CRESTA DEL SERRAT DEL POLL.

SOMOS ESPECIALISTAS EN ORGANIZAR VIAJES DE TREKKING Y MONTAÑA PARA GRUPOS POR TODO EL MUNDO: https://www.catalonia-trekking.com/vist-trek-planeta-tierra/
SOMOS ESPECIALISTAS EN ORGANIZAR VIAJES DE TREKKING Y MONTAÑA PARA GRUPOS POR TODO EL MUNDO: https://www.catalonia-trekking.com/vist-trek-planeta-tierra/
¿QUIERES VIAJAR CON PAKO CRESTAS, EL AUTOR DEL BLOG? VISITA NUESTROS PRÓXIMOS DESTINOS EN: https://www.catalonia-trekking.com/viajes-mon-petit/

SIGUENOS EN INSTAGRAM: https://www.instagram.com/pakocrestas/

SIGUENOS EN FACEBOOK: https://www.facebook.com/pakocrestascom/

FOTO PAKO CRESTAS

Introducción: itinerario que tiene más de arista que de cresta, rompiendo descaradamente con la tónica de las crestas del libro precedente y, en gran parte, con las crestas de este segundo libro. No obstante, tras no pocas dudas, me decidí a incluir este periplo dentro de la colección por varios motivos, siendo la diversidad el más importante. Hay un dicho que dice “a gustos, colores”, o lo que también se podría considerar como que “hay que todo en la viña del señor”; por lo que, incluyendo el Serrat de Poll dentro de la gran selección de crestas pirenaicas y pre pirenaicas, estamos contribuyendo a dar un color más de color al mosaico.

Quizás lo mejor de la cresta – espolón sea el emplazamiento: todo un remanso de paz y tranquilidad a las orillas de las verdes estribaciones del embalse de Camarasa. Lugar de sosiego para el invierno, de roca apacible, siempre y cuando el viento no nos juegue una mala pasada.

Al inicio de la primavera, toda la vertiente en sí, es un estallido de naturaleza. Brota por doquier la vida, las flores, los olores. Mil y un insectos trazan  caóticos vuelos. Los hay de todo tipo: en barrena, kamikazes, estáticos, insistentes. Estamos en su hogar y ¡qué extraño que se nos hace!, a un cresterista de las altas cumbres, verse contantemente molestado por el zumbido de los diminutos voladores más variopintos. En otoño el aire es tan limpio, estático y los colores tan tenues, que parece que hayamos pasado a formar parte del cuadro de un pintor melancólico. En verano, mejor ni acercarse. Las temperaturas, a pleno día, son tan tórridas, que hacen la escalada más que desagradable, imposible. No obstante, no deja de ser una buena alternativa para la tarde veraniega.

FOTO PAKO CRESTAS

Advertir que este es un itinerario para escaladores, y que el montañero que gusta transitar crestas de pasos cortos y aislados y no está acostumbrado a largos enteros de escalada, se verá completamente desplazado. Los pasos de placa son bastante obligados, sobretodo en el segundo largo, y los seguros justos, lo cual se traduce de la siguiente manera: más que suficiente para el que tenga el grado asumido; una invitación al sufrimiento para el que no valla sobrado, tanto de técnica como de psique.

Dificultad: Difícil inferior. Si bien no hay pasos de más de IV+, las dificultades alrededor del IV* son mantenidas durante metros.

Horario: 2,30 a 3,00 horas.

Primera ascensión: sin datos

FOTO PAKO CRESTAS

Material útil: Friends variados (los grandes también son bien útiles para el quinto largo), cintas exprés, aros para sabinas y algún tascón.

Cartografía útil:              Mapa comarcal de Catalunya, editado por el Institut de Cartografía de Catalunya. Carta de LA NOGUERA (carta núm. 23), escala 1:50.000.

Punto de partida:  Final de la pista de la FONT DEL ROTLLE, accesible en coche desde el pueblo de ALOS DE BALAGUER.

Acceso: Desde ARTESA DE SEGRE, tomamos el desvio que nos lleva a ALOS DE BALAGUER, saliendo del pueblo, la misma carretera se convierte en pista, y siempre hacia el oeste, nos lleva por el fondo del valle a orillas del Lago.

FOTO PAKO CRESTAS

Aproximación a la cresta: Nula, o casi nula. Desde el aparcamiento seguir la pista en dirección oeste y que pasa por el mismo pie de la pared que da acceso a la cresta. Encontraremos una redonda con una flecha, de color blanco, dibujado en la pared, indicando el inicio de la ruta. Parabolt visible. Aproximación de 2 minutos.

Recorrido: Los dos primeros largos son de escalada auténtica de pared, que nada tienen que ver con una cresta. Ambos discurren por placas. La primera, por desgracia, está bastante sucia, si bien los agarres son buenos y la roca compacta. En realidad la escalada no es tan desagradable como podríamos sospechar a primera vista. Placa mantenida con varios pasos de IVº y 45 metros de recorrido que concluye en un jardincillo. Atención a las piedras sueltas y gravilla que podemos hacer rodar al salir a la zona de tránsito. Reunión en un árbol. Cruzar caminando el jardincillo durante unos 15 metros hasta situarnos debajo del segundo paño de pared. Este también discurre por placa, con un corto diedro intermedio y una zona más fina en la parte superior. Conjunto de IV+. Seguros alejados, sobretodo en la parte alta, donde pocas son las posibilidades de reforzar los seguros fijos de la vía. Por suerte la roca es buena (si bien siempre tendremos que vigilar en algún tramo en concreto), y ya nos hemos olvidado de la suciedad que impregnaba el primer largo. Salida a un nuevo jardín colgante. Reunión en un árbol que tiene un cable. 45 metros de cuerda.

FOTO PAKO CRESTAS

Seguir la repisa hacia la izquierda, caminando por repisas pedregosas llenas de vegetación, hasta situarnos bajo el resalte que da acceso a la cresta. Se trata de un pequeño muro que delimita el redondeado margen de la arista. El murito (III+) tiene una cicatriz característica sobre la cual encontramos una reunión (puente de roca y spit). R3, 30 m. Justo en este punto alcanzamos el verdadero filo de la cresta. Seguimos la misma, muy afilada pero fácil (II+) hasta situarnos en una especie de collado bajo el vertical y característico diedro, que representa la parte más vertical de la arista. El siguiente largo, que es el quinto, es bien evidente por donde discurre: por el diedro que ralla el propio espolón que delimita la arista. No obstante en la parte baja tomaremos la prevención de bajar un par de metros por la vertiente sur y situarnos al pie estricto del diedro para empezarlo a escalar, y evitar así el flanqueo directo desde el espolón, que obliga a utilizar una lastra de dudable consistencia. El diedro el mantenido de IV+ en la parte baja, buena roca, un par de pitones distanciados, buenas posibilidades de emplazar seguros, y muy vertical. En la parte alta, donde las dificultades decrecen, el diedro va estrechándose hasta fundirse con la arista. La parte alta, menos difícil, (IVº), tiene un patio considerable. Muy espectacular. R5 en lo alto de la arista. Spit y puente de roca. Este largo tiene 45 metros.

El tramo que falta hasta la cumbre es más fácil y seria el que más se asemeja a la cresta típica de baja montaña. Seguir por una repisa situada a la derecha de la arista, la cual se hace casi caminando (Iº/IIº). Tras 50 metros nos situamos bajo un corto murito que superaremos (IVº). En el margen derecho del muro podemos localizar un curioso hueco en la propia pared. Tras el murito encontramos un tramo de arista afilada (IIº) que concluye en una repisa. R7 con un spit. 40 metros de cuerda. Debemos destrepar hasta una brecha cercana, bajando un resalte orientado al norte, por un terreno delicado. Se trata de un destrepe por piedra apilotonada que da la sensación de estar muy suelta. Atención. IV-, llegada a la brecha tras 15 metros. R7 con 2 spits. Seguir una repisa ligeramente ascendiente por la vertiente sur, y tras superar un escalón (IIº), superamos un murito de IVº que nos lleva de nuevo al filo de la cresta. Seguir un breve tramo de arista aérea (IIº) hasta la propia cumbre. R8 en las proximidades del punto más alto.

FOTO PAKO CRESTAS

Descenso: Destrepamos unos cuantos metros en dirección N.O. (trazo marcado), hasta que el terreno se vuelve bastante vertical. Es el momento de hacer un largo rápel de 50 metros desde un árbol (cintas). El rápel nos deposita en una canal amplia de piedra suelta. Bajada antipática hasta llegar al camino situado a pie de pared, tomamos la pasarela que vemos a nuestra izquierda y pronto caminaremos por el breva tramo de pista que ha servido de “micro-marcha” de aproximación. Contar 45 minutos para el descenso, con las maniobras de rápel incluidas.


1.     placa mantenida de IVº
2.     jardincillo
3.     Placa IV+
4.     Murito con cicatriz, III+
5.     Diedro mantenido – espolón vertical IV+
6.     Brecha – destrepe piedra apilotonada
7.     Cumbre SERRAT DEL POLL

Autor PAKO CRESTAS. No se permite la reproducción total o parcial del presente reportaje sin el consentimiento expreso y escrito del autor.

Deja un comentario

Archivado bajo CRESTAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s