PICO DE ALBA – CRESTA DE ALBA.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banner-blog-pakocrestas-1.jpg
SOMOS ESPECIALISTAS EN ORGANIZAR VIAJES DE TREKKING Y MONTAÑA PARA GRUPOS POR TODO EL MUNDO: https://www.catalonia-trekking.com/vist-trek-planeta-tierra/
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banner-blog-pakocrestas-2.jpg
SOMOS ESPECIALISTAS EN ORGANIZAR VIAJES DE TREKKING Y MONTAÑA PARA GRUPOS POR TODO EL MUNDO: https://www.catalonia-trekking.com/vist-trek-planeta-tierra/
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banner-blog-pakocrestas-3.jpg
¿QUIERES VIAJAR CON PAKO CRESTAS, EL AUTOR DEL BLOG? VISITA NUESTROS PRÓXIMOS DESTINOS EN: https://www.catalonia-trekking.com/viajes-mon-petit/

SIGUENOS EN INSTAGRAM: https://www.instagram.com/pakocrestas/

SIGUENOS EN FACEBOOK: https://www.facebook.com/pakocrestascom/

FOTO PAKO CRESTAS

Introducción: Conocida como la cresta de los quince gendarmes, es una escalada muy clásica en el Pirineo. Forma parte de “la biblia” de Patrice de Bellefon, las 100 mejores ascensiones.

Dentado ejercito de petrificados gendarmes. Nunca he llegado a contar solo quince, a mi me salen más (en la reseña salen diecinueve). La cresta llama la atención dentro de un macizo repleto de crestas, y es que su perfil es especialmente dentado y recortado.

La brecha donde se inicia llama la atención de lo evidente que es. Una verdadera puerta de piedra, visitada por los vientos eternos, que soplan siempre, sin descanso, a través de ella.

FOTO PAKO CRESTAS

Más tarde encontramos dos torres bien diferenciadas, alguna de ella con tramos de escalada que hasta asemejan una pequeña pared de granito. Una reproducción en pequeño de otras grandes murallas del sector.

La parte final, de peor roca, pero no tan difícil, es la que concentra mayor número de cabezas de soldados. Los gendarmes aquí, casi, se atropellan, como si estuviesen haciendo cola para entrar en la cumbre.

La aproximación se puede hacer desde Cregüeña y desde los lagos de Alba. Con total seguridad, la primera es la más practicada, pero yo he recomendado la segunda por dos motivos: evitar que la jornada previa a la escalada sea cansina (la subida al Lago de Cregüeña es muy larga, y más larga se nos hace si vamos cargados), y la segunda razón es por el descenso, que también es más cómodo por la vertiente que da a los lagos de Alba.

FOTO PAKO CRESTAS

No obstante, al ir por el valle de Alba, también nos perdemos un buen aliciente, que es dormir en el famoso vivac natural del lago de Cregüeña, a las orillas del mismo, bajo el resguardo de un refugio natural con paredes de piedras amontonadas, construidas bajo el cobijo de una gran piedra. No nos lamentemos, la solución es bien simple. Ya volveremos a Cregüeña con otra escusa: la sur de la Maladeta? El corredor Arlaud al Maldito? O quizás pretensiones menores: simple y llanamente, disfrutar de la noche a orillas de lago natural más grande de los Pirineos.

Cumbre principal: PICO DE ALBA, 3.118 metros.

Dificultad: Difícil inferior. Algún paso de IVº y IV+.

Horario: De 6 a 7 horas.

Primera ascensión: J. Arlaud, A. Barrué y J. Escudier, el 30 de julio de 1930.

Material útil: Juego de friends y juego de tascones.

FOTO PAKO CRESTAS

Cartografía útil: * BENASQUE – BALL DE BENÀS – PARQUE POSETS – MALADETA . Escala 1:40.000, Editorial Pirineo.

* ANETO – MALADETA. Escala 1:25.000, Editorial Alpina.

* ANETO –POSETS – Carta 23 de la co-edición ICC – Rando éditions. Escala 1:50.000.

Punto de partida: LAGOS DE ALBA. El inferior está a 2.255 metros. Posibilidad de acampar en sus inmediaciones.

Acceso: Desde BENASQUE tomar la carretera inconclusa hacia Francia, para llegar a los BAÑOS DE BENASQUE, lugar en que dejamos el vehículo. Tomar el camino que recorre in ladera boscosa, para adentrarnos en la CANAL DE TURONET, que nos permite adentrarnos en el Valle de Alba. Mientras subimos vamos bordeando las estribaciones de la Tuca del Campamento, para llegar al LAGO INFERIOR DE ALBA. 2.255 metros. 1,30 horas de marcha de aproximación.

FOTO PAKO CRESTAS

Aproximación a la cresta: Desde los LAGOS DE ALBA, se gana altura por canales pedregosas, y luego se flanquea hacia el sur en busca de la llamativa brecha de alba. Aproximación evidente. Inicio de la cresta en LA BRECHA DE ALBA. 2.660 metros. Calcular 1,15 horas para la aproximación.

Recorrido:   El primer resalte (una de las dos torretas que configuran la peculiar forma de la brecha), se flanquea por la vertiente de Alba (este). Encontramos una pequeña placa lisa en forma de escalón. Subimos a la cumbre del modesto GENDARME 19. El obstáculo es de II+, se sigue la arista en la que se escala una fisura de IIIº, para seguir por terreno fácil hasta el pie de la muralla de la primera gran torre. Subimos en zigzag por placas y repisas (III-) hasta llegar a una fisura vertical (IV-) que concluye en una breve travesía a la izquierda de dos metros. El trozo de cresta que sigue es aéreo pero fácil, para bajar a una brecha donde nos barrará el paso otra espectacular torre.

FOTO PAKO CRESTAS

La escalada de esta torre se aborda por la izquierda. No debemos hacer caso de unos cintajos de cuerda situados en medio de la pared, que a todas luces son señales de “embarques”. Llegamos a una brecha y subimos unas placas escalonadas hasta una repisa (II+). El paso siguiente es corto pero difícil: consiste en superar dos fisuras paralelas (V-), — pitón –, las cuales dan acceso a las terrazas de la cara norte de la torre, donde encontramos otro pitón emplazado, este de color blanco. Sigue un diedro de 10 metros, en principio tumbado y liso, para ganar luego verticalidad y agarres (III+). Unas placas fáciles nos permiten acceder de nuevo a la arista aérea. Cumbre del GENDARME 18. Pasamos por enfrente de un vivac. Tras un breve paraje horizontal encontramos un nuevo ascenso por placas y bloques (III-). Cabalgamos por la erguida arista hasta encontrar un pequeño collado con una bajada en destrepe de placas tumbadas (III-), al que sigue un breve flanqueo por una semi dibujada  repisa, también en la vertiente norte (II+). De la cornisa escapamos hacia arriba mediante un tramo de 4 metros y IIIº- Luego seguimos en diagonal por terreno fácil. Avanzamos a pleno cordal, por grandes bloques desmenuzados, hasta una nueva brecha con un destrepe previo de IIº, más fácil de lo que a primera vista aparenta. Escalamos el torreón contiguo por roca dudosa (III+). Del centinela se baja mediante un destrepe tumbado de III-.

FOTO PAKO CRESTAS

Llegamos a un  collado desde el cual bajamos unos diez metros por una canal pedregosa orientada hacia el valle de Cregüeña, hasta situarnos a la altura de una cornisa, por la cual volvemos a subir. Cuando se acaba la vira seguimos escalando, buscando el itinerario más evidente, por la cara sur del gendarme (III+ y pasos de IVº explosivos). A medida que ganamos metros las dificultades decrecen hasta la cumbre del GENDARME 17. Nos espera, a continuación, un rosario de gendarmes más modestos, pero todos ellos con carácter propio y bastante altivo. Para enlazarlos seguiremos el camino que dibuja la arista, cada vez más accidentada y aérea. Avanzamos por el filo de la cresta y escalamos un pequeño gendarme (IIº), GENDARME 16. En cambio el GENDARME 15, lo podemos flanquear por la derecha (IIº) o bien escalarlo directamente por la izquierda (IIº). Desgrimpamos sin problemas por una placa (IIº) cruzada por relieves herbosos, hasta el fondo de un pequeño corte para pisar después, grimpando entre enormes bloques, la cumbre de un nuevo gendarme, GENDARME 14. Bajamos a la siguiente brecha por una palca muy aérea (IIº-IIIº) y atacamos el GENDARME 13. Este gendarme es de perfil más recortado que los anteriores y debemos escalarlo decantándonos ligeramente hacia la derecha por una sucesión de bloques que nos conducen a un diedro, que desemboca en la cumbre mediante unos pasos muy aéreos (IIIº). El siguiente gendarme se levanta ante nosotros. De líneas agudas, no sorprende por su aspecto cortante. Bajamos a un corte más mancado que los anteriores y flanqueamos por la derecha, resiguiendo primero una placa aérea pero fácil y luego una repisa herbosa (Iº-IIº) hasta un pequeña brecha colgada al sur del siguiente centinela. Vamos a buscar de nuevo la arista y, al cabo de pocos metros, se vuelve horizontal, peor muy aérea, obligándonos a cruzar un paso a caballo (IIº-IIIº) antes de llegar a la cumbre del GENDARME 12.

FOTO PAKO CRESTAS

La bajada es vertical pero fácil y nos lleva a una nueva brecha desde donde ascendemos a la cumbre del GENDARME 11, por la izquierda y entre grandes bloques (IIº-IIIº). Flanqueamos una pequeña torre fisurada, GENDARME 10, por la izquierda, por un diedro. Continuamos a plena cresta, llena de bloques y pasos aéreos un tanto expuestos (IIº-IIIº), para alcanzar el GENDARME 9. Flanqueamos desgrimpando por la izquierda (IIº-IIIº) hasta la base de un imponente gendarme. No en vano se le llama “la gran torre” y en ella nos encontramos los pasos más difíciles de toda la cresta. Existe la posibilidad de bajar del G9 mediante un rápel de 15 metros, lo que nos evita hacer la desgrimpada). En el collado nos sorprende ver dos spits. Desde la reunión subimos flanqueando por terreno fácil (IIº-IIIº) hasta entrar en una primera chimenea por la cual subiremos hasta que la misma muere (III+) y saltamos a la chimenea de al lado (el cambio de chimeneas es un paso espectacular). Esta nueva chimenea se trata de una chimenea – diedro vertical, de paredes lisas y con algún pitón emplazado en la parte superior. Subimos por ella con pasos explosivos y atléticos, por unas lastras que se mueven (IV+) y salimos por la izquierda en busca de un visible gendarme. Largo de cuerda de 30 metros. Reunión. Subimos por una placa que tiene un pitón en el centro. La placa está llena de buenos agarres, pero la roca es mediocre (III+), hasta la cumbre del GENDARME 8.

Destrepamos por la izquierda, por un tramo aéreo y fácil (IIº) y nos encontramos una gran losa que hay que cruzar para llegar al pie del siguiente gendarme. Atacamos el mismo ligeramente por la derecha y luego seguimos por la arista, de nuevo superando pasos atléticos y aéreos (III+), sobre una roca que nos requiere atención. Avanzamos suspendidos sobre el hilo de la cresta, que se yergue, sin llegar a complicarse en exceso, antes del GENDARME 7. (IIº-IIIº), seguimos cresteando sin más hasta la cumbre del GENDARME 6 (IIº-IIIº). Continuamos por el filo, haciendo flanqueos aéreos por roca mediocre (IIº-IIIº), buscando siempre el mejor paso, hasta llegar a un nuevo gendarme poco aparente GENDARME 5. Sin más complicaciones que una destrepada por grandes bloques (IIº-IIIº) y algún que otro relieve herboso, ganamos la cumbre del GENDARME 4.

FOTO PAKO CRESTAS

Bajamos por la derecha, por un diedro (IIIº), con numerosos relieves y un tanto tumbado. (Posible rápel de 15 metros por la vertiente opuesta). A continuación realizamos un flanqueo a la izquierda por unas placas muy expuestas (IIIº) para salir a un collado. Flanqueamos el siguiente gendarme, GENDARME 3, por terreno fácil (o bien lo escalamos directamente por una arista que cada vez se hace más ancha). Nos situamos a la base de la pirámide somital del Pico de Alba, pero debido a que sus contrafuertes resultan demasiado verticales para escalarlos directamente, iremos a la búsqueda de una canal ancha, bastante inclinada y con piedra suelta. Subimos a la izquierda de la canal, sin más problemas que la incomodidad del propio terreno, hasta que podemos volver de nuevo a la arista. Continuamos a plena cresta, avanzando por grandes bloques (IIº). La arista presenta roca rota y descompuesta, lo que nos obliga a trazar de tanto en tanto un flanqueo por la cara de la izquierda, para retornar más tarde al hilo de la cresta. Llegamos al primer tres mil de la jornada, el GENDARME 2, que como está por encima de la línea mágica, tiene nombre. EL GENDARME DE ALBA. Hito en la parte superior. Seguimos por la arista de grandes bloques, cada vez más ancha y fácil (IIº), hasta coronar, por fin, el PICO DE ALBA. 3.110 metros.

Descenso: Bajamos unos metros por el lomo, para tomar los pedregales que descienden directamente al valle de Alba, abandonando prestamente la arista a la altura de una horcada (2.936 metros). Descenso largo y monótono hasta los IBONES DE ALBA. Calcular 3 horas largas para el regreso al vehículo.

PICO DE ALBA – CRESTA DE ALBA
  1. LAGOS DE ALBA, 2.255 m
  2. BRECHA DE ALBA, 2.660 m
  3. Fisura vertical – torre espectacular IV-
  4. Dos fisuras paralelas V-
  5. Gendarme 17. Pasos explosivos de IVº
  6. Ràppel de 15 m
  7. Lastras que se mueven IV+
  8. GENDARME DE ALBA
  9. PICO DE ALBA, 3.110 m

======

Autor PAKO CRESTAS. No se permite la reproducción total o parcial del presente reportaje sin el consentimiento expreso y escrito del autor.

Deja un comentario

Archivado bajo CRESTAS, PIRINEOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s