Archivo mensual: septiembre 2019

CRÓNICA DE LA PRIMERA ASCENSIÓN AL MANASLU

SIGUENOS EN INSTAGRAM: https://www.instagram.com/pakocrestas/

SIGUENOS EN FACEBOOK: https://www.facebook.com/pakocrestascom/

La primera exploración al Manaslu se realizó coincidiendo con la misma temporada en que se ascendió el primer 8mil, en el 1950. Fue a cargo de Bill Tillman que montó un campamento en Thonje y exploró la cuenca de los ríos Dudh Khola y Marshandi. Desde la parte alta de la cuenca del Dudh Khola grafiaron las vertientes oriental y septentrional del Manaslu. Tillman sabía que tenía muy pocas posibilidades reales de subir al Manaslu, por lo que concentró sus esfuerzos en el Annapurna IV, donde fracasó quedándose tan solo a 200 m de la cumbre, todo un logro para la época, con un equipo pequeño y un equipamiento rudimentario.

Dos años más tardes fueron los japoneses quienes montaron una nueva expedición exploratoria e identificaron una ruta factible por el glaciar del Manaslu hasta le collado norte de la cumbre principal.

En 1953 los japoneses regresaron con la intención de subir al pico. Era un equipo compuesto por 13 alpinistas y 2 científicos. Subieron desde Sama hasta el glaciar y establecieron una serie de campamentos bastante seguidos. Desde el campamento del collado norte (que era el octavo campamento de altura) mantenían conversación con el Campo Base gracias a un tendido de cable telefónico que ellos mismos habían instalado. A pesar de que el mal tiempo los bloqueó 2 semanas, consiguieron instalar el campo 9 a 7.500 m y realizar un ataque a la cumbre que fracasó a los 7.750 m por falta de tiempo. El hecho de llegar tarde a l cumbre y el riesgo de vivaquear a pelo durante la bajada era demasiado riesgo para el equipamiento de la época. ¡No todos eran Hermann Buhl !!

En 1954 los japoneses volvieron, pero esta vez se encontraron con un problema inesperado que ni tan solo les permitió llegar a pie de montaña. Se encontraron con una población enfurecida en el pueblo de Sama que los rechazaron de manera violenta con garrotes, piedras y cuchillos. Resulta que tras la tentativa de 1953 siguió una temporada con un tiempo espantoso. Una avalancha de enormes proporciones hasta entonces nunca vistas sepultó el monasterio local matando a 3 monjes. La población también sufrió viruela y más enfermedades de las habituales. Los locales no dudaron en atribuir todas estas desgracias al enojo de los dioses por haberse intentado hollar la cumbre del Manaslu.

Los japoneses volvieron a Katmandú los japoneses negociaron un nuevo permiso con garantías para el 1955. El mismo no les llegó a tiempo, puesto que fue enviado por las autoridades nepalís por via marítima, lo que hizo que definitivamente se postergase la nueva tentativa al año 1956.

En el 1956 partió una expedición dirigida por Yuko Maki, de 62 años, por entonces presidente del club alpino japonés y conocido en Europa por haber formado parte de la primera ascensión de la prestigiosa arista Mittellegi al Eiger en 1921. Los japoneses llevaban tiendas con varillas de bambú, en vez de aluminio y un sistema de oxigeno de circuito abierto que utilizaban durante las noches. El sistema abierto no resultó útil, ya que el oxígeno se escapa de la tienda y al final improvisaron oxígeno en botella. También llevaban unos gorros holgados para protegerles del sol que les daba cierto aspecto de samuráis.

A pesar de que les habían asegurado paz y tranquilidad, encontraron hostilidades en Sama a pesar de que en esta ocasión pudieron continuar con la expedición. Siguieron la ruta de 1953 pero con menos campamentos. Instalaron el campo IV en el collado Norte y el V al pie de los que los japoneses llamaron “el delantal”. El campo VI lo instalaron a 7.800 m al borde del plateau. El 8 de mayo salieron de buena mañana Imanishi y Gyalzen Norbu hacia la cumbre. La progresión por el plateau les resultó técnicamente fácil, y cuando llegaron a lo que creían que era la cumbre, vieron que aún había una torreta de piedras sueltas más lejos y más alta. No tardaron mucho el alcanzarla. En l parte alta tan solo cabían 3 personas. Hicieron cumbre a las 12:30 h y por la noche consiguieron regresar hasta el mismo campamento V.  Gyalzen se convirtió en la primer persona en escalar 2 ocho miles, ya que había estado en la cumbre del Makalu junto con la expedición francesa en 1955.

Autor: PAKO CRESTAS

¿QUIERES VENIR CON NOSOTROS AL MANASLU EN 2020? ENCUENTRA INFORMACIÓN DE L EXPEDICIÓN ABIERTA EN EL SIGUIENTE LINK: https://www.catalonia-trekking.com/viajes-mon-petit/manaslu-oto%C3%B1o-2020/

Deja un comentario

Archivado bajo 8MILES, ASIA