones rocosas, estas están salpicadas de zonas de hielo aptas para la escalada mixta, mas glaciar que rocosa, cuya dificultad permite una escalada gratificante que requiere de nuestra concentración.

File6483

A media pared montamos un relevo bajo un nicho. En frente la pared presenta un muro rocoso de unos cien metros de aspecto tétrico, completamente desnudo de nieve y hielo. Optamos por seguir enlazando los campos de nieve y hielo, lo que nos conduce a traspasar el poco marcado espoloncillo que delimita la vertiente norte, para entrar en la vertiente noreste. Los largos de vienen a continuación son una verdadera delicia: Poco a poco ganamos metros por un terreno que, sin ser excesivamente difícil, nunca deja de presentar una inclinación de 55* – 60* grados con secciones rocosas de III*/IV*. La amplitud de la vertiente, el vacío que crece bajo nuestros pies y la soberbia soledad de las montañas que nos rodean, son los ingredientes selectos de toda una escalada para “gourmets”. Al fondo, vigilándonos siempre desde lo alto, la barrera de Barrosa i Troumouse se recorta sobre un cielo diáfano.

img457

Una sincera alegría me invade el corazón; no en vano soy consciente que horas como aquellas se viven con cuentagotas y que la apertura de una vía de estas características es un goce para los sentidos, un sedante para nuestras atormentadas almas, demasiado atropelladas por el trasiego diario de la vida de ciudad.

File6481

Al llegar a la cresta cimera la tarde ya esta avanzada y un espeso mar de amenazantes nubes invade las tierras de sur. Durante el breve descanso en la arista recuerdo fragmentos de lecturas sobre los pioneros del pirineismo; y en cada cumbre que observo me parece ver el espíritu de esta gente que ya son gigantes, que han burlado la muerte, puesto que mientras existan hombres para dar nombre a las montañas, las cumbres desprenderán el amor recibido de las que tanto las amaron. Ramond, Russell, Brulle, Tonellé, Latour, Estasen …

Una fugaz mirada hacia las empinadas pendientes heladas que horas antes hemos escalado hace que mi pensamiento aterrizase de nuevo en el momento actual.

img456

Así que acabamos de abrir una nueva vía en una pared inédita que aún escondía el Pirineo” – pienso para mis adentros – “Quizás, hoy en día, tan solo vivimos de la limosna, de las migajas de pan que sobraron del gran banquete de los verdaderos pioneros, o quizás no, quizás sea una búsqueda de los desconocido más pura, puesto que a su vez es más absurda e irracional.”

File6497

Mi compañero me apresura para que me ponga en marcha, desintegrando la atmósfera de meditación en la que me he ocultado. La hora ya es tardía, y hasta el momento no nos hemos planteado por donde se encuentra la posible vía de descenso. A la sazón, la que esperábamos que fuese la suave pendiente sur, se muestra labrada de empinadas canales herbosas que no podemos abarcar en su totalidad con la vista y que presentan una preocupante zona intermedia que parece estar barrada. Tras un rápido estudio del terreno, empezamos a crestear hacia el oeste, en busca de lugares mas propicios para descender. Cuando ya anochece, mi compañero intenta persuadirme para que continuemos el descenso por las canales de hierba mojada de la vertiente sur; descenso que, según él, puede ser rápido; a pesar de que a mi más bien se me antoja vertiginoso. Por supuesto ignoro íntegramente la elocuente invitación y continuamos cresteando. A la vez que nos invade la oscuridad lo hace la niebla, procedente del espeso banco de nubes que avanza hacia el cordal y que ahora lo cubre. Al llegar a una especie de cumbre encontramos una pequeña plataforma, – un verdadero nido de águilas -, es evidente que, a pesar de que aún no lo hemos comentado previamente, el vivac se impone. Tan solo llevamos una linterna frontal, por aquello de minimizar peso y volumen, y la haz de la luz de pierde a poco más de dos metros al reflejarse en la niebla. Construimos un cairn en la cumbre, masticamos nieve y nos repartimos la cuerda en aros para simular una hipotética manta. Nos quedamos inmóviles aprovechando el calor que aún conservamos en el cuerpo e intentamos persuadir a la mente para que evite los registros de aquella sensación llamada frío. Miramos atontados el espeso mar de nubes que nos ha absorbido y durante un largo rato nos preguntamos cuando empezaran a caer espesos copos blancos sobre la cresta.

img458

La noche nos sorprende a más de 2.600 metros, en pleno mes de marzo y sin sacos. Justo en una pequeña repisa donde no cavemos estirados. Llevamos puestos los baudriers, por lo que nos atados, como precaución, a unos grandes bloques de granito. La mordedura del frío no tarda en hacerse notar. En los pies, en las manos, en el pecho, y sobretodo, en toda la parte del cuerpo que se apoya contra el suelo. Es curioso porque en estas situaciones uno entra en unos estados de soñolencia que deben ser el preludio del sueño verdadero, y sueles imaginarte hogueras que no calientan, platos de caldo humeantes que se presentan gélidos a los labios, inmensas mantas de lana que te cubren, que pesan, pero que no calientan … y todo ello se desvanece con el frío real que se ceba con el cuerpo y te despierta entre incontrolados temblores. Por suerte el tiempo mejora con el transcurso de las horas y antes del alba el cielo se despeja completamente, presentando una infinita cúpula de estrellas y una luna menguante, que convierte las nubes bajas en un plateado mar de algodón. — ¡ Que espectáculo tan soberbio e irreal ! –. Parece que podemos dar un gran salto para  ser amortiguado por la capa de brillantes nubes, y luego poder caminar por estos campos horizontales de algodón. El frío muerde con rabia, pero ¡que rabia tan inútil, tan estéril!. ¿Qué importa?, la magia del espectáculo que nos brinda la naturaleza llega mucho más hondo.

File6498

Con las primeras luces emprendemos la escalada de la cresta. Los cuerpos quejosos del hambre, el frío y el insomnio. Los miembros encarcarados provocan que nuestros movimientos sean torpes y tan solo deseamos entrar en calor, evitar el mecánico castañeo de los dientes. ¡Sudar!. Cresta, cresta y más cresta. Una hora, dos horas, y que no vemos por donde bajar. En ningún lado encontramos ningún vestigio que nos permita reconocer que anteriormente ya se había transitado por estos lares. Ni fitas, ni cordinos, ni un trozo de tela o basura, ninguna instalación de rappel. Por contra abundan los bloques inestables sobre la cresta, alguno de los cuales hacemos caer estrepitosamente para evitar sorpresas. En un momento dado nuestras ganas de bajar nos traicionan, intentamos una vía de escape que pronto se muestra  más problemática que el trozo de cresta que nos queda por realizar. Volver a ascender para regresar al cordal se plantea como un duro golpe y un suspenso rotundo a nuestra intuición alpinística. Por fin llegamos a una brecha que nos permite descender, mediante un largo rappel, a las relucientes pendientes de nieve.

File6491

Sol y calor. “Cuanto anhelábamos esta sensación horas antes durante en el interminable vivac, y en ahora nos achicharramos”. Al llegar a las pendientes nevadas aún nos espera una desagradable sorpresa: nieve profunda e inconsistente sobre una solida capa de nieve dura. “¡Mierda!. Eran las 11 de la mañana y parece que toda la pendiente se tenga que poner en movimiento en cualquier momento”.  En esos momentos la angustia te hace sentir vulnerable, y más cuando el cansancio pesa sobre el cuerpo y la mente. Sin ni siquiera perder tiempo para plegar las cuerdas del rappel descendemos en linea recta, no trazamos ningún flanqueo, no intercambiamos palabras, casi no respiramos. Arrastramos las largas cuerdas anudadas al baudrier. Rápido, corriendo, en busca del final de las placas avalanchosas, en busca del verde valle, en busca del ruidoso río, en busca del solitario coche, en busca de un más que merecido plato en la mesa, en busca de una última mirada a la pared norte de la Sierra Pelada; que allí se queda, imperturbable, ajena a los miedos y motivaciones de esos pequeños seres animados que se hacen llamar pirineístas.

File6490

Deja un comentario

Archivado bajo PIRINEISMO, PRIMERAS ASCENSIONES

VALLE DE RIPERA. LA MORADA DE LAS SOMBRAS

banner blog pakocrestas¿QUIERES VIAJAR CON PAKO CRESTAS? – CLICKA FRASE – VISITA www.catalonia-trekking.com ó envia mail a pakocrestas@gmail.com ó whatssap al 0034 615626813

Forato (4)No abandones tu dama, no dejes que esté quieta,

siempre requieren uso mujer, molino y huerta;

no quieren en su casa pasar días de fiesta,

no quieren el olvido, cosa probada y cierta.

(Fragmento de la poesía “Consejos para un galán” del Arcipreste de Hita)

*          *          *          *

En verano de 1.998,  motivados por el gran amigo y escalador Antonio García Picazo, nos embarcamos a acompañarle en una apertura al más puro estilo de su maestría: Lugar remoto, muchos metros de vía, compromiso, elegancia y exploración. El escenario escogido fue la Peña Forato Os Diaplos. Una gran mole calcárea, de aspecto imponente y tétrico, que esconde el Valle de Tena. En si se trata de los mayores precipicios del Pirineo situados al sur de la divisoria de las aguas. Un lugar olvidado y salvaje. Un escenario que se aleja de los cánones actuales de la escalada de consumo.

Forato (19)

Aquel mismo verano, durante la primera incursión, trazamos la vía más directa de la pared, que recibió el nombre de “Neus-Pako-Picazo”. Con sus más de mil metros de recorrido, a punto estuvimos de acabarla en el día. El terció final se mostró vertical, desmenuzado y difícil. Se trata de una gran cicatriz característica, — bien visible desde la base –, donde Antonio mostró sus cualidades imprimiendo a la cordada una velocidad y constancia galopantes. Cerca de la cumbre, y en medio de un detritus fantasmagórico instalamos el vivac. La montaña de la Forato recibe su nombre a sazón de una curiosa cueva de enormes proporciones que parece una boca negra, y que es conocida, desde tiempos ancestrales, como la boca del diablo “Forato Os Diaplos”. la terraza de vivac era el sitio más feo y lúgubre que los tres habíamos llegado a ver en el Pirineo. No en vano llegamos a la conclusión que, si Lucifer tuviese un “xalet” de veraneo en la cordillera, aquél era el emplazamiento perfecto. Al amanecer una mata de flores resecas se dibujó entre las primeras luces del alba. El viento frío movía el ramillete funesto, y nosotros, entre risas, recriminábamos al diablo el que fuese tan poco cuidadoso con su jardín.

Forato (1)

Al bajar de abrir la vía en la pared norte, observábamos, con disimulado desinterés, el esbelto espolón norte de la cumbre situada a la izquierda de la mastodóntica mole de la Peña. Comentarios dispersos, intercalados con recuerdos de la reciente ascensión, amortiguan el dulce caminar hacia el fondo del valle. El espolón, sin duda, promete ser otra vía de un millar de metros de recorrido, que se desprende de una enigmática cumbre, cuyo posible nombre no esta gravado en mapas y guías, y al que denominaremos el Tozal de Ripera. Cada vez que nos detenemos a escrutar los detalles de la inmensa pared planificamos su posible ascensión como un proyecto pendiente en perspectiva a realizarlo unos años más tarde…

Forato (13)

Conscientes de que nos engañábamos mutuamente, a duras penas esperamos la proximidad del verano siguiente para concretar que, entre las posible aperturas, el espolón norte del Tozal de Ripera sería el “Nuestro objetivo número uno” de la época estival. Así pues, aprovechando que disponemos de unos cuantos días a mediados de Julio, nos dirigimos a los pies de la montaña para vivaquear en la víspera de la ascensión.

Forato (2)

Al llegar a los verdes prados de Ripera los últimos rayos de sol, con una luz apagada y mortecina, alumbran algunos salientes de la parte alta de la muralla. Tras un año sin ver la pared se me antoja más tétrica y fúnebre de lo que quería recordar, hasta el punto que la creciente oscuridad del crepúsculo parecía resultar confortable y apropiada a la montaña. Ceno de espaldas a la omnipresente pared, esforzándome en arrinconar un temor casi infantil.

Al día siguiente, como siempre, las cosas se ven de otra manera. La preocupación, no obstante, viene ahora producida por un cielo poblado de grises nubes que, con su presencia, hacen que la mañana sea pesada, gris e incolora. Nos preguntamos mutuamente acerca del pronóstico del tiempo. El “¿Que crees?“, viene acompañado de un “No se … ¿y tu?“. La panacea es la de siempre. Conclusión: “escalamos un par de largos y si no lo vemos claro bajamos”. Justificación: “Ya que estamos aquí, aprovechamos“. Traducción: “Nos metemos y ya saldremos por donde se sea“.

Forato (3)

Nos adentramos en una fea canal pedregosa, verdadero embudo colector de las piedras que se puedan desprender de lo alto. Nos apresuramos en abandonar el lugar, ascendiendo los primeros metros hasta una curiosa poza. Esté tramo, que constituye el zócalo de la pared, lo superamos sin encordarnos, escalando con precaución un terreno fácil pero roto, atentos a evitar movimientos bruscos muy a pesar del peso de las mochilas. Aquí se inicia la escalada en sí, concluyendo la primera sección en la cúspide del zócalo, donde encontramos un agonizante helero de nieve ennegrecida y sucia al que denominamos “primer helero”. Justamente, a partir de este punto, la vía muestra su sección más vertical, que durante varios largos, discurre por una llamativa chimenea hasta la sección de los “techos negros”, límite de los vestigios de alguna tentativa anterior. Nos esforzamos en no perder tiempo, lo que convierte la escalada en un ejercicio tan absorbente que a duras penas salimos de nuestro asombro al oír el primer trueno. El cielo plomizo no tarda en desprender veloces gotas de agua. Nos protegemos bajo unos pequeños desplomes, cada uno dentro de su respectiva funda de vivac. Son las cuatro de la tarde, y al parar, la sensación de cansancio y gana se ve incrementada por la lluvia. La vacía niebla que amortigua y absorbe los matices de la pared.

Forato (14)

Al finalizar la tormenta, de apenas media hora de duración, empieza la siempre desagradable divagación entre subir o bajar: Yo tomo la postura cómoda de responder a las preguntas con nuevas interrogaciones y delegar, sutilmente, la decisión al compañero; al poco tiempo, quizás harto de jugar al “frontón dialéctico” se pone de pie y sentencia “Yo de aquí no me bajo“. Mira hacia arriba con firmeza y se vuelve a apretar el baudrier. Es tan contundente el tono de su voz que, de repente, tengo la absoluta certeza de que el cielo se abrirá sin mas y que, como tantas otras veces, tendremos como cómplices del vivac a las mil y una estrellas que adornan el firmamento.

Forato (5)

Lejos de cumplirse el optimista pronóstico, un par de horas mas tarde estamos acondicionando un desprotegido vivac en una exigua cornisa, en el margen de una repisa terrosa. En vano buscamos un lugar un poco cómodo, si más no resguardado. No hay nada. La pendiente es uniforme, las repisas estrechas y sobre nosotros se yergue un vertical tramo de pared anaranjada de más de cien metros homogéneos, sin cuevas, sin techos. El píe de la citada pared es el lugar más confortable que sabemos descubrir en el sector central de la pared. Al llegar la noche maldecimos el cambio de tiempo que nos había asaltado por la tarde. Si la situación atmosférica nos hubiese respetado, ahora estaríamos bajando a tientas de las alturas, con la vía en nuestro corazón; en cambio nos esforzamos en descubrir puntos de luz que nos adviertan de que la compacta capa de nubes se esta rompiendo con el frío de las noche. A veces creemos ver una estrella que desaparece lentamente, hasta que nos rendimos ante la evidencia de que aquello que nos obstinamos en observar ya ha desaparecido. A pesar de ello nos metemos en la funda de vivac, sabiendo que poca cosa más podemos hacer y que son las primeras horas de la noche las únicas relativamente reconfortantes cuando se duerme sin saco. Una rápida mirada al reloj; son las diez de la noche.

Forato (15)

Tan solo un par de horas más tarde Antonio me desvela de mi frágil sueño.

– Crestas, tenemos visita. …

Decenas de rayos y relámpagos invaden con sus haces de luz el cielo. No deja de ser curioso ver una tormenta eléctrica cuando estás dentro de las propias nubes, destellos arriba, abajo, a la derecha, a la izquierda, y luego el ensordecedor ruido de los truenos. Nos sentimos pobladores de las trincheras, frágiles soldados perdidos en medio de una dantesca batalla. Somos los únicos asistentes a una obra de teatro que se representa desde lo más remoto de los tiempos: Las nubes jugando a holocaustos nucleares. Ante la magnitud de la tormenta que se aproxima y quizás como respuesta ante el miedo, me siento espectador, ajeno a la realidad; ilusa percepción que se desintegra tan pronto como recibimos el impacto de primera tromba de agua. Ya entonces hemos abandonado nuestra postura estirada para sentarnos de cuclillas sobre la cuerda, evitando apoyar la espalda en la pared. La sorpresa es realmente desagradable al descubrir la casi nula protección que me otorga la funda de vivac. Rápidamente se empapan los diferentes jerseys que hasta el momento me habían mantenido caliente.

Forato (6)

“Mierda, me estoy empapando”. – grito al sentir como la ducha de agua gélida discurre por mi espalda.- “Yo aún no,… pero poco me falta” – responde mi compañero. Otra rápida ojeada al reloj, tan solo hace cinco minutos que llueve.

Minutos más tarde, y ante los repetitivos temblores causados por la bajada de temperatura del cuerpo, soy víctima de un repentino ataque de nervios y empiezo a quejarme de manera descontrolada.

Forato (16)

“Ostia, esto es inaguantable ” — “Mierda, mierda …” Las palabras me salen con un hilo de voz, preludio del llanto.

Antonio corta sin compasión mi letanía.

– Crestas, cállate. Quejándote no arreglas nada. Aguanta un poco.

Tristemente tiene razón. Callarme es lo mejor que puedo hacer. Concentrarme para que las lágrimas de mi impotencia no se pierdan en la lluvia.

Forato (7)

La tormenta, lejos de menguar en su violencia, continua torrencialmente durante dos horas más. Temblores incontrolados por la perdida de calor corporal, mil y una quejas, la loca respiración, y agua, mucha agua, por todos los rincones del cuerpo. Corre por la espalda, por el pecho, entra por la ranura del ano. Es como si alguien se dedicase a tirarnos cubos de agua encima. Múltiples ríos de agua que bajan por doquier, acompañados de rocas que se precipitaban.

Forato (17)

A las dos de la madrugada, tan súbitamente como empezó, cesa el llanto desconsolado de las nubes.  Ahora soy yo quien llora, desecho por el frío. Una y otra vez que imagino la salida de Sol, y siento que su templada caricia pone fin al penoso tormento. Sé que la esperada sensación es el mejor sedante ante las interminables horas de espera que me separan del despuntar de un nuevo día. Antonio aún tiene la paciencia de ponerse de píe y extender su ropa y la funda para el que frío viento las seque. La desazón es total cuando una nueva tormenta, aún más violenta que la anterior, vuelve a absorber la montaña hacia las cuatro de la madrugada. Nuevamente bajan por la pared verdaderos torrentes. Los minutos parecen horas y las horas días. En un momento impreciso Antonio empieza a lamentarse demostrando que también se encuentra harto de tanto sufrimiento. Entonces soy yo quien amputa su letanía de quejas …. “No, no, no. …. Sr. Picazo, Vd. no puede hacerme esto. Tu debes aguantar para que yo aguante”. Acto seguido Antonio vuelve a momificarse.

Forato (8)

La grisácea mañana aparece entre cortinas de agua. La oscuridad da paso, de manera desesperantemente lenta, a las primeras luces lechosas del nuevo día. Definitivamente, el Sol nos ha traicionado. Observo a mi compañero, su mirada esta apagada por la amargura del sufrimiento y la derrota. La repisa que ampliamos al iniciar el vivac ha desaparecido. Ya no queda ni una de las piedras que sirvieron como contención de la plataforma. Con la cabeza colgando sobre los hombros observo el suelo de piedra y la multitud a diminutos riachuelos de agua que constantemente lo surcan. Antonio saca una navaja y abre la funda de vivac por su parte inferior. Al momento un chorro de agua surge, a modo de fuente, del corte recién abierto. Hace horas que no hablamos pero, sin duda, los dos pensamos lo mismo, “A la que deje de llover salimos de aquí“.

Forato (18)

Al ponerme en marcha me asusta verme en apuros para mantenerme en equilibrio. Suerte del pasamanos que dejamos instalado hasta la última reunión y de la constante atención de Antonio!. Empieza una sucesión de aéreos rápeles acompañados del interminable temblor del cuerpo y de pequeños paréntesis de somnolencia. Delego, de manera descarada, las maniobras de cuerda al compañero, que montaba las instalaciones y recogía las entumecidas cuerdas una y otra vez. Se le ve cansado, hastiado, fuerza sus lesionadas muñecas al recuperar las cuerdas, pero yo poca cosa más puedo hacer que observarle con la cabeza vacilante y la mirada perdida. El cansancio a dado paso al agotamiento y lucho contra una desgana inmensa. Llegada la tarde, lejos ya de la empapada pared, otra violenta tormenta nos acompaña en nuestro camino de descenso del valle. Los truenos suenan como insoportables carcajadas que se desprenden de lo alto; acompañando a la orquesta la fría lluvia y punzante granizo. La verdad es que quizás ya nos da igual lo que diluvie, sin duda llueve sobre mojado. Negro sobre negro. Ya de noche llegamos a la que se ha convertido en nuestra “Tierra prometida”: Panticosa. ¡Suerte la nuestra al vernos con un plato en la mesa regado del suave perfume de un Samontano Gran Reserva del 92!.

Forato (9)

Dos semanas más tarde, aún sin haber digerido en su totalidad los acontecimientos pasados, volvemos imantados por nuestras ganas de terminar lo empezado. La táctica seguida es la de acceder al punto máximo alcanzado mediante un sistema de viras herbosas situadas a media altura del gran precipicio del Mallo de las Blancas. Viras que, según se adivina, dan acceso a un circo suspendido desde el cual podemos acercarnos a la parte central de la pared. Invertimos la jornada en buscar el deseado paso, el cual resulta ser más fácil y evidente de lo esperado, dejando a nuestro paso las viras bien señalizadas con “cairns”, evitando así la posibilidad de extraviarnos en caso de que la oscuridad o la niebla sean nuestras compañeras durante el descenso. Sin duda el recorrido que seguimos se trataba de la estrambótica “vía normal” de acceso a la cumbre, la cual, cada vez más, se nos antoja como el último torreón inviolado de nuestros viejos Pirineos.

Forato (20)

Tras varias horas de aproximación, instalamos el vivac en un verdadero balcón tupido de espesa hierba verde. Poco más arriba, un inesperado descubrimiento nos colma de dicha: Ni más ni menos que un increíble sistema de simas abren sus desafiantes bocas negras hacia las fauces de la tierra. Destaca entre todas un perfecto pozo redondo, de más de tres metros de diámetro, por donde se cuela un ruidoso torrente procedente de los heleros superiores. Al lanzar piedras por el agujero, oímos como las mismas rebotan durante ocho segundos, hasta que los ecos se pierden en la distante y fría oscuridad. Otra de las tantas bocas exhala un extraño aire helado, proveniente de las estrechas paredes tapizadas de hielo. Tardamos un buen rato en salir de nuestro asombro, quizás hasta nos sentimos incómodos por no ser espeólogos y no saber desear adentrarnos en los secretos de nuestro reciente descubrimiento.

Forato (10)

El crepúsculo se viste de los colores de la miel, presagiando buenos momentos para la día siguiente. Sorprendentemente, a las doce de la noche, la situación de la anterior tentativa se reproduce, y un compacto manto de nubes, acompañado de nucleares destellos, arropa de nuevo la montaña. Ni tan solo me esfuerzo en disimular mis nervios cuando anuncio que, a la que caiga la primera gota, saldré corriendo hacia el valle. “Como vuelva a pasar por lo que pasé, no volveré a escalar en roca en el Pirineo hasta el próximo verano”, pregono.

Forato (21)

Quizás por casualidad, quizás con condolencia, la tormenta nos roza pero no deja caer sobre nosotros ni una sola lágrima. Al alba aún estamos rodeados por una espesa niebla, que tan solo se rompe esporádicamente para dejarnos ver más y más nubes. Tras un vacuo compás de espera, desalentados por nuestra suerte, decidimos combatir el húmedo frío adentrándonos en la pared. Tomamos un sistema de viras, realizamos tres cortos ráppeles, y llegamos al punto de vivac. Nos sorprende la proximidad del mismo de la que hubiese sido una salida de escape durante el anterior intento. ¡Si hubiésemos escalado un par de largos más de cuerda, hubiésemos podido salir caminando de la pared¡… si mas no hubiésemos podido resguardarnos mejor de la lluvia y nos hubiésemos ahorrado los doce malditos rápeles.

Forato (11)

La suerte decanta la balanza a nuestro favor puesto que el cielo azul gana, poco a poco, el terreno ocupado por las nubes. Paralelamente, los largos de cuerda discurren veloces, uno tras otro, gracias a la mayor facilidad del terreno que, en la parte alta de la pared, se inclina y pierde verticalidad. Una bonita franja rocosa de roca blanca culmina la vía, regalándonos el largo de cuerda más bonito de los veintitantos que completan el recorrido. La llegada a la cercana cumbre es, sin lugar a dudas, el momento de gracia de mi humilde vagar como pirineísta. No adivinamos ningún vestigio de anteriores ascensiones, construimos un inmenso cairn  y saboreamos dulcemente la estancia en la cima, en “nuestra cima”. Mutuamente, contemplamos nuestros rostros desfigurados por una sonrisa incrustada. Tengo la certeza de que el brillo que se adivina en los ojos de mi compañero es el reflejo exacto de mi mirada. A la sazón, el cielo, aparejando ser cómplice del momento, muestra una brillante color azul, irrealmente iluminado por el majestuoso Astro Rey. Las nubes de la mañana ha desaparecido tan sigilosamente como aparecieron

Forato (12)

Durante la bajada del tridente que forma la cumbre del Tozal de Ripera, provocamos la caída de los bloques inestables que obstaculizaban la escalada e instalamos un largo rappel para salvar la canal que, como si de un tobogán se tratase, presenta un vertiginoso descenso. Factores, todos ellos, que ahondaban nuestro convencimiento de que la cumbre que dejamos atrás era una de las raras cúspides vírgenes, quizás la última, que aún guardaba, celosamente, la querida Cordillera Pirenaica. ¿Que más se le puede pedir a un caluroso día de Agosto?.

Deja un comentario

Archivado bajo PIRINEISMO, PRIMERAS ASCENSIONES

EL NIÑO PARABOLT, UNA ALTERNATIVA DIFERENTE PARA ESCALAR UN 3.000 PIRENAICO

banner blog pakocrestas

¿QUIERES VIAJAR CON PAKO CRESTAS? – CLICKA FRASE – VISITA www.catalonia-trekking.com ó envia mail a pakocrestas@gmail.com ó whatssap al 0034 615626813

P1080668

El tiempo pasa volando, más deprisa de lo que parece, y hacía ya bastantes años que no le dedicaba tiempo veraniego a las paredes pirenaicas para trazar nuevas líneas de escalada en roca. Parecía ya formar parte de otra vida aquellos tiempos en los que dedicaba buena parte del estío a vagar por valles recónditos del Pirineo y escalando algunas vertientes completamente inéditas y en ocasiones vírgenes.

P1120718

En esta ocasión pretendía algo diferente. Es evidente que abrir vías de roca en verano en las paredes recónditas de la vieja cordillera pirenaica es un saludable ejercicio para el espíritu montañero y aventurero; pero también es evidente que las rutas de aventurilla que quedan prácticamente desequipadas caen rápidamente en el olvido y gran parte de ellas ni tan solo son repetidas. Ahora mi buen amigo Joan Lluís y yo pretendíamos dar a luz una gran clásica, sobre buena roca, de una dificultad “popular” y en un paraje que reuniese todas las maravillas de la alta montaña pirenaica, aquella que levanta sus puntas pétreas por encima de los 3.000 metros.

En esta ocasión sería la primera via de este género a tal altura en el Pirineo que quedase completamente equipada con parabolts y que fuese toda ella rapelable. Al estilo de lo que se encuentra en montañas como la Dent d’Orlú o Gourette pero con una diferencia sustancial: donde empieza y donde acaba la via.

P1080758

El escenario escogido fue la sábana gris de la Marmolera, en la vertiente sur del Comachibosa (más conocido como Vignemale), en la cabecera del Valle de Ara. El inicio de la via, en el circo sur de la corona de la Marmolera, a 2.850 metros de altura. El circo con neveros perpetuos cuya cubeta lateral visitan todos aquellos que ascienden el Vignemale por el corredor Moskova. El final, en la misma arista somital de la corona de tres miles del Vignemale, a vista de pájaro sobre el agonizante glaciar d’Ossoue y a poco metros de la cumbre del Montferrat.

Una aproximación, larga, larguísima, que implicaba un problema añadido al hecho de querer abrir una via de estas características, que era el transporte de los quilos de material que necesitábamos transportar para dejar la via tal como deseábamos, o sea, bien  equipada. Parabolts, descuelgues, taladro, baterías…. A parte de las cuerdas, material auxiliar de escalada, la tienda, la comida, sacos, etc….

P1080754

Pocas veces me ha pasado que antes de abrir una via ya tuviese claro que nombre le pondría. En este sentido soy un poco supersticioso y siempre he considerado que “no hay que vender la piel del oso sin haberlo cazado”. Pero cuando empezamos a caminar la primera jornada hacia la cabecera del valle, con todos los fardos encima, solo me faltó incorporar a la mochila de 30 quilos que llevaba a la espalda otra mochila pequeña en la parte frontal con parte de los parabolts y 7 quilos de peso sobre la barriga, para maldecir el “embarazo repentino”.

…¡Como pesa este niño Parabolt!, le comenté entre risas y esfuerzos a mi compañero, y con el P … niño parabolt nos quedamos. El sobreesfuerzo del primer día lo pagué caro. Una persona pequeña y delgada como yo, de tan solo 55 quilos, no está hecho para cargar con casi 40 durante una cuantas horas. Al día siguiente, mientras me recuperaba del sobre esfuerzo, Joan aún tuvo ganas de hacer un primer porteo a pie de pared, quedándose a media subida. También él notaba el sobre esfuerzo del día anterior, más cuando acarreó mayor carga, aprovechando su constitución atlética de 90 quilos. Cada uno lo suyo.

P1120732

La sorpresa fue mayúscula cuando al día siguiente, nuestro primer día en pared, no encontrábamos el petate que había dejado Joan a media subida. Después de dar unas cuantas vueltas, subidas y bajadas, apareció de nuevo el niño Parabolt en medio de la pedrera inclinada, y pudimos continuar con nuestra aventura. Aquel primer día en pared fue bastante productivo y ya descubrimos lo que sería la tónica de la escalada. Sol, roca agradable, dificultad moderada (IVº) y un ambiente espectacular. Largo descenso entre últimas luces de la tarde, disfrutando del danzar de unas pocas nubes de colores cambiantes. Creíamos estar a media pared con los 4 largos escalados, apreciación que más tarde vimos que era incorrecta. La perspectiva de la vertiente vista desde el circo engaña, como tantas otras veces cuando estas al pie del murallón.

P1120760

Tras una jornada de descanso volvimos de nuevo a la pared, con la intención de acabar la via, pero se acabaron antes las baterías, justo bajo la que denominamos “lastra de la muerte segura”, un enorme bloque en incierto equilibrio tan grande como una camión que está suspendido sobre la última reunión que equipamos aquel día. No quedó más remedio que descender con 8 largos bien abiertos y esperarnos un año. Era octubre y justo pudimos aprovechar la última semana de tiempo cálido antes de la llegada del general invierno. A pesar de no finalizar la vía estábamos contentos e ilusionados, nuestro proyecto avanzaba viento en popa y ya teníamos la excusa perfecta para merodear un año más tarde por los plácidos prados del valle de Ara, con la mirada fija en la altiva pared de la Marmolera.

P1030353

Y este verano pasado ninguno de los dos faltó a nuestro “pacto de caballeros”. Es más, se incorporó al equipo el buen amigo “Paco GPS”, otro hombretón de 1,90 que hizo más liviano el transporte de los fardos hasta pie de pared. Los últimos parabolts, las baterías, el taladro… pero esta vez ya teníamos las medidas tomadas y sabíamos que, si la meteo nos respetaba, era cuestión de una día más de “feina” para concluir esta hermosa via.

Y así fue, veni, vidi, vici. Buena jornada con sol desde el alba hasta el crepúsculo, sin viento, temperaturas agradables a pleno sol y conclusión de la via sobre la arista con vistas al glaciar. ¿Qué más se puede pedir? Subir hasta los 3.200 metros escalando, ver el glaciar con los pies de gatos calzados y bajar por el sistema de rápeles recientemente equipados con buenos parabolts y anillas. Todo un lujo.

P1120749

Ahora que las nevadas y los fríos rigurosos vuelven a dominar estas altivas tierras que rozan el cielo, un estático letargo invade el niño Parabolt. Pero como siempre, volverá el sol a alcanzar la alta parábola, volverán los días a ser larguísimos y las temperaturas estivales harán de nuevo agradable y placentero el tacto de la roca. Allá os espera nuestra nueva via, diseñada para el deleite del escalador clásico amante del IVº grado. Os espera una escalada divertimento, que disfrutéis del niño Parabolt, que ya ha sido concebido y en el 2015 gateará en su primer año de existencia. Ojala la buena estrella de le una larga vida y se convierta en una bonita clásica. Esta, y no otra, ha sido la intención de sus “papas”.

P1120752

Podeis descargar la reseña y la descripción de la vía en el siguiente enlace: http://www.pakocrestas2.com/pako-v%C2%BA/vignemale-gavarnie/

Marmolera - niño parabolt

Con posterioridad a la apertura de la vía, unos escaladores que la repitieron realizaron este pequeño video, muy recomendable. Gracias Rafael.

6 comentarios

Archivado bajo PIRINEISMO, PRIMERAS ASCENSIONES, TRESMILES