Archivo mensual: julio 2022

CRÓNICA DE LA ASCENSIÓN A LA RONGAI ROUTE – KILIMANJARO – JULIO 2022

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banner-blog-pakocrestas-1.jpg
DESCUENTOS ESPECIALES PARA USUARIOS Y VISITANTES DEL BLOG: https://pakocrestas-shopping.com/
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banner-blog-pakocrestas-2.jpg
SOMOS ESPECIALISTAS EN ORGANIZAR VIAJES DE TREKKING Y MONTAÑA PARA GRUPOS POR TODO EL MUNDO: https://www.catalonia-trekking.com/vist-trek-planeta-tierra/
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banner-blog-pakocrestas-3.jpg
¿QUIERES VIAJAR CON PAKO CRESTAS, EL AUTOR DEL BLOG? VISITA NUESTROS PRÓXIMOS DESTINOS EN: https://www.catalonia-trekking.com/viajes-mon-petit/

SIGUENOS EN INSTAGRAM: https://www.instagram.com/pakocrestas/

SIGUENOS EN FACEBOOK: https://www.facebook.com/pakocrestascom/

FOTO PAKO CRESTAS

Un año más volvemos al Kilimanjaro, la cumbre más alta del continente africano, que también resulta ser el un volcán de mayor altura continental. Una de las cumbres que es, a la vez, al igual que el Elbrus, seven summits y seven volcanoes.

FOTO PAKO CRESTAS

Este año Tanzania y la zona de zona de Moshi se nos presenta con una sequia no habitual para la época. Parece que estemos ya en octubre o noviembre, el final de la época seca. Pero no, estamos en el mes de Julio. Le pregunto a Jonhson, mi colaborador local, si es habitual ver todo el paisaje tan seco en esta época y me responde que no, que este año es muy seco y que la culpa es de la guerra entre Rusia y Ucrania. 

FOTO PAKO CRESTAS

La sequia también comporta que tengamos una previsión de tiempo excelente. Sol garantizado todos los días y temperaturas más altas de lo habitual en la zona de cumbre. Los efectos del cambio climático cada vez son más claros, evidentes y preocupantes en todo el planeta, y nosotros, los ciudadanos de a pie, no dejamos de ser unos simples espectadores del hundimiento del Titanic. La clase que compraron los pasajes baratos y que los encierran en las plantas inferiores cuando el barco naufraga, para que no puedan salir e intentar escapar de su condena.

FOTO PAKO CRESTAS

Curiosamente en la zona baja, en Moshi, el clima es más fresco de los habitual y en las partes altas menos frio por las noches y agradable durante el día. El hecho de caminar por encima de la espesa capa de nubes bajas que cubre la planicie a pies del gigantesco Kilimanjaro es la principal causa de estos contrastes climáticos.

FOTO PAKO CRESTAS

Como otras veces, todo discurre según lo planificado bajo la tutela de los excelentes servicios de la agencia local y sus siempre atentos trabajadores. Todos se muestran contentos y afables, para ellos el trabajo en el monte es una garantía de mejor retribución que cualquier otro trabajo standard en las poblaciones, y les aporta seguridad y riqueza a sus familias. Los trabajadores de montaña, a pesar de lo duro que resulta su trabajo, se pueden considerar afortunados.

FOTO PAKO CRESTAS

El primer día de la Rongai es una jornada relativamente corta. Como la ruta es la que sube más directa, las jornadas no se extienden tanto, ya que lo importante, por encima de ganar terreno hacia la cumbre, es ganar altura de manera gradual. Es así como el primer día se duerme por debajo de los 3.000 m, el segundo a unos 3.800 m y el tercero a 4.750 m.

FOTO PAKO CRESTAS

Segunda jornada en la que superamos el bosque húmedo y transitamos por landas hasta el margen de la zona desértica. Un día excelente y un Kilimanjaro más seco que nunca, cada vez la nieve es más y más residual. De hecho, cuando subimos este año por la Rongai, tan solo podemos divisar dos pequeños sistemas blancos de glaciar en lo alto del cráter, que en la lejanía se ven ridículamente minúsculos. Pasamos por las famosas “lava cave”, segundo campo donde paramos a comer y tercero donde acampamos para cenar y descansar.

FOTO PAKO CRESTAS

El tercer día se sube, como los anteriores, de manera suave y constante. Todo el equipo funciona de maravilla. Juan, un médico integrante de la expedición, nos va controlando la saturación de oxigeno en la sangre. Todos mostramos valores muy buenos. La moral es alta. Toca intentar descansar para hacer frente al inevitable madrugón del día de cumbre.

FOTO PAKO CRESTAS

Yo creo que uno de los principales motivos que aconsejan madrugar en la ascensión a la cumbre es que al subir de noche todo el larguísimo pedregal que conduce al cráter, uno no es consciente de lo que le falta por subir. Seguramente, si viésemos desde abajo la enorme e interminable subida, más de uno se desanimaría por completo. Es una subida larga y monótona. Por suerte el sol sale ya en el cráter, en el Gillians Point, y entonces ya uno tiene la sensación de que falta poco y el espectáculo visual que se extiende ante uno, con la enorme belleza del gigantesco cráter, nos brinda ánimos renovados.

FOTO PAKO CRESTAS

Momentos antes de alcanzar el punto más alto hago un repaso mental del elevado ritmo de retroceso de los glaciares de estos últimos años en los que he visitado, año si y año también (muy a pesar de la maldición del covid), estas volcánicas tierras de escaso oxigeno más altas del continente rojo. Las diferencias anuales son significativas y cada vez más evidentes. Los hielos del Kilimanjaro tienen sus días contados. Que triste será subir la montaña cuando ya el blanco glaciar no adorne su corona. La decadencia es similar y paralela a los famélicos glaciares de mis queridos Pirineos.

FOTO PAKO CRESTAS

Llegamos todos a la cumbre, con las dificultades típicas de la altura. 100% en la cumbre. Fotos, felicitaciones, abrazos. Justo tras la exitosa ceremonia capto de nuevo señal de cobertura móvil y recibo uno de esos WhatsApp que nunca desearías leer. Mi mejor amigo, mi hermano, mi compañero de cordada durante tres décadas ha muerto. Ha librado las últimas batallas contra un cáncer incurable. Lloro, lloro y lloro sin desconsuelo posible. Alfred, el gran guía del Kilimanjaro y buen amigo, me consuela, me abraza, me cobija. Yo me deshago de desazón a pesar de saber que la noticia era inevitable e inminente. Solo me consuela mínimamente saber que pude pasar con él los últimos días en que aún era consciente de la dicha de la vida, de la bienaventuranza que representa ver salir el sol de nuevo cada mañana.

FOTO PAKO CRESTAS

El Kibo se convierte en una funesta montaña gris. El “Fanatik” me ha acompañado en esta, su última ascensión. Cada vez que vuelva a esta mítica cumbre recordaré que su espíritu me acompañó en mi sexto ascenso. Bajo como un autómata. A veces me consuela pensar que ya ha dejado de sufrir, a veces vuelvo a estallar en un llanto infinito. Volveremos a abrir nuevas vías cuando nos encontremos en las montañas de otra vida.

FOTO PAKO CRESTAS

La bajada se efectúa según lo previsto. Llegamos al campo 2 de la ruta Marangu donde, tras tantos días de sol y bonanza, nos envuelve la niebla llorona típica de las partes intermedias de la montaña. Tienen cierta semejanza con los alisios de la Mecaronesia. Cae una lluvia muy fina, a la usanza del famoso txirimiri de Euskalerria. Llega la noche, y con ella caemos todo el equipo de cumbre rendidos por el cansancio, por la larga jornada de ascenso, descenso y tránsito por altura; y yo, personalmente, por la vertiginosa montaña rusa de emociones que me ha resultado esta jornada interminable.

FOTO PAKO CRESTAS

Última jornada en montaña. Disfrutamos del bosque húmedo. Yo voy recomponiéndome de la pérdida irreparable de mi alma gemela. Intento dejar atrás mis sentimientos para cuando sea el momento de volverme a despedir de la persona que era medio yo. El bosque tropical está exuberante. En estos casos es fácil llegar a la conclusión que la vida es un gran Don que nos ha brindado la Madre Naturaleza – aquello que algunos o muchos llaman Dios — y que, a pesar de su rudeza, dureza y crueldad, es el regalo más bello que existe.

FOTO PAKO CRESTAS

Noche en Moshi, disfrutando de las comodidades del hotel, y un retorno en avión accidentado por los retrasos y las escalas excesivas. Noche improvisada de tránsito en el aeropuerto de Addis Abeba. Frio en el interior, frio en el exterior. En la capital de Etiopia el termómetro marca 12ºC y llueve a cántaros, llegamos a Barcelona y un calor sofocante apunta a los 40ºC … hay algo que no va bien y es evidente. Nosotros volveremos al Kilimanjaro a finales de año, a respirar de nuevo el aire más alto del continente africano y contemplar la triste agonía de las últimas nieves del Kilimanjaro.

FOTO PAKO CRESTAS

Crónica de la ascensión realizada en julio del 2022 junto con Angel Ruiz, Iván Iranzo, Javier Lorente¸ Juan Vázquez, Aitana Bautista, Fran Bautista y Ayoze Callero.

FOTO PAKO CRESTAS

¿Quieres viajar con nosotros al Kilimanjaro? Consulta nuestro programa de viajes en el siguiente link: https://www.catalonia-trekking.com/viajes-mon-petit/

Programas para grupos a la carta Kilimanjaro, Kenia, Meru, Safaris Tanzania en el siguiente enlace: https://www.catalonia-trekking.com/vist-trek-planeta-tierra/

FOTO PAKO CRESTAS

Deja un comentario

Archivado bajo 5 MILES, 7 SUMMITS, AFRICA, VOLCANES

PALA SARRAHÈRA – CRESTA DE LA PALA SARRAHÈRA.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banner-blog-pakocrestas-1.jpg
DESCUENTOS ESPECIALES PARA USUARIOS Y VISITANTES DEL BLOG: https://pakocrestas-shopping.com/
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banner-blog-pakocrestas-2.jpg
SOMOS ESPECIALISTAS EN ORGANIZAR VIAJES DE TREKKING Y MONTAÑA PARA GRUPOS POR TODO EL MUNDO: https://www.catalonia-trekking.com/vist-trek-planeta-tierra/
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banner-blog-pakocrestas-3.jpg
¿QUIERES VIAJAR CON PAKO CRESTAS, EL AUTOR DEL BLOG? VISITA NUESTROS PRÓXIMOS DESTINOS EN: https://www.catalonia-trekking.com/viajes-mon-petit/

SIGUENOS EN INSTAGRAM: https://www.instagram.com/pakocrestas/

SIGUENOS EN FACEBOOK: https://www.facebook.com/pakocrestascom/

FOTO PAKO CRESTAS

Introducción: La Pala Sarrahèra pasó a formar parte de las montañas divulgadas, dentro del mundo alpinístico, gracias a las aperturas de nuevas vías glaciares en su pared norte. No en vano el frontal blanco llama la atención desde la carretera que baja de la boca norte del túnel de Vielha hacia la capital aranesa. No es de extrañar, por tanto que, cuando el primer escalador rompió la baraja, indagó la aproximación y abrió la línea central, fueran varias las cordadas que visitasen la zona, ya fuere para repetir la vía o para abrir nuevas alternativas.

Lo que poco me esperaba cuando un buen amigo me hablaba de estas escaladas invernales, es que la Pala Sarrahèra también dispusiese de una cresta, y no una cresta cualquiera, sino una cresta larga y con un tramo comprometido.

PAKO CRESTAS

El citado tramo comprometido es el que rodea a la brecha de la Passada deth Nebot, un impresionante corte que, ya desde lejos, se adivina, como mínimo, trabajoso. Las circunstancias están a la altura de las expectativas, y en este tramo en concreto encontramos largos de cuerda que, en cierto modo, nos pueden recordar tramos de pared.

En conjunto la cresta, por las características que presentaba el día en que la realicé, también puede que se tratase de otra enigmática cresta que, hasta entonces, no había sido recorrida en su totalidad. Prueba de ello eran los rápeles, las únicas instalaciones antiguas que encontramos, alguna de ellas nada útiles para el que recorre la cresta, se trataban de los vestigios de los escaladores de la pared norte, que una vez en el cordal, y tras haber escalado la pared norte, tan solo estaban interesados en bajar a toda costa hasta terreno transitable, para volver caminando al valle de origen.

PAKO CRESTAS

Así pues, estamos ante otro recorrido 100 * 100 genuino, y al divulgarlo destruyo aquello que tanto busco como pirineista: el terreno incognito, el terreno desconocido, el terreno sin divulgación. Las personas, por naturaleza, somos incongruentes, tanto a nivel particular como las grandes masas sociales. Lo cual, en el fondo, nos hace humanos y nos distingue de los animales y las máquinas.

Cumbre principal:  TUC DE SARRAHÈRA, 2.645 metros.

Dificultad: Algo Difícil superior. Pasos de IV y IV+. Bastante III*.

PAKO CRESTAS

Horario: Del TUC DE SARRAHÈRA a la PALA SARRAHÈRA contar de 5 a 6 horas. No obstante la travesía previa de Tuc d’ESTANY RODO, comporta también algún tramo discontinuo de cresta y amplia en 1 h a 1,30 h el recorrido.

Primera ascensión: Sin datos, aunque es muy probable que la travesía que realicé junto con Joaquín Pastor en septiembre del 2006, se tratase de la primera integral de la cresta.

Material útil:  Un buen surtido de friends y vagas largas. Opcionalmente medio juego de tascones.

FOTO PAKO CRESTAS

Cartografía útil:    

  • LA RIBAGORÇA, escala 1:25.000, editorial Alpina.
  • * PICA D’ESTATS – ANETO. Mapa excursionista – carte de randonnées núm. 22, co-edición Institut Cartogràfic de Catalunya – Rando éditions (francés). Escala 1:50.000

Punto de partida: ER ESPITAU DE VIELHA, 1.850 metros. Refugio guardado.

Acceso:  Situado en las proximidades a la boca sur del túnel de Vielha. Accesible en coche.

Aproximación a la cresta: Muy evidente, por el camino marcado (GR 11) que asciende por el VALL DE CONANGLES, en dirección E, con tendencia final NE, en la ascensión de las pendientes que llevan al PORT DE RIUS, 2.344 metros. Punto de partida del cordal. Si no abandonamos las marcas rojas y blancas llegamos al collado sin posible pérdida. Contar 2 horas de marcha.

PAKO CRESTAS

Recorrido: Abandonamos la senda del GR para emprender la subida por las anchas lomas del inicio del cordal, en dirección N.O. No hay senda marcada pero la marcha es evidente, ganando una especie de colina descendemos por el lado opuesto a una horcada adornada de pequeñas lagunas dispersas. CORET DETH LAC REDON, 2.427 m. Marcas de sendero que atraviesan el collado y que nosotros obviaremos al estar interesados en el cordal. Continuamos en dirección N.E. ascendiendo por un lomo herboso que finaliza en un cinturón de piedras de fácil superación. Nos hallamos en una cumbre que en realidad es una cota secundaria, continuamos a pleno cordal pasando por un tramo de piedras fáciles, y coronamos la segunda cota. TUC DETH LAC REDON. (F) Descendemos por la vertiente opuesta para descubrir que el terreno se vuelve más abrupto, presentando un tramo de fuerte inclinación. Bajamos inicialmente en tendencia a la derecha, en el margen del lomo y la semi-pared, para tomar una repisa en diagonal que nos lleva a una especie de brecha. Ascendemos a pleno cordal por una zona rocosa que forma una aleta mineral (II*/II+) que da paso a un sistema de grandes bloques y placas tumbadas (conjunto de II*), las cuales finalizan en un collado herboso.

PAKO CRESTAS

Ante nosotros una antipática pendiente herbosa con un cinturón intermedio de pedregal, que constituye la ascensión de la vertiente sur del PIC DE SARRAERA. 2.645 m. (P.D) Antes de llegar a la cumbre deberemos caminar por un corto tramo de cadena. Vistas magníficas. Hito en la cumbre.

El cordal ahora se orienta hacia el este y no abandona la citada orientación hasta llegar a la cumbre en la cual finaliza la cresta. En realidad el tramo comprendido entre el PIC SARRAHÈRA y LA PALA SARRAHÈRA es el itinerario de cresta propiamente dicho. Primero caminamos por un lomo fácil, apareciendo prontamente unos bloques, también fáciles (máximo II*). Al empezar el declive la cresta gana espectacularidad y dificultad. Bajamos por la vertiente sur de un tramo que semeja el dorso de un dinosaurio, y mediante un destrepe poco difícil pero expuesto (II+) llegamos a una especie de canal intercalada con gradas que desciende por la vertiente sur. En la parte baja de la canal un flanqueo por una fisura de pies (III-) nos lleva a la primera brecha.

PAKO CRESTAS

Escalamos el lado opuesto de la hendidura superando el cordal a plena cresta (II*/II+) para entrar en una zona de bloques rotos (III-) Una repisa oblicua ascendiente y fácil nos devuelve de nuevo al filo del cordal, constituido por bloques. Pasamos por un tramo característico de bloques peinados (III*) que da paso a un destrepe aéreo y espectacular (III*/III+) que nos lleva a una instalación de ráppel con dos pitones que no debemos utilizar. (La citada instalación pertenece a uno de los descensos de las vías de escalada invernales que surcan la pared norte). Nosotros traspasamos la brecha y ascendemos a la repisa situada bajo el centinela situado en frente nuestro (II+). Al otro lado del gendarme encontramos la instalación de ráppel que nos interesa. Se trata de un espectacular ráppel doble de 30 y 20 metros, con una repisa inclinada en la zona intermedia y que concluye en una angosta canal situada en la vertiente norte. Tras recuperar las cuerdas del ráppel deberemos ascender por la canal (II*) hasta la brecha. Nos encontramos en el tramo más bajo del cordal entre cumbres, la denominada PASSADA DETH NEBOT, de 2.497 m.

PAKO CRESTAS

Continuamos la cresta a plena arista (II*/II+) contorneando la siguiente cota por las vertientes herbosas orientadas al sur. Ascendemos una gradas escalonada en diagonal (III*) en busca de una canal herbosa tapizada de bloques (III*/III+) que nos devuelve de nuevo al cordal.  Superamos un pequeño muro desplomado (IV*/IV+), que da paso a un sistema de gradas y pequeños muros (III*/III+/IV-) ascendientes. Flanqueamos la parte alta de un monolito por una repisa (III+) y bajamos mediante un flanqueo hasta una nueva brecha. Al lado opuesto debemos superar un paso con un bloque desplomado pero con muy buena presa de mano (IV*). Seguimos a pleno cordal (III*) y bajamos de nuevo, por una especie de “Z” a una nueva brecha (III+ descompuesto). Al otro lado superamos unas placas inclinadas o slabs de III* y tras un pequeño flanqueo por la derecha (III*) superamos una diagonal de IV- que es el accedo a un muro vertical y mantenido que se supera por unos bloques atléticos (IV*) más allá de los bloques seguimos ascendiendo por una canal (III*) que da paso a un diedro de IV-. Tras el cual la cresta de vuelve horizontal, con un tramo corto de bloques (II*) que da acceso a un fácil y relativamente ancho cordal que se sigue caminando. Un nuevo tramo de bloques horizontales en los alto de la cresta (II*) es el preludio de un corto corte que nos obliga a un diminuto ráppel de 8 metros. Traspasamos una aguja afilada por su parte alta (II+) y seguimos el cordal, evitando tres agujas gemelas por las vertientes orientadas al sur. Flanqueos evidentes por terreno herboso, inclinado y carente de dificultad. Nos encontramos ante un pequeño collado que es la antesala de la última cumbre.

FOTO PAKO CRESTAS

En vez de acometer la escalada por el propio cordal, flanqueamos por la vertiente sur mediante una diagonal ascendiente por gradas de hierba, en busca de una arista semi dibujada que cae de la vertical de la cumbre en plena vertiente sur. La arista tiene pasos de II+/III-, enlaza con una repisa diagonal ascendiente que se orienta a nuestra izquierda, para acceder a una evidente canal (II*) que nos deposita en la misma cumbre. PALA DE SARRAHÈRA, 2.631 m. (A.D.+)

Descenso: Bajaremos de la cumbre destrepando por el mismo lugar por el que hemos ascendido (canal de II* – diagonal y arista semi dibujada). Una vez en las pendientes inclinadas de hierba bajamos por intuición, enlazando las zona herbosas en medio de resaltes rocosos, para llegar a las orillas del gran LAC DE RIUS, lugar en que encontramos el camino marcado con marcas de G.R. Seguimos el mismo hacia el oeste, para ascender y traspasar el suave PORT DEL RIUS, 2.344 m, lugar en que coincidimos con nuestros pasos durante la marcha de aproximación. Contar 2,30 h. desde la cumbre para el retorno al punto de partida.

  1. CORET DETH LAC REDON, 2.427 m
  2. TUC DETH LAC REDON
  3. PIC DE SARRAHÈRA, 2.645 m
  4. Dorso de dinosaurio II+,
  5. Bloques peinados IIIº
  6. Ráppel espectacular (30 m + 20 m)
  7. PASSADA DETH NEBOT
  8. Muro desplomado (IVº – IV+)
  9. Muro vertical y mantenido. Pasos atléticos (IVº)
  10.  PALA DE SARRAHÈRA. 2.631 m

Deja un comentario

Archivado bajo CRESTAS, PIRINEOS