CANIGÓ – CRESTA DE GASAMIR

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banner-blog-pakocrestas-1.jpg
SOMOS ESPECIALISTAS EN ORGANIZAR VIAJES DE TREKKING Y MONTAÑA PARA GRUPOS POR TODO EL MUNDO: https://www.catalonia-trekking.com/vist-trek-planeta-tierra/
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banner-blog-pakocrestas-2.jpg
SOMOS ESPECIALISTAS EN ORGANIZAR VIAJES DE TREKKING Y MONTAÑA PARA GRUPOS POR TODO EL MUNDO: https://www.catalonia-trekking.com/vist-trek-planeta-tierra/
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banner-blog-pakocrestas-3.jpg
¿QUIERES VIAJAR CON PAKO CRESTAS, EL AUTOR DEL BLOG? VISITA NUESTROS PRÓXIMOS DESTINOS EN: https://www.catalonia-trekking.com/viajes-mon-petit/

SIGUENOS EN INSTAGRAM: https://www.instagram.com/pakocrestas/

SIGUENOS EN FACEBOOK: https://www.facebook.com/pakocrestascom/

FOTO PAKO CRESTAS

Introducción: El Canigó es la primera gran cumbre del Pirineo que encontramos al observar la cordillera por su vertiente oriental. Sin previo aviso, y con cumbres que apenas sobrepasan los 1.300 metros de altura como teloneros del rey, aparece este gran macizo de inmensas proporciones y estrechos valles labrados por ríos primitivos. De golpe se alza la atalaya a más de 2.700 metros sobre el nivel del mar. Es la proa; el primer bastión de la alta montaña que recibe los vientos cálidos y húmedos del mar mediterráneo.

La proximidad del mar confiere al macizo un carácter especial. Desde la cumbre podremos divisar el sol que surge sobre la línia azúl metálico de las aguas; en unos amaneceres bíblicos en los que toda descripción será incompleta, puesto que la imaginación del hombre se queda huérfano de palabras ante tal espectáculo de la naturaleza.

FOTO PAKO CRESTAS

El Canigó fue considerado por los griegos, romanos y bizantinos, la cumbre más alta de los montes Pyrene. No en vano es la gran atalaya que se divisa desde el interior del mare nostrum. Sobre las espumosas olas del oscuro pombo surgía una cumbre nevada, tal como se de una nube estática y brillante se tratase. Los marineros entonces mostraban su alegría. La travesía por las siempre imprevisibles aguas del mediterráneo tocaba a su fin.

También estamos ante una montaña rica en leyendas. Corrían los días del siglo VI cuando las hadas eran las amas y señoras de la montaña. Con la ayuda de un dragón mantenían atemorizados a los pastores y a los habitantes del lugar. Barraban el paso de los nativos con artimañas como tormentas, rayos, impenetrables nieblas y negras nubes. Fue entonces cuando Sant Guillem, afrontando el temor popular, ascendió al Estanyol de Comalada, morada de las hadas, y se enfrentó al dragón. Con ayuda de la providencia divina, en forma de un ángel, pudo reducir a la bestia alada que no paraba de escupir fuego por la boca y consiguió enterrar el mismo bajo las nieves perpetuas del diminuto glaciar de Barbet. No obstante, se comenta que el dragón no ha muerto, sino que vive en un cautiverio eterno bajo los hielos. Por tal motivo aún es posible oírle bramar en los días de tormenta si estamos cerca de la impresionante cabecera glaciar de Barbet. Sant Guillem consiguió se las hadas huyesen a otros lugares, como Carançà y Madres. Vivió el resto de su vida en las alturas, vigilando la permanencia de la paz que había conseguido imponer en la montaña. Comía langostas y raíces. Los rebecos le ofrecían la leche de las hembras.

FOTO PAKO CRESTAS

Mas creíble, pero igualmente fantástica, fue la primera ascensión documentada de la montaña, considerada como una de las primeras narraciones de la historia del alpinismo. Según nos cuenta una crónica del año 1.285, autoría de Salimbene, el rey de la corona de Catalunya y Aragón, Pere III el Gran, subió a la cumbre, — que entonces aún se consideraba la más alta de la cordillera —, para  contemplar los dominios de su reino. Dos caballeros le acompañaban, pero sus fuerzas desfallecieron a medio camino y el rey, armado de valor, prosiguió solo hasta la cumbre. Desde la misma lanzó piedras a un lago cercano (?) y un dragón, de fétido aliento, salió de las frías aguas oscureciendo el cielo con sus inmensas alas. Debe considerarse que si los acompañantes del rey no llegaron a la cumbre debe ser porque irían armados con las pesadas indumentarias metálicas de la época, y la posible visión de los lagos cercanos y del maloliente dragón, debería ser producto de una insolación mal curada a base de generoso vino.

El Canigó también es una montaña que ha inspirado a grandes poetas, como Mossen Cinto Verdaguer, y que representa todo un símbolo viviente para el pueblo catalán, que se vuelca a las montañas más enigmáticas de su tierra para refrendar su identidad. Es famosa la llamada “flama de la llengua catalana”. Una antorcha que, mediante relevos realizados por multitud de voluntarios, se transporta cada año desde el Santuario de Montserrat hasta la misma cumbre del Canigó, donde llega cada año durante la vigilia de la noche de Sant Joan.

FOTO PAKO CRESTAS

El Canigó también a sido tema de polémica política entre Francia y España, por la cuestión de que se insertó su imagen, junto con la del poeta Verdaguer, en los billetes de 500 pesetas, que antaño circulaban por España. Francia consideró que no procedía utilizar una imagen del que consideraban su territorio en los billetes monetarios del país vecino. La polémica no llegó a más, y el gobierno español, bajo la dictadura de Franco, no accedió a retirar los billetes de la discordia.

Sea como sea, el Canigó es, hoy en día, una montaña muy visitada durante la época de bonanza. En primavera, gracias a los diferentes microclimas que genera el cambio de altura entre las cumbres y los valles, es posible comer cerezas después de haber estado durante horas transitando por paisajes altamente cargados de nieve.

En una montaña tan emblemática no podía faltar una cresta que llegase a la cumbre. El cordal de Gasamir nos transmitirá toda la magia del entorno. Es un verdadero paseo sin grandes pretensiones a caballo de los altos valles del Conflent y el Vallespir. Su dorso, que quizás sea el de un inmenso dragón petrificado, nos conduce a esta cumbre, estigma de un pueblo para cuyos habitantes no luchar es como no vivir.

FOTO PAKO CRESTAS

Cumbre principal: PICA DEL CANIGÓ. 2.784 m.

Dificultad: Algo Difícil inferior.

Horario: 1 h 30 a 2 h para el tramo del Pic Gasamir al Canigó y 1 h a 1,30 h para el tramo del Canigó al Pic Barbet.

Primera ascensión: Sin datos.

Material útil: Eventualmente cordino y tascones.

FOTO PAKO CRESTAS

Cartografía útil:

  • PUIGMAL – COSTABONA – VOLCANS DE LA GARROTXA, escala 1:50.000. Mapa excursionista – carte de rendonnées núm. 20 de la coedición realizada entre el Institut cartogràfic de Catalunya y Rando Editions.
  • CANIGOU – escala 1:25.000 – carta 2349 ET – TOP 25 IGN francés
  • CANIGOU – escala 1:50.000 – carte de randonneés núm. 10 – IGN francés.

Punto de partida: REFUGIO PASTORAL DE MERIALLES. 1.718 metros. Libre. Buenas condiciones aunque casi siempre está lleno durante los meses de verano. Posibilidad de acampar si problemas en los prados que rodean el párking.

FOTO PAKO CRESTAS

Acceso: Pista en buen estado accesible por los pueblos de Prades y Vernet-les-Bains. La pista, bien indicada, asciende al Coll de Jou y tiene una barrera justo en las inmediaciones del refugio.

Aproximación a la cresta: Coincidimos con la ascensión a la vía normal del Canigó desde Merialles, por lo que el camino está bien marcado con marcas amarillas y, esporádicamente, alguna de roja.

Encontramos el cartel indicativo al principio del camino que toma orientación sur teniendo el cordal del Pla Guillem como telón de fondo. Pronto cruzamos por un puente el rio de la Llipodera para orientarnos hacia el E.-N.E., en medio de un frondoso bosque de altas coníferas. Traspasamos el COLL VERD, 1.868 m, (0,50 h), lugar en que empieza a modificarse la vegetación.

FOTO PAKO CRESTAS

Hacia los 1.970 m. cruzamos el río del Cadí, en un lugar donde las aguas de bifurcan. Caudal lleno en época de deshielo y ausencia de puente. Una vez situados al otro lado de las aguas, el sendero traza atrevidas curvas entre ginesta y redodendros. Encontramos una bifurcación de caminos. Nosotros tomaremos el de la derecha. Señal indicadora (el ramal izquierdo conduce al Coll Segalés). Pasamos por delante del ABRIC D’ARAGÓ, 2.130 m. (1,15 h) (Cabaña pequeña pero muy acogedora, libre, buen lugar para pernoctar, 4 plazas). Siguiendo la senda pronto llegamos a los PLANS DEL CADI, 2.204 m. Lugar en que se nos abre el paisaje y se descubre la alta montaña del circo dels Gorgs del Cadí.

En este lugar abandonamos la senda para remontar la solana de Gasamir. Una monótona y larga vertiente orientada al sur. En un principio el campo a recorrer asemeja el cauce seco de un rio. Ascendemos por escalones de hierba y ginesta que poco a poco desaparecen para dar paso al pedregal. La arista se dibuja a pocos metros de la cumbre del PIC GASAMIR DE DALT, 2.721 m. F. (2,30 h).

FOTO PAKO CRESTAS

Recorrido: Cresta bonita, corta, aérea, con pasos espectaculares y atléticos.

Comienza la cresta con una arista rocosa de fácil progresión (II*). Pasamos por un paso de descenso donde un bloque forma un tubo – agujero. (III -). Suceden unas torretas aéreas, formando un bonito tramo de arista horizontal. (II +). Llegamos más tarde a unos gendarmes problemáticos. El segundo de ellos presenta un flanqueo por el lado derecho muy espectacular (III +). Roca excelente. Luego, siguiendo una travesía en diagonal ascendente, llegamos a una instalación de ráppel no necesaria. Descendemos por una arista que forma un filo (III *) hasta una cercana brecha. La traspasamos y escalamos un diedro inclinado (III -).

FOTO PAKO CRESTAS

A partir de este momento el cordal se vuelve más ancho. No obstante la arista continua siendo aérea y está  formada por bloques, alguno de ellos de dudoso equilibrio (II* – II +). Encontramos un resalte vertical que superaremos por un chimenea abierta (III -). Continua un  tramo de arista hasta un nuevo resalte vertical. Buscamos por la vertiente N.O. una sucesión de bloques que permiten una escalada franca y segura (III -). Las dificultades decrecen y pronto llegamos al PIC DEL CANIGÓ, 2.784 m (A.D -).

El segundo tramo de la cresta, completamente opcional, nos lleva al Pic Barbet. Desde la cumbre del Canigó descendemos por la famosa “Xemeneia”, una canal rocosa e inclinada con pasos fáciles por donde discurre la vía normal, y una vez a la altura del collado intermedio, realizamos una travesía horizontal que nos conduce a la BRETXA DUBIER, 2.696 m. F. (abierta de manera artificial a base de fuertes explosiones con  dinamita). En este punto tiene su inicio la arista N. del Pic Barbet, que cabalga sobre las paredes de dicha cima con el curioso glaciar del Canigó a sus pies.

FOTO PAKO CRESTAS

Primero vadeamos un monolito suspendido cuya forma lo hace muy visible y característico, el cual está apartado del cordal. Ascendemos la cota donde concluye el  pilar S.E., que es un aguja con fácil trepada (II -). Viene un tramo aéreo y un tanto vertical que representa el paso clave de esta sección de cresta. (III *) 25 metros de escalada sobre roca regular a buena, con un atractivo pasaje cuyas presas de mármol tienen el tamaño de manzanas. Queda tan solo una breve placa de II + como último resalte, antes de llegar a la fácil arista que culmina en el PIC BARBET. P.D +.

FOTO PAKO CRESTAS

Descenso: Si concluimos la cresta en el Canigó, descenderemos por la canal de la “Xemeneia” , que desciende por la vertiente S.O. trazando una diagonal entre esbeltos gendarmes. Excesivamente marcada con pintura. Bajo la Xemeneia se abre la Coma dels Gorgs del Cadí, en la parte baja de la misma coincidiremos con el camino realizado durante la marcha de aproximación.

Si descendemos desde el Pic Barbet, seguimos el cordal hacia el sur hasta la ancha y cómoda PORTELLA DE VALLAMANYA, 2.590 m. y desde aquí, por camino marcado, descendemos hacia el oeste a la Coma dels Gorgs de Cadí. Ambos descensos, muy fáciles, nos conducirán al lugar de partida en unas 2 h 30 min a 3 h de marcha.

  1. PIC GASAMIR, 2.721 m.
  2. Arista IIº
  3. bloque tubo agujero III-
  4. Tres gerdarmes probláticos III+
  5. Diedro inclinado III-
  6. Tramo arista IIº
  7. resalte vertical IIIº
  8. sucesión de bloquesn III-
  9. PICA DEL CANIGÓ – 2.784 m.

======

Autor PAKO CRESTAS. No se permite la reproducción total o parcial del presente reportaje sin el consentimiento expreso y escrito del autor.

Deja un comentario

Archivado bajo CRESTAS, PIRINEOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s